Canales WiFi 1, 6 y 11 ¿son los mejores?

Canales WiFi 1, 6 y 11 ¿son los mejores?

Alberto García

Las conexiones por cable no se ven afectadas por interferencias que haya en el entorno. Si tiramos un cable Ethernet de 30 metros, la señal va a llegar siempre estable al destino sin pérdida si tenemos un cable bueno. Sin embargo, con el WiFi la situación es muy diferente, y más en la banda de 2,4 GHz, que es una de las más saturadas en la actualidad. Pero hay formas de hacer que vaya mejor.

Si vives en un edificio, probablemente haya decenas de redes WiFi a tu alrededor. Todas ellas operan en la banda de 2,4 GHz, mientras que algunas otras también lo hacen en la de 5 GHz, e incluso puede que alguno de tus dispositivos ya sea compatible con la nueva de 6 GHz.  Sin embargo, la de 2,4 GHz, al ser la más usada, es la que más tiende a saturarse y a generar interferencias.

La banda de 2,4 GHz en Europa opera entre los 2.401 y 2.472 MHz. Entre esos 71 MHz encontramos un total de 13 canales de 22 MHz cada uno, los cuales se superponen entre sí. Cada canal concentra su máximo de frecuencia en saltos de 5 MHz, situándose por ejemplo el canal 1 en los 2.412 MHz, el canal 2 en los 2.417 MHz, y así sucesivamente hasta llegar a los 2.472 MHz del canal 13.

Por qué se producen interferencias

Al igual que le ocurre a cualquier señal inalámbrica, el WiFi es susceptible de tener interferencias con otras señales WiFi cercanas que se solapen, o incluso de otros dispositivos que también operan en esas frecuencias. Por ejemplo, los dispositivos Bluetooth o los microondas de la cocina emiten señales en 2,4 GHz, y un microondas puede, mientras esté encendido, crear interferencias en la señal de nuestra red WiFi.

Los canales WiFi se solapan entre sí, pero normalmente las redes inalámbricas suelen utilizar, por defecto, los canales 1, 6 u 11. El motivo lo vemos en el anterior gráfico, donde podemos ver que esos tres canales no se solapan entre sí. Dicho de otra forma, es el número máximo de canales que puede haber disponibles sin que haya solapamiento, ya que hay sólo 71 MHz para utilizar de espectro, y cada canal ocupa 22 MHz.

Entonces, ¿por qué no usan todos los routers sólo esos tres canales en la banda de 2,4 GHz? Pues porque se producirían aún más interferencias dentro del canal. Hay aplicaciones para móviles y para ordenadores que permiten conocer cómo de saturado está tu entorno. Por ejemplo, con WiFi Analyzer para Windows 10, se puede ver qué canales están usando las redes adyacentes en 2,4 GHz en el gráfico, así como también los que hay usando canales en 5 GHz. Viendo el gráfico, en mi caso no sería mala idea utiliza el canal 1, que además es el que más alcance ofrece (por poca que sea la diferencia).

Otros programas como inSSIDer cuentan incluso con recomendaciones sobre qué canales usar. De hecho, nada más abrirlo, efectivamente detecta que el canal 1 es el menos saturado a mi alrededor, y que el rendimiento podría mejorar si lo cambio en el router. Algunos router modernos eligen automáticamente el canal WiFi menos saturado, pero la mayoría por desgracia no lo hacen. Además, el programa también mide la utilización del WiFi en cada canal, incluyendo las redes cercanas.

Por ello, lo más recomendable es utilizar siempre los canales 1, 6 u 11, ya que son los que más se alejan entre sí y no se solapan. De ellos, lo mejor es escoger el que utilicen menos redes a nuestro alrededor, y, sobre todo, las redes que más alejadas estén de la nuestra, lo cual podemos ver en datos como la atenuación. Cuanto más se acerque el valor a -90 dBm, menos potente será la señal WiFi que llega a nuestro receptor.

En los 5 GHz no hay apenas problemas de interferencias

Cuanto mayor es la frecuencia de la que disponible un canal, más velocidad podremos alcanzar. Es por ello que se lanzó la banda de los 5 GHz, con un alcance menor, y con un número mayor de canales, los cuales son también más amplios. Así, la mayoría de gente que usa el WiFi lo hace cerca del router, y así no tiene que sobrecargar los alrededores.

Así, como cada vez hay más routers y dispositivos haciendo uso de los 5 GHz gracias a la mayor velocidad que ofrecen, estas frecuencias también pueden llegar a interferir entre sí. Con la banda de 6 GHz se ayudará a reducir aún más la carga en las frecuencias de 2,4 y 5 GHz, además de obtener una mayor velocidad. Con los 6 GHz habrá en Europa hasta 3 canales de 160 MHz de ancho de banda, los cuales no se solapan entre sí. Con los 5 GHz, los canales son de hasta 80 MHz.

¡Sé el primero en comentar!