El uso de la tecnología en la educación, ¿qué opinan los padres españoles?

La compañía coreana Samsung ha llevado a cabo un estudio en nuestro país para conocer de primera mano qué opinión tienen los padres acerca del uso y la implantación de las nuevas tecnologías en los centros educativos españoles. Casi la totalidad de los encuestados está a favor de la «mochila digital».

Samsung ha hecho públicos hoy en Madrid los resultados de un estudio en el que se ha realizado una encuesta a padres de alumnos de entre 6 y 18 años, para conocer cuál es su opinión sobre el empleo de la tecnología como una herramienta más en la educación de sus hijos, ofreciendo algunos datos interesantes que conoceremos a continuación.

El uso de dispositivos electrónicos tanto en el ámbito doméstico como en el entorno escolar se está haciendo cada vez más frecuente entre las nuevas generaciones. Curiosamente, aunque poco a poco, más colegios de educación primaria y secundaria comienzan a adaptar sus aulas a los nuevos tiempos, todavía continúan siendo los centros de estudios de ciclos superiores, los lugares donde es más fácil ver entornos adaptados a nuevos dispositivos móviles.

En este estudio desarrollado por Samsung entre 1000 padres españoles, se ha mostrado la concienciación que poco a poco va calando en los hogares de nuestro país, acerca de la adopción del concepto de “mochila digital”. Este modelo de educación, consistente en emplear tecnología en lugar de los métodos tradicionales, sirve no solo para ofrecer ventajas a la hora de afrontar el estudio de las materias, sino que también es una forma de cuidar la salud de los más pequeños, aliviando el peso cargado por el material escolar que en ocasiones es desproporcionado.

mochila digital

Un 94% de los padres españoles apuestan por la “mochila digital”

Una de las cifras más interesantes que se han dado a conocer, es que existe un gran consenso entre los padres que han participado en el estudio, ya que un 94% de los mismos cree que la implantación de un modelo educativo en el que primara el uso de dispositivos electrónicos como tabletas u ordenadores, ayudaría a potenciar además la calidad de la enseñanza en nuestro país. Asimismo, casi un 40% de los encuestados creen que actualmente el uso de la tecnología en la enseñanza es escaso, refiriéndose a que se usa una vez a la semana o menos para este menester.  Los padres además consideran que la sustitución de los libros de texto y los materiales escolares tradicionales, puede suponer a la larga un ahorro para el alumno, ya que aunque afrontar la compra de un dispositivo electrónico pudiera ser considerado un gasto importante, es cierto que su uso quedaría amortizado con el paso de los años académicos.