Este avión es igual de rápido que el Concorde… pero no contamina

El gran desarrollo de la tecnología en los últimos años ha permitido que sea posible comenzar a desarrollar diferentes vehículos que pueden abarcar más distancias en menos tiempo y no producir emisiones que puedan contaminar el medio ambiente. Uno de los más destacados y en el que muchas compañías están trabajando son en vehículos aéreos con un diseño futurista que prometen alcanzar velocidades supersónicas.

Un nuevo avión supersónico ideal para realizar viajes de alta velocidad podría llegar en el futuro. Contaría con capacidad para albergar desde 65 hasta 88 pasajeros y podría viajar a una velocidad mucho mayor que la del sonido, pudiendo completar en unas 3 horas un viaje desde Nueva York hasta Londres, por ejemplo. La compañía también nos da el ejemplo de poder viajar desde Pekín hasta Johannesburgo en tres horas y media.

El futuro de los viajes aéreos

La compañía encargada del desarrollo de esta nueva aeronave es LEAP Aerospace. Esta compañía asegura que, si te aburres de los vuelos tradicionales, ellos te traerán “la próxima generación de viajes supersónicos”.

Es por ello que están convencidos de desarrollar aeronaves 100% sostenibles con cero emisiones de carbono y garantizando un viaje para el pasajero tanto rápido como seguro.

La aeronave recibe el nombre de EON-01 y sería hasta 100 veces más silencioso que un helicóptero. Esto se consigue gracias al uso de pequeñas hélices que se usan tanto a la hora de aterrizar como de despegar.

También podrá llegar a alcanzar una altitud de hasta 60.000 pies. Además, la aeronave contaría con el sistema de aterrizaje más seguro del mundo ya que, en caso de un mal funcionamiento o de un fallo en los motores, la aeronave podría aterrizar tanto en tierra como en mar, minimizando las posibles lesiones que pudieran sufrir los pasajeros.

Altísimas velocidades y sin contaminar

Lo mejor del avión es que es cero emisiones. Es decir, que no emitirá dióxido de carbono al medio ambiente ni ningún tipo de sustancia nociva. Sin embargo, no se espera que esta aeronave haga su primer vuelo comercial hasta el año 2029.

El mayor problema que sufren este tipo de aeronaves es su costoso desarrollo, ya que requiere detrás una gran cantidad económica para asegurarse de que todo se va a poder fabricar y completar sin problemas.

No sería la primera que un proyecto aéreo fracasa debido a que no existe la financiación suficiente para hacer frente al desarrollo de la aeronave, certificarla y ponerla a producirla.

Son muchas las compañías aéreas que actualmente están desarrollando ese tipo de vehículos que prometen contaminar menos y viajar mucho más rápido que los actuales.