Qué es WinRAR y cuáles son las mejores alternativas gratis

Si llevamos varios años con el sistema operativo Windows hay algunas aplicaciones que, aunque nosotros no las hayamos utilizado nunca, hemos oído hablar de ellas, como es el caso de WinRAR. Es uno de esos software que lleva con nosotros muchos años y que es ya prácticamente imprescindible para mucha gente. Pues bien, hoy vamos a ver que es exaxctamente, que nos ofrece y las mejores alternativas gratis que hay ahora mismo en el mercado.

Está claro que WinRAR es uno de los programas más conocidos y usados en el sistema operativo Windows, del que vamos a conocer un poco más a continuación.

¿Qué es WinRAR?

WinRAR es un software de compresión que está presente en varios sistemas operativos. Gracias al sistema de compresión de este software podremos hacer que uno o varios archivos ocupen menos y así conseguir más espacio en el almacenamiento o poder enviarlo con más soltura.

Este software fue desarrollado por Yevgueni Roshal y Eugene Roshal, además de ser distribuido por Ron Dwight. Se lanzó al mercado el 22 de abril de 1993.​ En los primeros años era muy usado para conseguir mayor espacio de almacenamiento, ya que por entonces los ordenadores no tenían una gran capacidad. En la actualidad la principal razón para comprimir un archivo es la de poder enviar información a otra persona, bien por email o dentro de algún sistema de nube, utilizando el menor espacio posible. De esta manera ese envío es más sencillo, rápido y fiable.

Actualmente WinRAR está presente para Windows 10, Android, Linux y macOS X dentro de la web oficial del programa.

Utilidades de WinRAR

WinRAR utiliza sus propios algoritmos de compresión para así reducir el tamaño de los archivos resultantes de todo su trabajo. En muchos casos es capaz de llegar a reducirlo  de lo que a la mitad de lo que ocupan los archivos por separado, algo que es realmente espectacular.

Pero con los ordenadores que hay hoy en día y las capacidades que tienen, parece que el enfoque que los usuarios dan a WinRAR puede ser otro, aparte de que también quieran que ocupen menos. Lo cierto es que se utiliza más para englobar en un solo archivo varios documentos y así poder enviarlos o guardarlos con mayor comodidad.

Además, a esto tenemos que sumar que WinRAR es capaz de poner una contraseña al archivo resultante con cifrado Rinjdael (AES-256), por lo que estará más protegido contra miradas indiscretas y su seguridad será mayor, puesto que solo lo podrán abrir aquellos que conozcan el password.

WinRAR es compatible con archivos ZIP 2.0 y con la descompresión de archivos CAB, ARJ, LZH, TAR, GZ, ACE, UUE, BZ2, JAR, ISO, Z y 7Z. Además, también soporta atributos de seguridad, flujos de datos de ficheros NTFS y nombres de fichero en formato Unicode.

No es un programa gratuito, pero sí que te dejan probarlo durante 40 días, para después tener que comprarlo.

  • Uso personal: el precio es de 36,24 euros y se puede utilizar en todos los ordenadores que se quiera.
  • Empresas o profesionales: los precios comienzan en 36,24 euros por una licencia. Dependiendo del número de licencias que se adquieran, el precio se irá reduciendo hasta llegar a los 8,47 euros que cuesta si adquirimos de 500 a 999.
  • Educación: si se va a utilizar para la educación por profesores o centros educativos, el precio tiene un 25% de descuento.

Alternativas gratuitas a WinRAR

Si no queremos gastarnos el dinero, siempre podremos optar por otras aplicaciones que, a lo mejor no tienen la fama de WinRAR, pero sí que funcionan muy bien y nos van a resolver la tarea de manera satisfactoria.

AZip

Este es un programa de compresión y descompresión portable y gratuito que utiliza los archivos Zip. Una de las facultades más interesantes de este software es que podemos recomprimir para así lograr que los archivos resultantes sean aún más livianos. Otra función que resulta muy útil es que tiene un sistema que nos permite buscar información de manera muy rápida de lo que hay dentro de un archivo que está comprimido sin tener que abrirlo.

Azip

8 Zip

En este caso estamos ante un software con una interfaz distinta a lo que solemos ver en este tipo de programas. Es una aplicación bastante potente con muchas compatibilidades, ya que puede trabajar con archivos RAR, ZIP, 7ZIP, 7Z, ZIPX, ISO o CAB. Es gratuito, aunque existe una versión Pro con alguna facultad extra que cuesta normalmente 14,99 euros, pero que en el momento de escribir este artículo estaba de oferta a 1,99 euros.

8ZIP

B1 Free Archiver

Lo mejor que tiene este programa es que es multiplataforma, ya que puede ser usado en Windows, Linux o macOS. Puede trabajar con los formatos más usados en este sentido como son B1, ZIP, JAR, XPI, RAR, 7Z, ARJ, BZ2, CAB, DEB, GZIP, TGZ, ISO, LZH, LHA, LZMA, RPM, tAR, XAR, DMG y varios más. También puede poner contraseña a los archivos resultantes utilizando el cifrado AES 256 bits. Como podéis leer es una herramienta muy potente y versátil.

B1 Free Archiver

IZArc

Otra de las alternativas gratuitas a WinRAR para el sistema operativo Windows es IZArc. Es capaz de funcionar con los formatos ZIP, RAR, 7-ZIP, BIN y ISO, entre otros. La interfaz resulta muy sencilla de entender y, por lo tanto, se hace muy fácil funcionar con este programa. Es mucho más potente de lo que puede aparentar, ya que a la cantidad de formatos que soporta hay que sumarle que es capaz de encriptar sus archivos gracias al algoritmo AES con clave de hasta 256 bits.

IZArc

Zipware

Este puede que sea el software de compresión y descompresión con la interfaz más bonita y original de todos los que hemos visto en este artículo. ya que resulta muy colorida y no sigue los mismos patrones que vemos normalmente. Aparte de esto es capaz de trabajar con formatos como ZIP, ZIPX, 7Z, RAR, RAR5, ISO, VHD, GZIP, BZIP2, TAR, CPIO, XZ, DEB, DMG, RPM, XPI, entre otros, incluyendo el reciente RAR5. Puede poner contraseñas a los archivos por medio del cifrado AES256 y permite crear archivos ZIP, 7ZIP y exe. Es una excelente alternativa a WinRAR en muchos sentidos.

Zipware