Explican por qué PS5 no es compatible con PS1, PS2 y PS3

Explican por qué PS5 no es compatible con PS1, PS2 y PS3

Alberto García

Sony se sigue guardando todavía muchos secretos de PS5. La compañía no ha desvelado todavía el diseño de la consola, así como tampoco qué juegos veremos en ella, su precio, o su fecha concreta de lanzamiento. Además, la retrocompatibilidad será una gran característica diferenciadora entre PS5 y Xbox Series X, donde Sony sólo ha afirmado que va a garantizar la retrocompatibilidad con PS4 y no con las consolas anteriores.

Ejecutar juegos de Xbox 360 en Xbox One es algo que muchos no creían posible, pero que Microsoft consiguió haciendo ingeniería inversa a los chips de Xbox 360 y, básicamente, emular por completo sus componentes en Xbox One mediante una GPU virtual que hace creer al juego que está ejecutándose en la consola original. Además, se pueden aplicar mejoras a nivel de resolución o frames por segundo.

De esa forma, Microsoft consiguió crear un emulador para su consola a pesar de usar una arquitectura totalmente distinta (PowerPC vs x86-64). En el caso de la Xbox original, a pesar de usar procesador Intel x86 y una GPU NVIDIA, hubo que recompilar los títulos a 64 bits. Además, Xbox 360 usaba un elemento llamado Fusion para ejecutar títulos de la consola anterior, y parte de esos elementos se portaron a Xbox One X para la retrocompatibilidad. Esto llegará también a Xbox Series X, de manera que se pueden ejecutar juegos de las tres consolas anteriores.

La retrocompatibilidad de PS5 será muy limitada

En el caso de Sony, por desgracia, la escasa retrocompatibilidad ha recibido críticas parte de los usuarios, ya que en lugar de trabajar en un sistema de emulación para asegurar la retrocompatibilidad, la compañía ha decidido sacar remasterizaciones o remakes de sus títulos, de manera que las copias originales no podían usarse y era necesario comprarlos de nuevo.

Con PS4 eso va a dejar de ser así, ya que está confirmado que habrá miles de juegos de PS4 compatibles con PS5, donde la compañía está revisando que el mayor número posible funcione correctamente conforme nos vamos acercando al lanzamiento. Es muy lógico que los juegos de PS4 funcionen con PS5, ya que la arquitectura de las consolas es exactamente la misma. Pero Sony podría dar un paso más allá y garantizar la compatibilidad de juegos previos sin tener que recurrir a remasterizaciones.

Problemas de licencias y DRM: lejos de ser el problema

Marc-André Jutras, un desarrollador de la compañía Cradle Games (creadora de juegos como Hellpoint), hizo un interesante comentario al respecto de la retrocompatibilidad de PS5, y afirma que uno de los principales inconvenientes que existen es la autorización. Es decir, que a Sony le cuesta obtener permiso para juegos antiguos por muchos motivos, y tendrían problemas para volver a venderlos en sus tiendas online porque muchas de las compañías que los desarrollaron ya no existen. Además, afirma que algunas consolas tienen DRM a nivel de hardware que impiden a consolas actuales leer los discos antiguos. Pero es la propia Sony la que podría saltarse ese DRM, ya que en emuladores actuales eso ya se hace.

Por tanto, esta explicación es un tanto peregrina y está lejos de justificar que Sony no ofrezca retrocompatibilidad con sus consolas. Habrá que seguir conformándose con versiones remasterizadas de títulos exclusivos de la consola, ya que los multis antiguos seguirá siendo mejor jugarlos en Xbox.