Audio en plataformas de streaming de música: ¿cuál es mejor?

Audio en plataformas de streaming de música: ¿cuál es mejor?

Érika García

La palabra streaming se ha adherido a nuestras vidas en los últimos años con tanta fuerza, que muchos son ya los que han dejado a un lado el formato físico tanto para el consumo de contenido de audio como para el de vídeo

La cantidad de demanda de este tipo de servicios está ligada a una enorme oferta. Y es que del mismo modo que existen un número cada vez mayor de plataformas de streaming de video, hay otras tantas de música que, además de competir por ser la que ofrece más cantidad de artistas y canciones, quiere tener un elemento diferenciador de la competencia: la calidad de audio.

Para analizar qué servicio ofrece más calidad por menos y viceversa nos vamos a basar en a qué calidad emiten los distintos servicios. Pero antes de empezar a nadar en cifras, vamos a dejar claros algunos conceptos un tanto difusos (por lo poco habitual de su uso) para poder entender qué estamos midiendo.

Conceptos básicos

Vamos a centrarnos en los kbps (kilobytes por segundo), que como su nombre indica son una contracción de kilobits por segundo. Esta tasa de bits (conocida como bitrate), definirá la cantidad de datos transmitidos en una secuencia de audio. En general las calidades que se suelen barajar son 320, 256, 190, 160, 128 y 96 kbps. Aquí debemos tener claro lo siguiente: menor valor de kbps es proporcional a menos calidad y definición, sobre todo en las frecuencias más altas.

Por el contrario, cuantos más kbps mayor calidad de sonido tendremos, aunque aquí también entran en juego los formatos de compresión, conocidos como códecs. Entre los utilizados por los servicios de streaming están:

  • MP3: un formato con pérdidas
  • FLAC: un formato comprimido sin pérdidas
  • WAV: formato en crudo como el de los CDs
  • ACC: compresión mayor que la del MP3 anterior, por lo que con bitrates menores se consiguen las mismas calidades de audio
  • ACC+: con una compresión aún mayor que la del ACC.
  • OGG VORBIS: uno de los más usados en servicios de streaming con compresión de datos muy alta. Es una alternativa de código abierto del MP3

Spotify

Spotify es el servicio de música en streaming más utilizado en el mundo. Pero dejando a un lado sus detalles dentro del mercado, vamos a ver cómo se comporta en datos. Los usuarios de la versión gratuita de Spotify pueden alcanzará un máximo de 160 kbps, pero si eres un usuario premium puedes subir la calidad a 320 kbps en su aplicación de escritorio. En el caso de la aplicación Web, el servicio alcanza 128 kbps en formato AAC para los usuarios de la versión gratis y de 256kbps para los usuarios de pago.

Apple Music

Una de las ventajas que tiene Apple Music frente a otros servicios de la competencia es que tiene muchos acuerdos con artistas y sellos discográficos, por lo que en ocasiones pueden lanzar un álbum de estreno en primicia durante un tiempo determinado. En lo que respecta a la calidad, Apple Music utiliza AAC como formato de compresión que se transmite a 256 kbps.

Tidal

Seguramente te hayas preguntado en alguna ocasión por qué Tidal cuesta 9,99 euros en su versión normal y 19,99 euros en su versión Hi-Fi. Esta última cuesta dos veces más que una suscripción premium a Spotify o una normal a Apple Music. Bien, los 19,99 euros que pagas por Tidal Hi-Fi te dan acceso a una enorme biblioteca de archivos FLAC 16 bits 44.1kHz / 1411 kbps, que como decíamos antes es un un formato comprimido sin pérdidas. Según la propia compañía este formato tiene una tasa de bits 4,4 veces mayor a las transmisiones de definición estándar más altas ofrecidas por otros servicios.

Pero aún hay más, Tidal usa en más de 50.000 canciones de su catálogo un códec de audio llamado MQA (Master Quality Authenticated) que ofrece audio en alta resolución en formato FLAC o WAV a 96kHz, 24 bits y 1850kbps. Con este códec la empresa quiere que podamos escuchar la música tal cual fue grabada en el estudio y como “el artista pretendía que sonara”, sin ningún tipo de limitación.

tidal

Amazon Music HD

Amazon Music HD apenas ha aterrizado en el mercado y si bien su número de usuarios no será el mayor de todas las plataformas, tiene una buena calidad de sonido en streaming. El servicio quiere enfrentarse a rivales como Tidal o Qobuz y en su suscripción mensual de 14,99 euros al mes las canciones que estén disponibles en HD tienen una calidad equivalente a un CD, en torno a los 850 kbps. Pero aún hay más: las canciones en Ultra HD alcanzan una media de 3730 kbps. Amazon HD también permite acceder a archivos de audio en 3D.

Deezer

Esta plataforma es menos conocida y utilizada en España, pero también tiene dos tipos de suscripciones una gratis y otra de pago, en relación con  la calidad del audio que ofrece. La calidad del audio en la versión gratuita es de 128 kbps y en la versión de pago sube hasta los 320 kbps.

¿Entonces cuál es el mejor?

Si nos basamos en las cifras, Tidal sería el ganador en términos absolutos frente al resto, pero debemos que tener en cuenta antes de lanzarnos a pagar 19,99 euros antes que 9,99 euros que su suscripción Hi-Fi no está hecha para todo el mundo. Y es que si escuchas habitualmente MP3 a 160 kbps o 320 kbps es posible que no notes mucha diferencia a pesar de la evidente diferencia de calidad. Si quieres saber si tu oído es mejor de lo que crees o no, te invitamos a que lo pongas a prueba en esta página web comparando dos MP3 A 128 y 320 kbps.