Una mujer engaña a Facebook con «palabras clave» para mantener visible su mensaje

Una mujer engaña a Facebook con «palabras clave» para mantener visible su mensaje

Carlos González

Los motores de búsqueda de Internet, como Google o Facebook -en un formato interno- se valen de «palabras clave» para el posicionamiento del contenido web. En el caso de Facebook, Margarita Noriega ha conseguido engañar al sistema para posicionar su «post» en lo más alto durante varios días.

A pesar de los millones de usuarios que están registrados en Facebook y que utilizan la red social de Mark Zuckerberg a diario, la compañía mantiene un algoritmo de posicionamiento realmente simple, el cual no es en absoluto complicado engañar, como podemos ver en el contenido de esta información que os trasladamos. La protagonista de esta historia es Margarita Noriega, una mujer registrada en Facebook que ha sabido ver -cosa que no es demasiado difícil- el pésimo funcionamiento de los algoritmos de posicionamiento de los que dependen las publicaciones de la red social Facebook.

Margarita no ha tenido un «bebé», ni se ha «casado», ni ha conseguido un «nuevo trabajo». Sin embargo, ha utilizado este tipo de «palabras clave» para conseguir que un mensaje, en absoluto relevante, se mantenga en el tablón de sus amigos en Facebook durante «más tiempo de lo normal». Este suceso, no obstante, no sirve más que como experimento por parte de Margarita Noriega para demostrar que, tal y como se sabe desde hace tiempo, los algoritmos de posicionamiento de Facebook están verdaderamente a un nivel pésimo, llegando incluso a ser del todo inútiles para quienes confían en su funcionamiento para el uso de la red social de Mark Zuckerberg.

screen shot 2014-09-09 at 12.31.18 pm

 

Al ser preguntada al respecto, Margarita ha admitido que no se imaginaba que fuera cierto. Ella no se esperaba, de ninguna forma, que fuese a funcionar esta técnica tan básica para conseguir un mejor posicionamiento en Facebook y mantener un mensaje «en lo más alto». De hecho, comenta, pensó que la gente exageraba. En un principio, según ha señalado ella misma, su publicación en Facebook era privada, pero al ver la repercusión del mismo se dio cuenta de que era necesario compartirlo y hacer de este mensaje una «prueba pública».