Snowden: «Los trabajadores de la NSA se mofan con la pornografía casera de millones de usuarios»

Edward Snowden, ex trabajador de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense -NSA- destapaba el pasado año 2013 documentos clasificados -alto secreto- de programas de la NSA orientados a la vigilancia masiva. El «proyecto destape» de Snowden no acaba ahí, sino que en esta ocasión ha desvelado también algunas prácticas poco éticas de los trabajadores de la NSA, en relación con fotografías privadas de usuarios «vigilados».

El sexting, según afirma Edward Snowden, ex trabajador de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense -NSA- es uno de los focos de interés principales de los trabajadores que conforman el enorme equipo de la NSA. Según declaraciones que ha prestado a The Guardian, los trabajadores de la NSA se mofan entre ellos con los hallazgos pornográficos en sus «misiones» de vigilancia masiva. Aunque el Gobierno estadounidense ha alegado en multitud de ocasiones que las prácticas «excedidas» de la NSA se justifican con el control antiterrorista, las declaraciones de Snowden distan en gran medida.

apertura-snowden-nsa-

«Si termino encadenado en Guantánamo, podré vivir con ello»

Edward Snowden es perfectamente consciente de que se enfrenta a un país entero, uno de los más poderosos en el planeta. Sin embargo, continúa semillando un terreno de, según él, una verdad ilimitada, aunque ciertamente irresponsable para su propia seguridad. Tanto es así que, según sus propias declaraciones, «está preparado para terminar encadenado en Guantánamo». Sea como sea, las últimas afirmaciones que Snowden ha ofrecido son del todo reveladoras y, seguramente, contentarán a pocos ciudadanos.

¿Tienes alguna fotografía comprometida en tu teléfono, o en tu ordenador? En primer lugar, deberías saber que la NSA se autoadjudicó un «permiso explícito» para espiar a 193 países, entre los cuales se encuentra España. Pues bien, según Snowden, los trabajadores de la NSA dedican gran parte de su tiempo a localizar todo tipo de material pornográfico -casero, personal e íntimo- y compartirlo con sus colegas de trabajo. Según estas afirmaciones, se confirmaría que en la NSA existe un clima de trabajadores «endiosados» por el exceso de poder que supone tener «a un click» cualquier tipo de información almacenada en medios digitales conectados a la gran Red. La falta de escrúpulos y valores reina, en base a lo que Snowden comenta, precisamente en unas oficinas que mantienen un desmedido control informático.