No te creas nada: así te engañan los operadores con las falsas subidas de precio

Los operadores y las empresas de telefonía son el objetivo perfecto para los estafadores del que incluso utilizan técnicas como las falsas subidas de precio. Lo vemos, sobre todo, con las grandes empresas con millones de clientes con los que no tienen un trato directo, tan solo telefónico, y con mensajes fáciles de reproducir por los especializados. ¡Pero que no te engañen!

El timo de las falsas subidas de precio de los operadores

Es una situación que, por desgracia, es más recurrente y se repite más de la cuenta. De hecho, no son pocas veces las que, desde la OCU, la Organización de Consumidores y Usuarios, ha tenido a bien alertar de una técnica cada vez más utilizada para promover el cambio de operadores con las conocidas como ‘falsas subidas de precio‘ de su compañía.

Lo que expuso la última vez el organismo fue que ciertos competidores se dedican a llamar a sus clientes para anunciar estas falsas subidas que, si bien se está utilizando como una estrategia que hace por desprestigiar a la empresa, no tiene otro fin que el robar a clientes de manera desleal.

No son pocas las que lo están haciendo. Uno de esos casos lo vimos con la de Movistar, la cual supuestamente iba a subir hasta 15 euros el Plan Fusión, pero que terminó siendo totalmente falsa. Totalmente engañoso, pero el usuario termina con una situación de enojo. Ese es el gancho que utilizan los operadores, pues a los pocos minutos, llama un comercial de otra empresa ofreciéndole una oferta para cambiarse de compañía, la cual puede hacer por convencer al afectado.

Cómo son esas estafas

Este timo no es para nada nuevo, pero cuando se acerca una nueva subida de precio vuelve con mayor intensidad. Porque en muchas ocasiones nos llaman con ofertas de infinidad de compañías, que solemos ignorar. Pero en esta estafa hay algo distinto que incita a no colgar, ya que es -supuestamente- tu propia compañía la que te llama informándote de una subida desorbitada, que no puedes pasar por alto. Pero esta llamada es un engaño: no es tu compañía, sino los rivales de la competencia, que son los timadores.

Y aquí empieza una carrera a contrarreloj para, con el pretexto de ‘cambiar’ de operador de telefonía, hacerse con datos tan sensibles como el DNI o la cuenta bancaria. Con todo, y según la alerta de la OCU, «se trata de una estafa es más elaborada de lo normal«. La víctima recibe primero una llamada en la que se hacen pasar por su compañía telefónica y le avisan de una subida de su tarifa importante, que puede variar entre 15 y 20 euros, como ha ocurrido con los casos de víctimas de Movistar, Vodafone o Pepephone, entre varias otras.

Timo operadores subidas precio

Las operadoras no se encargan de realizar llamadas de captación de clientes, esto lo delegan en otras empresas, las denominadas subcontratas. Con una plantilla de teleoperadores, y bases de datos donde figuran nombres y números de teléfono, dichas subcontratas realizan llamadas donde ofrecen distintas ofertas aprobadas por las operadoras. A cambio de cada cliente captado la subcontrata se lleva un porcentaje de la operación, igual que los que pueden ser los afiliados de las tiendas online.

De qué debemos desconfiar

Por tanto, hay que estar atentos de que no caer en esta importante estafa de los operadores en cuanto a las que pueden ser las engañosas subidas de precio, por lo que el mejor consejo es estar seguro de que no es así. Es esto lo que indica la OCU, por lo que debes desconfiar si:

  • Recibes dos llamadas en el mismo día o muy seguidas.
  • Te comunican la subida por teléfono. Generalmente las subidas se anuncian por escrito, junto con la factura mensual.
  • Las subidas anunciadas superan 10 euros. Los incrementos suelen ser menos significativos, de entre 1 y 5 euros.
  • Te anuncian una subida inminente: te deben avisar de incremento en tu tarifa con al menos 30 días de antelación.
  • Si la compañía que te hace la nueva oferta no se identifica, o solo dice que la tarifa de la compañía ofrecida está avalada por OCU, lo cual es rotundamente falso.

Como tal, es importante recordar que existe la conocida Lista Robinson para autoexcluirnos de la publicidad, la cual también pide ayuda a su comunidad para descubrir quién está detrás de este fraude y ponerle fin. Así, quienes reciban las llamadas pueden facilitar los datos a las compañías desde sus redes sociales o desde los números gratuitos de atención al cliente.

¡Sé el primero en comentar!