Telefónica vende O2 para reducir su deuda

Escrito por Carlos González
Operadores

El gigante español dedicado a las telecomunicaciones, Telefónica, está ultimando la negociación por la venta de su filial O2 en el Reino Unido por, aproximadamente, 13.500 millones de euros. Como anunciamos hace algunos días, Hutchison Whampoa será la compañía que adquiera la propiedad de O2, y como ha explicado Telefónica, la cantidad total será desglosada en dos veces.

La compañía ya ha emitido un comunicado oficial notificando la venta de su filial en el Reino Unido y ha informado también a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. En este anuncio a la Comisión, Telefónica ha explicado que la cantidad total, que asciende hasta aproximadamente 13.500 millones de euros, será desglosada en un pago inicial de 12.200 millones de euros y un pago aplazado adicional de 1.300 millones de euros. El primer pago, no obstante, anuncian que será satisfecho en la fecha de cierre de la transacción, que se espera se produzca a lo largo del día de hoy.

apertura-o2-telefonica

Señala Telefónica que esta operación queda enmarcada en la profunda transformación estratégica que se está llevando a cabo. Una transformación que, explican, persigue acelerar el crecimiento sostenible a largo plazo y consolidar a Telefónica como Telco Digital Líder. En cuanto a sus accionistas, les garantizan que esta operación supondrá la oferta de una atractiva política de remuneración. Pero no es esta la única operación que Telefónica ha considerado para reducir su deuda, sino que también habrían barajado dar entrada al fondo soberano de Qatar.

La operación, no obstante, se truncó por el desacuerdo del fondo qatarí en cuanto a los términos ofrecidos por Telefónica, que no habrían complacido las exigencias del fondo soberano de Qatar.  Mientras se esperaba el cierre definitivo de la compra de la filial O2 por parte de Hutchison Whampoa, Telefónica habría estado planteándose volver a abrirse a la ampliación de capital para reducir los 45.000 millones de euros de deuda neta que, no obstante, finalmente será reducida con la venta aplazada de la filial O2.

Fuente > CNMV, Bloomberg