No tenemos 5G, pero ya sabemos cómo será el 5G avanzado o 5G+

El despliegue de 5G en España ha avanzado a buen ritmo en el último año, donde operadores como Orange y Movistar han optado por el 5G NSA para hacer que muchas de las mejoras de esta red lleguen antenas a los usuarios, incluyendo mejor cobertura en la banda de 700 MHz que ya han empezado a desplegar Movistar, Orange y Vodafone. Sin embargo, mientras que el despliegue de 5G SA es todavía escaso, la industria ya está pensando en el 5G+, o 5G Advanced.

Cuando miráis la cobertura en vuestro móvil, probablemente veáis con frecuencia 4G+. Hasta la llegada del 5G, este ha sido el estándar más rápido que hemos podido usar en nuestros móviles. El 4G LTE llegó en 2009, pero dos años después llegó su versión mejorada en forma de 4G+, o LTE-A. La «A» significa Advanced, y el 3GPP va a seguir la misma nomenclatura para la versión mejorada del 5G que llegará próximamente antes del 6G.

El 5G+ llegará para el año 2024

El 3GPP es una asociación que se dedica a determinar las especificaciones de los estándares de redes móviles usados en todo el mundo. Aunque inicialmente su objetivo fue trabajar en la estandarización del 3G, el grupo ha ido encargándose de diseñar todos los nuevos estándares. Ahora, han publicado el «Release 18», que es el que afecta al 5G+.

Mientras que el lanzamiento de la especificación final del 5G se produjo en 2019, la publicación del 5G+ se producirá en 2024. Justo antes, en diciembre de 2023, se congelará el estándar para que no se puedan hacer ya más cambios, de manera que ahí ya sabremos todos los cambios y novedades definitivos que ofrecerá.

5g advanced calendario

El 3GPP de momento ha mostrado el logo que tendrá el nuevo estándar de conectividad móvil. Este logo será igual que el del 5G, sólo que añadirá el «Advanced» en la parte derecha. Gracias a eso, será mucho más fácil identificar los productos que sean compatibles con este estándar.

Mejoras del 5G Advanced

Este estándar ofrecerá multitud de mejoras con respecto al 5G actual. Por ejemplo, será capaz de mantener mejor la conexión cuando el usuario esté cambiando de antenas y circule a gran velocidad, como ocurre si vamos en coche o en AVE. Así, no se perderá la conexión ni tampoco habrá pixelaciones.

También se mejorará la extensión de esta conectividad a dispositivos de bajo consumo con velocidades inferiores a 100 Mbps, como dispositivos del IoT para el hogar, cámaras de tráfico, sensores industriales y de agricultura, etc. Con ello se buscará reducir el coste de llevar el 5G a estos dispositivos para facilitar la migración hacia el 5G.

Otra de las mejoras importantes que ofrecerá el 5G Advanced es poder disfrutar de un menor consumo energético. Actualmente el 5G consume más energía que el 4G+, igual que cuando se lanzó el 4G éste consumía más que el 3G. Así, desactivar el 5G en la actualidad nos permite ahorrar batería, aunque a cambio de disfrutar de menor velocidad y mayor latencia.

Por último, otra mejora que ofrecerá el estándar será la de poder posicionar dispositivos con una precisión de menos de 10 centímetros sin usar GPS. Para ello se hará uso de triangulación mediante antenas móviles, y como con el 5G va a multiplicarse el número de antenas, se reducirá masivamente el margen de error.

A eso se le suman mejoras en el timing, donde al medir con extrema precisión lo que tardan en ir y volver las señales a los dispositivos se puede establecer la ubicación con más precisión que con el 4G. La ventaja que ofrece este posicionamiento es que funciona incluso en interiores, donde la cobertura GPS no funciona. Esto también servirá para mantener una estabilidad en servicios en los que la latencia es vital, como la bolsa o los juegos online.

Otra de las mejoras que se están estudiando son la utilización de bandas no licenciadas para permitir que los dispositivos se comuniquen entre sí de manera local sin depender de las antenas. No obstante, esto último está en fase de estudio todavía, y habrá que esperar unos años a que llegue. Se espera que el 5G+ llegue a los primeros dispositivos para el año 2025, un año después de la finalización del estándar.

¡Sé el primero en comentar!