Windows 10 matará por fin a Internet Explorer: ¿por qué lo incluían?

Windows 10 matará por fin a Internet Explorer: ¿por qué lo incluían?

Alberto García

Windows 10 ha tenido una larga historia de encuentros y desencuentros con sus navegadores. Inicialmente vino con Edge basado en EdgeHTML, la apuesta de Microsoft para luchar con Chrome. No obstante, el sistema operativo seguía incluyendo Internet Explorer 11. Ahora, por fin Microsoft parece dispuesta a matar a ambos y a dejar de incluirlos en el sistema.

Esta decisión permitirá a Microsoft centrar todos sus esfuerzos en Edge Chromium, basado en el mismo motor que Chrome y con funciones exclusivas que les están haciendo ganar muchos usuarios. La compañía no podía mantener los cambios que Google introducía en las webs, y YouTube fallaba cada dos por tres en Edge, obligando a la compañía a darse por vencida.

Internet Explorer morirá en un año

Aunque Edge Chromium viene incluido por defecto en Windows 10 desde la última gran actualización, todavía hay muchos ordenadores que tienen Edge, e incluso Internet Explorer 11. Esta última versión la conocemos muy bien en España, donde es necesario usar Explorer o versiones antiguas de Firefox si queremos hacer trámites con la administración española tales como obtener el certificado digital.

La desaparición de Internet Explorer 11 no pondrá en peligro ese sistema, ya que en principio está desarrollándose una alternativa segura que funcione con los navegadores modernos como Chrome sin tener que recurrir a versiones legadas.

Microsft ha anunciado que Microsoft Teams dejará de soportar Internet Explorer 11 a partir del 30 de noviembre de 2020. El 9 de marzo de 2021, Edge basado en EdgeHTML morirá oficialmente, y dejará de recibir actualizaciones de seguridad. El 17 de agosto de 2021, todos los productos Microsoft 365 dejarán de soportar Internet Explorer 11 por completo.

muerte edge legacy explorer

Edge seguirá incluyendo un modo de compatibilidad

Muchas apps y programas antiguos requerían usar Internet Explorer, pero actualmente ya no tiene sentido usarlo porque Edge Chromium tiene un modo de compatibilidad de Internet Explorer para navegar y probar webs antiguas. Esta es la consecuencia de la apuesta que Microsoft inició hace dos años con el desarrollo del nuevo Edge, centrado en la seguridad, privacidad y facilidad de uso. Este navegador sustituye al antiguo Edge al actualizar el navegador en Windows 10, por lo que muchos ordenadores ya ni lo tienen ni les hace falta. De hecho, Microsoft va a lanzar próximamente el navegador en Linux, después de que esté disponible en Windows 7, 8.1, 10 y macOS.

Así, Internet Explorer, que tiene 25 años de vida, morirá definitivamente el año que viene, después de que su última versión, Internet Explorer 11, fuera lanzada en 2013 como parte de Windows 8.1. Es curioso que Microsoft haya decidido anunciar su muerte prácticamente el mismo día de su cumpleaños, ya que fue lanzado el 16 de agosto de 1995. El soporte, además terminará en su 26º cumpleaños.

Mientras tanto, en Chromium siguen llegando nuevas funcionalidades que nos irán haciendo más fácil la vida, donde Google está probando novedades de Chrome 85, como una función que nos dirá si una web es rápida o no, mientras que para Chrome 86 evitará rellenar automáticamente los formularios en páginas HTTP.