Desarrollan nuevas baterías de litio con una autonomía entre 2 y 3 veces superior

Las baterías de iones de litio son utilizadas en gran parte de los dispositivos que utilizamos a diario como los teléfonos inteligentes, las tabletas o nuestros ordenadores portátiles. Investigadores de la Universidad de Stanford han desarrollado un nuevo tipo de batería de litio que ofrece mucha más autonomía.

Entre los problemas de una batería de iones de litio nos encontramos con que soportan un número limitado de cargas -se deterioran con relativa facilidad-, son fabricadas con materiales inflamables que las hacen peligrosas por posibles explosiones , además, su capacidad de trabajo en bajas temperaturas es menor. Y, por otra parte, en los últimos años el mercado está comenzando a exigir de ellas más autonomía, lo que parece no es posible que vayan a darnos en los teléfonos inteligentes más avanzados.

li-s-battery-03122010-1268437253

Las nuevas baterías de litio, sin iones, 2 ó 3 veces más duraderas

Según los datos ofrecidos por la Universidad de Stanford y los investigadores que están trabajando sobre esta nueva tecnología aplicada a las baterías, este nuevo tipo de batería de litio se caracteriza por una mayor densidad de litio en su cuerpo, es decir, el cuerpo de la batería está ocupado por una mayor cantidad de litio aunque, por otra parte, el ánodo de la batería (de litio puro), dada la técnica empleada y, funciona de una forma más eficiente, pero al mismo tiempo muestra una inestabilidad muy superior. Para superar esta inestabilidad, los investigadores de la Universidad de Stanford han aplicado una barrera nanoscópica de carbono que mantiene los componentes químicos inestables «bajo control».

Lo que resulta de esta nueva técnica aplicada a una tecnología sobradamente conocida es una autonomía bastante superior a la que alcanzan nuestros dispositivos con las baterías actuales. En primer lugar, la descarga de las baterías de litio mientras no se está utilizando el dispositivo se reduce considerablemente, así como su desgaste tras varios ciclos de uso. No obstante, lo más interesante de estas nuevas baterías de litio es que, según indician desde la Universidad de Stanford, aplicadas a nuestros teléfonos inteligentes podrían ofrecernos dos o tres veces más autonomía que las actuales, es decir, una diferencia realmente significativa que, combinada con nuevos chipsets más eficientes, se traduciría en la «ansiada autonomía».