La última bala de la NASA: así creen que podrán resucitar el Hubble

Pasado un tiempo desde que la NASA intentara volver a poner operativo el Hubble sin éxito, parece que los ingenieros habrían encontrado por fin la solución al problema. Es muy curioso que la compañía fuera incapaz de volver a poner a trabajar el ordenador del telescopio que llevaba sin funcionar desde el año 2009.

Este telescopio fue lanzado hace 31 años y ha servido para realizar una enorme cantidad de misiones espaciales con los que se han podido descubrir nuevas estrellas, satélites e incluso otros acontecimientos espaciales.

El responsable: un elemento eléctrico

El pasado mes la NASA intentó volver a hacer funcionar el telescopio pero fue imposible conseguirlo por un fallo que los ingenieros no pudieron solventar. Sin embargo, ayer la compañía comunicó haber encontrado al posible responsable que impedía trabajar al ordenador: un regulador de energía en mal estado.

Para solucionar esto, el equipo está trabajando en cambiar el sistema con el que trabaja el telescopio. Por suerte, todas las piezas del Hubble cuentan con una pieza idéntica, por lo que solo habría que cambiar la defectuosa por esta nueva pieza gemela.

La operación se realizará con mucho cuidado ya que el más mínimo error podría mandar al traste todo el trabajo de los ingenieros en el último mes para tratar de solucionar el problema.

Como han asegurado, lo importante es hacer que el Hubble vuelva a la vida sin correr riesgos, no tratar de hacerlo de forma rápida, lo que podría terminar con consecuencias negativas.

Es importante recuperar el Hubble

Hoy mismo se va a realizar este cambio de piezas y se espera que funcione, ya que es muy importante para la NASA este telescopio, que ha estado recopilando información durante más de tres décadas y la a la compañía espacial le encantaría que este siguiera funcionando durante más tiempo.

En caso de conseguirlo, el Hubble podría estar operativo en menos de una semana. No está garantizado que la operación vaya a ser un éxito, pero en la NASA se confía en que consigan por fin arreglar el problema.

La NASA tiene casi por seguro el pensamiento de que este sistema eléctrico ha fallado debido a la avanzada edad del telescopio. Se teme que si cualquier componente irreparable falle, será ahí cuando el Hubble deje de funcionar para siempre. Son muchas las pruebas y ensayos que se han hecho antes de pasar a hacer el arreglo definitivo.

No es la primera vez que la NASA vuelve a hacer funcionar el Hubble después de que este fallara. Sin embargo, el mayor problema radica en que todas las operaciones de reparación se tienen que hacer por control remoto, ya que ahora mismo la NASA no puede enviar personas al telescopio.