Es casi imposible equivocarse al elegir un antivirus para Windows

Tener un antivirus en Windows 10 es imprescindible. El sistema, por suerte, incluye Windows Defender, que se encuentra entre los mejores antivirus del mercado. Sin embargo, sus funcionalidades pueden quedarse cortas para algunos usuarios, que prefieren instalar antivirus de terceros como Norton o Kaspersky para tener mayor protección al navegar webs, VPN, y mucho más. El problema es que instalar antivirus de terceros puede dejarnos desprotegidos, pero eso es cada vez más difícil.

AV-Test ha publicado hoy el listado de los mejores antivirus para Windows 10 analizados durante este verano. La compañía ha analizado entre julio y agosto un total de 21 antivirus para usuarios del hogar, analizando la protección, el rendimiento y la usabilidad como hacen en cada análisis.

Para comprobar la capacidad de protección de los antivirus, han probado a llevar a cabo 18.000 ataques únicos de malware, incluyendo malware común y vulnerabilidades de día cero. A su vez, también analizan más de un millón de webs y archivos benignos que no deberían ser detectados por los antivirus para comprobar si detectan falsas alarmas.

Estos son los 4 antivirus que hay que evitar

En las pruebas llevadas a cabo este mes, han dado más sellos de «recomendado» que nunca. De los 21 antivirus analizados, 17 de ellos obtienen el sello de Top Product. Para que un antivirus alcance este sello, es necesario que sume al menos 17,5 puntos o más en las pruebas. Es decir, que alcance 6 en dos categorías, y 5,5 o más en una de ellas.

Los cuatro antivirus que no obtienen la certificación de Top Product son:

  • Avira Security for Windows
  • Malwarebytes Premium
  • Microworld eScan Internet Security Suite
  • PC Matic

Todos los demás obtienen un 6 en protección, excepto ESET que se queda este mes en 5,5. La protección ante vulnerabilidades de día cero es del 99,7% de media en la industria, mientras que ESET alcanzó sólo 98,6%, de ahí que haya bajado la nota durante este mes.

Windows Defender no obtiene 18 puntos por poco

En el caso de Windows Defender, curiosamente, baja a 5,5 en rendimiento después de más de un año obteniendo 6. En la última prueba, la instalación de aplicaciones usadas con frecuencia ha sido un 43% más lenta, frente al 20% del resto de la industria, de ahí que haya bajado a 5,5 en lugar de tener un 6, a pesar de que en el resto de cifras esté mejor incluso que el resto de la industria, como ralentización al ejecutar apps comunes o al instalarlas por primera vez.

Más allá de eso, lo que demuestra esta nueva prueba es que cada vez es más difícil equivocarse a la hora de elegir un antivirus. La protección no para de mejorar, a pesar de que no paran de aparecer nuevas amenazas y vulnerabilidades en los sistemas operativos y dispositivos que usamos a diario. No obstante, es importante no utilizar los antivirus que no reciben el sello de Top Product, ya que puede que tengamos algún problema de protección, rendimiento o usabilidad.

¡Sé el primero en comentar!