¿Qué peligros tiene comprar listas IPTV pirata por Internet?

El IPTV pirata no ha parado de crecer en los últimos años, y se ha convertido en una de las principales vías para ver contenido sin pagar a los propietarios de sus derechos. Muchos de estos servicios cobran una determinada cantidad de dinero para acceder a las listas y a los enlaces, y contratarlos implica muchos más riesgos de los que podemos ver a simple vista.

El gancho de estos servicios es bastante común, donde ofrecen miles de canales a precios muy bajos, y cuanto mayor sea el tiempo de suscripción contratado, menor será el precio, incitando al usuario a que compre planes caros para obtener mejores tarifas.

Garantía y problemas legales: inconvenientes del IPTV pirata

Sin embargo, hacer eso implica el primero de los grandes problemas de contratar IPTV pirata: que no hay ninguna garantía. Si uno de estos servicios sufre una redada por parte de las autoridades, perderemos cualquier tipo de derecho a reclamar el dinero. Y nadie reclama por miedo a sufrir represalias por parte de las autoridades por haber contratado un servicio sin derechos.

Esto nos lleva al segundo gran problema: que las autoridades pueden ir tras nosotros. Lo primero que seguro que tienen las autoridades es nuestra dirección IP a través de la cual accedemos al contenido. Si usamos una VPN para ver el contenido, entonces esta parte no nos debe preocupar mucho. Sin embargo, si hemos dado algún tipo de dato personal, entonces sí que tenemos de qué preocuparnos.

Y es que, a la hora de acceder a estos servicios, una información que se suele dar con frecuencia es el correo electrónico, así como datos para realizar el pago a través de Internet. Los gestores del servicio suelen tener la información accesible, y las autoridades se hacen con ellas al realizar una redada.

De hecho, ya han sido varias las situaciones en las que los agentes se han hecho con los datos de los usuarios de un servicio de IPTV, y en las notas de prensa donde anunciaban el cierre del servicio afirmaban que los usuarios iban a ser demandados por piratería. Además, en una de esas ocasiones los usuarios recibieron un mensaje en los streams que decía que tenían que sus direcciones IP habían sido registradas.

Peor calidad y malware: otros riesgos

Más allá de eso, tenemos que el IPTV pirata ofrece una peor calidad que los canales y enlaces originales de cada plataforma, además de ser poco fiables pudiendo sufrir cortes en periodos de mucha saturación, como cuando se está produciendo un evento deportivo importante. Otro problema al que nos exponemos es a los virus, ya que puede que se nos incite a instalar una app para ver IPTV al margen de la Play Store que contenga malware o algún tipo de código malicioso que pueda robarnos nuestros datos.

En definitiva, el IPTV pirata entraña muchos riesgos, y en el caso de que se opte por contratar uno de estos servicios, es importante ser consciente de que nos podemos quedar sin él en cualquier momento, además de que puede que tengamos problemas legales si hemos dado algún dato real nuestro a la plataforma.

9 Comentarios