Cómo evitar que tu portátil se suspenda al cerrar la tapa

Cómo evitar que tu portátil se suspenda al cerrar la tapa

Roberto Adeva

Si eres usuario de Windows y tienes un ordenador portátil, entonces te habrás dado cuenta que de forma predeterminada nuestro equipo se suspende cuando cerramos la tapa. Este comportamiento es debido a la configuración por defecto de Windows 10, sin embargo, podemos cambiarlo desde los ajustes del sistema. A continuación, vamos a mostrar cómo evitar que tu portátil se suspenda al cerrar la tapa.

Se trata de una configuración o característica que puede ser del agrado de algunos en determinados casos, pero un gran inconveniente para muchos. Sobre todos para aquellos que usan su ordenador portátil a menudo conectado a una pantalla secundaria y no pueden cerrar la tapa del portátil.

Por qué Windows suspende el equipo al cerrar la tapa

Si eres de los que usas un ordenador portátil con Windows 10, seguro que ya te has dado cuenta de que el sistema operativo de Microsoft hace que nuestro equipo se suspenda en el momento que cerramos la tapa. Se trata del comportamiento por defecto del sistema en este tipo de equipos, ya que por defecto el sistema administra ciertos parámetros con el objetivo de optimizar al máximo la vida útil de los componentes hardware y así asegurar el mejor rendimiento garantizando la vida útil de cada uno de ellos.

Concretamente, al cerrar la tapa de nuestro portátil, el sistema establece por defecto el modo suspensión para que el disco duro se apague y deje de trabajar de forma innecesaria con el desgaste que esto supone, pudiendo recuperar nuestro trabajo posteriormente. De esta manera se consigue también un ahorro de energía, estableciendo el mínimo nivel para que la memoria RAM pueda continuar activa, ya que es la que se encarga de guardar todo como lo teníamos antes de la suspensión y de recuperar todo lo que teníamos abierto cuando abramos de nuevo la tapa de nuestro portátil.

Ahora bien, si eres de los que no quieres que tu portátil se suspenda al cerrar la tapa, a continuación mostramos los pasos a seguir para poderlo evitar.

Evitar que tu portátil se suspenda al cerrar la tapa

Para ello, vamos a tener que acceder a los ajustes de las opciones de energía de Windows. Por lo tanto, tenemos que abrir el Panel de Control y navegar por las opciones Hardware y sonido > Opciones de energía. Ahí encontraremos los planes de energía disponibles en el sistema y en el lateral izquierdo de la ventana aparecen diferentes opciones de menú. Entre ellas tenemos que buscar la opción Elegir el comportamiento del cierre de la tapa y hacer clic sobre ella.

evitar suspender al cerrar la tapa

Esto nos abrirá una nueva ventana desde la que podemos cambiar el comportamiento o acciones que se realizan cuando se pulsa el botón de encendido o apagado, el botón de suspensión o al cerrar la tapa del portátil, tanto cuando el equipo está conectado a la corriente como cuando está haciendo uso de la batería. De esta manera, podemos diferenciar entre ambos casos y elegir la acción que queramos para reducir el consumo de energía.

Por lo tanto, debemos ir a la opción Al cerrar la tapa y desplegar las opciones que se nos ofrecen cuando estamos haciendo uso de la batería. Podemos elegir entre Suspender, que es la opción por defecto, Hibernar, Apagar o No hacer nada. Lo mismo tenemos que hacer con la opción Al cerrar la tapa cuando tenemos el portátil conectado a la corriente. De esta forma, si indicamos que al cerrar la tapa del portátil no haga nada, evitaremos que el sistema suspenda el equipo cuando cerramos el portátil.

evitar suspender al cerrar la tapa

Una vez que pulsemos sobre el botón Guardar cambios, los nuevos ajustes se harán efectivos automáticamente y ya podemos comprobar cómo al cerrar la tapa del portátil el sistema no se suspende y sigue activo para que podamos hacer uso de él conectado a un pantalla secundaria con la tapa cerrada.