Rusia prueba con éxito el Tsirkon, su nuevo misil hipersónico

El ámbito bélico es uno de los que más beneficiados se ha visto gracias al avance de la tecnología. Son muchas las armas o maquinas que muchos ejércitos alrededor del mundo han implementado para contar con lo último en tecnología militar y que esto les ayude a hacer mejorar sus operaciones.

Uno de los ejemplos más destacados son los armamentos, ya que actualmente se pueden crear bombas o artefactos capaces de arrasar con poblaciones enteras.

Una de las armas más modernas hasta la fecha son los misiles de gran velocidad, capaces de volar a altísimas velocidades y recorrer muchísima distancia en poco tiempo, además de contar con un poder de destrucción muy elevado.

Así es el último misil hipersónico ruso

En esta ocasión Rusia ha probado su nuevo prototipo de misil. Los ensayos se han hecho en el noroeste del país, cerca de la península escandinava. El experimento consistía en hacer impactar el misil a un objetivo que se encontraba en tierra a más de 300 kilómetros de distancia.

Las autoridades del país aseguraron hace un par de años que este misil sería capaz de viajar a una velocidad muy superior a la que lo hace el sonido y que podría alcanzar objetivos que estuvieran muy lejos.

Este tipo de misiles hipersónicos pueden ser de dos tipos: de crucero y de planeo. Ambos modelos se caracterizan por alcanzar una velocidad superior a la del sonido, pero este nuevo misil va un paso más allá. La diferencia es que uno es disparado a través de un cohete y el otro mantiene su trayectoria en el aire gracias a sus motores.

Un arma muy potente y peligrosa

El país ruso tiene la intención de usar armamento explosivo muy peligroso y devastador en el interior de estos misiles, a diferencia de otros países como Estados Unidos.

Los misiles hipersónicos se caracterizan por que no vuelan a mucha altitud en comparación a los misiles tradicionales. Además, estos cuentan con la posibilidad de moverse con bastante facilidad en medio del aire y hacer cambios de trayectoria bruscos a pesar de las alta rapidez que alcanzan.

Esto los hace muy difíciles de interceptar incluso para los últimos sistemas de defensa creados para ello. Los gobiernos de las principales potencias mundiales gastan una buena parte de su presupuesto en estos sistemas de defensa para garantizar la seguridad de su nación.

Aunque el país aún no ha dado detalles oficiales sobre el misil, lo que sí ha confirmado son todos sus detalles a nivel tanto táctico como técnico, gracias a los resultados que se obtuvieron durante las pruebas.