ONO sugiere que TeleCable, Euskaltel y R podrían ser compradas

Rosalía Portela, CEO de ONO, considera que los operadores regionales de cable, Telecable, Euskatel y R, podrían ser comprados para poder seguir sobreviviendo en el mercado actual de las telecomunicaciones en España. Parece que se avecina una tormenta de compras y fusiones entre operadoras españolas.

Después de la confirmación de la compra de ONO por parte de Vodafone por más de 7.000 millones de euros, materializada el 14 de marzo, surgieron dudas acerca de qué iba a pasar con los operadores de cable regionales o si Orange tardaría mucho en hacer un movimiento similar para no quedar descolgada en un mercado de telecomunicaciones que ha sufrido un movimiento importante.

cable-1Telecable, Euskaltel y R necesitan tamaño

En declaraciones al diario ABC, Rosalía Portela manifiesta que los operadores regionales de cable “necesitan tamaño. Y lo más razonable es que lo ganen con nosotros. Pero esto es como las bodas, los dos tienen que querer.” Con estas declaraciones, la consejera delegada de ONO, que en 2009 se hizo cargo de la operadora en un momento muy delicado y ahora ha conseguido venderla por más de 7.000 millones de euros, lanza un mensaje a las operadoras regionales de cable y sugiere que si no crecen es posible que acaben desapareciendo.

La duda está en si los operadores regionales de cable se unirán a ONO, como sugiere Rosalía Portela, o en cambio serán adquiridos por Orange.

Orange debe decidir

La operadora francesa se encuentra en un momento en el que debe decidir qué hacer. Vodafone quiere reajustar el acuerdo de inversión en redes de fibra óptica que tiene con Orange para no hacer una sobreinversión, por tanto Orange debe tomar una decisión y decantarse por alguna de las opciones que tiene, las cuales se resumen en adquirir Jazztel o comprar los operadores regionales de cable.

Si opta por la opción de Jazztel, Orange pasaría a ganar 1,4 millones de usuarios de banda ancha y 1,2 millones de usuarios de móvil. En cambio, si decidiera comprar los operadores regionales, Euskaltel y R disponen de casi 1 millón de hogares pasados y Telecable pasa de los 400.000.

En ambos casos, las infraestructuras no serían suficientes comparadas con las que dispone Telefónica, y ahora Vodafone, por tanto no le quedaría otra que seguir invirtiendo para poder equipararse y poder competir con las redes de banda ancha ultrarrápida de Movistar y Vodafone.