Anuncian el primer disco duro que es más rápido que un SSD

Los SSD apenas tienen inconvenientes frente a los discos duros. Ese es el motivo de que cada vez haya más ordenadores que prescinden de incluir un HDD en su interior, como los ordenadores portátiles. Sin embargo, a pesar de que los SSD son más pequeños, más rápidos y consumen menos energía, los discos duros siguen siendo imprescindibles, gracias a su mayor durabilidad, fiabilidad para recuperar datos, y sobre todo por su relación de precio/capacidad. Y ahora, acaban de crear un disco duro que es tan rápido como un SSD.

Hablamos del Seagate Mach.2 Exos 2X14. Seagate es la compañía con los discos duros más rápidos, y ahora han renovado su liderazgo con un nuevo modelo de 14 TB que es capaz de alcanzar velocidades de hasta 524 MB/s. Esta velocidad implica llegar casi al límite que permite la conectividad SATA3.

Seagate alcanza 524 MB/s: como un SSD

Esta velocidad, no obstante, es velocidad máxima de lectura secuencial. Uno de los principales problemas que tienen los discos duros es leer y escribir archivos de manera aleatoria. Por ejemplo, si queremos copiar miles de pequeños archivos y éstos están dispersos en los platos, la velocidad cae en picado a cifras de unos pocos MB/s. En un SSD, los datos son accesibles a la misma velocidad estén donde estén, aunque si hay miles de pequeños archivos también afecta a la velocidad, aunque no tanto como a los discos duros.

Para lograr esta velocidad, Seagate ha hecho un poco de trampa, ya que el Mach.2 Exos 2X14 está hecho, básicamente, de dos discos duros de 7 TB con dos grupos de brazos actuadores independientes, pero unidos y sellados con helio en un chasis de 3,5 pulgadas. También gira a 7.200 RPM y cuenta con una cache de 256 MB, aunque la velocidad de lectura y escritura aleatorias son de 304 y 384 IOPS, respectivamente, frente a las decenas de miles o cientos de miles que suele tener un SSD.

El consumo energético, al tener dos discos duros en su interior, también es algo mayor, con 7,2 W en reposo y 13,5 W en máxima carga. No obstante, hay un ajuste llamado PowerBalance que permite reducir el consumo a 12 W, aunque el rendimiento cae a la mitad en lecturas y escrituras secuenciales, y hasta un 10% en lecturas y escrituras aleatorias. Por ello, no es lo ideal para despliegues masivos, pero si puede ser una buena opción a medio camino entre unidades SSD y discos duros más lentos, no teniendo que clonar discos duros a SSD o simplificando el proceso.

Esta tecnología será el estándar en los próximos años

Alcanzar altas velocidades en un disco duro es importante, aunque en los centros de datos donde se utilizan unidades como esta no importa demasiado porque se utilizan unidades SSD como caché. Seagate afirma que el precio que tiene es similar al de discos duros de 14 TB equivalentes sellados con helio, aunque no han desvelado la cifra concreta.

Seagate empezó los primeros experimentos de la tecnología Mach.2 en 2017 junto con Microsoft. Poco a poco fueron abriéndose a más fabricantes, y a principios de año anunciaron que ya estaban en condiciones de empezar a aumentar la distribución de estas unidades de manera masiva, de ahí que las hayan anunciado finalmente para cualquier empresa o centro de datos más allá de los que tenían acordados.

De cara al futuro, Seagate tenía planeado empezar a ofrecer unidades de 30, 40 y hasta 50 TB para el año 2026 con esta tecnología, convirtiéndose en un estándar en centros de datos para entonces gracias a la combinación de tecnologías como HAMR.