Cierran el 80% del IPTV pirata de un país con una sola redada

El IPTV pirata pasa por su mayor momento de persecución a nivel mundial, al igual que su popularidad también está en niveles máximos. Las asociaciones antipiratería buscan cerrar estos portales de todas las maneras posibles. Italia es uno de los países que más está luchando contra esta forma de emisión, y ahora una macrooperación ha supuesto un enorme revés contra la emisión de IPTV pirata en el país.

La llamada Operación Black Out empezó cuando la policía del país empezó a investigar a vendedores de IPTV en la región de Catania, que ofertaban sus servicios en Telegram, redes sociales y diversas páginas web. Conforme fueron avanzando en la investigación, descubrieron la fuente del contenido, que lo distribuía mediante servidores.

Una investigación que se puso muy seria

Esa fuente, al parecer, esa usada por el 80% de los proveedores IPTV pirata del país. Tras investigarla a fondo, llevaron a cabo una macrorredada con 200 especialistas en 11 regiones del país: Catania, Palermo, Regio de Calabria, Bari, Nápoles, Ancona, Roma, Cagliari, Milán, Florencia y Venecia.

Entre los contenidos que ofrecían, se encontraban de plataformas como Sky, DAZN o Netflix. Su cierre provocó un auténtico apagón en el país, afectando al 80% de estas emisiones en el país. Esto equivale a unas 1,5 millones de suscripciones de IPTV ilegal, generando en torno a 15 millones de euros mensuales.

Acabando con los cabecillas del IPTV pirata en Italia

El funcionamiento de la red era sencillo. En la cúspide se situaban los oferentes de contenido, que lo obtenían pagando sus suscripciones legales. Luego, capturaban, codificaban y distribuían la señal a través de una infraestructura, cuyo acceso vendían a los portales de IPTV pirata, que a su vez ya los ofrecían a los usuarios finales. En las redadas han obtenido acceso al hardware y equipamiento que usaban, además de decenas de miles de euros en efectivo relacionados con esta actividad. En el siguiente vídeo puede verse parte del equipamiento y el dinero, donde había decenas de descodificadores para IPTV pirata de Sky.

Como consecuencia, ahora mismo hay unas 45 personas bajo investigación. Las autoridades han aprovechado también para amenazar a los usuarios que contratan este tipo de servicios, tal y como han hecho en redadas previas. En una de ellas llegaron incluso a mostrar un aviso en pantalla diciendo que habían registrado las direcciones IP de todos los usuarios y que iban a tomar acciones legales contra ellos, con multas de hasta 25.000 euros por usuario. El pasado mes de febrero se denunció a 223 suscriptores en el país, que se enfrentan a esa multa, pero el juicio todavía no se ha celebrado. Con esto, quieren crear alerta por riesgo de usar IPTV pirata.