Playtomic, el unicornio español que fue «robado» a sus fundadores

Parece el guión de una de tantas historias que a finales de los noventa llegaron desde Silicon Valley. 100 millones de facturación, tres jóvenes empresarios de éxito, un millón de clientes… y todo en nuestra querida España ¿Suena bien verdad? Pues hablamos de Playtomic, epicentro de los medios especializados en emprendimiento y startups de los últimos meses. Empresa con una negra historia detrás, llena de detalles, intrigas y entuertos, en la que no falta ingrediente alguno de todo vodevil empresarial. Espionaje industrial, diluciones a los artífices del éxito, mentiras y demás detalles que analizaremos en este reportaje componen el verdadero devenir de uno de los unicornios españoles. No se lo pierdan.

Los inicios y el cambio de nombre

Aunque no fue hasta 2017 cuando la empresa toma visibilidad y proyección comercial, al menos así se recoge en sus notas de prensa, conviene hacer una visión retrospectiva de la realidad y trasladarnos al 2010 para entender la verdadera génesis de la empresa.

Sergio Servet, fundador y CEO de Syltek solutions ideó hace once años un software (CRM) para gestionar todo tipo de pistas deportivas. Un modelo que llegaba en plena explosión mundial del pádel. Deporte que de la noche a la mañana se convirtió en el deporte social por excelencia en España. Una plaga deportiva que hizo florecer clubs a una velocidad nunca vista en nuestro país en ninguna especialidad al margen del futbol. Sin números oficiales los expertos hablan de unas 12.000 pistas y cerca de tres millones de usuarios. Un choque, el de los usuarios y los clubs, en el que, teóricamente Syltek encajaba a la perfección. El club, que hasta ahora llevaba su día a día en una simple hoja de Excel o incluso manualmente, recibía las reservas de las pistas desde los móviles de los clientes a cambio de un pago de entre 100 y 200 euros por el uso del software. El éxito fue tan instantáneo o más que el propio deporte, en apenas unos años consiguieron la friolera de 500 clubes en España, algunos incluso fuera de nuestras fronteras que pagaban mensualmente una cuota por utilizar el programa de gestión. Ese fue el primer paso de Syltek que posteriormente cambió al nombre comercial de Padelclick.

El pádel es el futuro

Aunque la idea original de la empresa era la gestión del día a día de un club, era evidente que la eclosión social del pádel arrasaba. Ni el tenis se acercaba tibiamente a las reservas del deporte del “veinte por diez”. Por ello en 2014 la compañía lanza oficialmente “MyPadel”. Una aplicación móvil ideada para que los clubes deportivos pudieran gestionar sus reservas convirtiéndose en una marca blanca. En paralelo Padelclick gestionaba la web del club en cuestión con un subdominio y les proporcionaba una app para que los clientes directamente hicieran ahí las reservas.

Para entender todas las funcionalidades del software basta con acceder su cuenta de Tumblr donde iban introduciendo las nuevas características y actualizaciones. Con un diseño muy rudimentario consiguieron posicionarse como la herramienta de referencia en el sector y la empresa llegó a superar el medio millón de euros de facturación solo con su software CRM.

La cruda realidad es que es el proyecto nunca llegó a funcionar como parecía y se quedó en “stand by” durante varios años por varias razones fundamentales. La primera de ellas es que la fuente de ingresos de la compañía era el alquiler del software de CRM y la segunda que los clubes empezaban a desarrollar sus propias webs para gestionar las reservas. Lo que chocaba con alojar la web en un subdominio de padelclick, algo que suena muy bien pero que a la larga suponía para los clubs un problema al entregar su espacio y su marca en Internet a un tercero. A día de hoy todavía queda algún subdominio activo.

Maldita hemeroteca

Como siempre en cualquier historia retrospectiva la hemeroteca es implacable, veamos. En 2016 podemos encontrar varios artículos de prensa donde aparece el propio Servet hablando de las bondades de Padelclick y como los clubes dejaban en manos de su herramienta toda su operativa diaria. Módulos de reservas, facturación, torneos, escuela, TPV, control de accesos y hasta una zona donde los propietarios de los clubs podían conocer todos los detalles de sus jugadores. Tampoco era extraño ver a la empresa promocionarse en eventos como el que celebraba el Salón de la Industria del pádel.

Fundadores de Syltek, Miguel Matía y Sergio Servert

La llegada de Pablo Carro “el visionario”

En 2015 se incorpora al equipo de Syltek el actual CEO de Playtomic que llegó con un perfil puramente comercial. Pablo Carro procedía de ZTE, marca de telefonía donde realizó labores de márketing, para posteriormente abandonar la multinacional y participar en la Liga Marca también con carácter comercial. Es entonces cuando el diario deportivo, tras tres años celebrando la competición, incorpora a la aseguradora DKV como patrocinador gracias a la gestión de Carro. Puntualizar que DKV volverá a la palestra de esta historia porque los motivos del patrocinio también los desgranaremos ya que no son exclusivamente estratégicos.

Pablo Carro en el centro

Tras el éxito de la Liga Marca, Carro entró en contacto con Syltek para ofrecer a la empresa la posibilidad de organizar nuevos torneos en clubes deportivos que utilizaran su software. Una forma de fidelización que permitiría por un lado mantener a los clientes contentos y por otro lado organizar torneos en los que cobrar dinero a los patrocinadores. En ese momento se forjó la relación mercantil entre el creador de la Liga Marca y el equipo fundador de Syltek.

Nacimiento de Cloobing

Paralelamente en 2015 nace una nueva startup creada por Javier Sanz, Borja Rodríguez, empresarios y diferentes directivos e inversores del sector de las telecomunicaciones. El objetivo de Cloobing era crear un “booking” de instalaciones deportivas que permitiera a los jugadores reservar pista, independientemente del deporte, cobrando a los clubes una pequeña comisión por cada reserva. En los comienzos de la empresa el roadmap incluía un CRM Web para que los clubs pudieran gestionar toda su operativa y el desarrollo de una aplicación para Apple y Android que permitiera buscar instalaciones deportivas, realizar reservas y también dejar reseñas sobre los clubs. En una segunda etapa la aplicación preveía, con el objetivo de convertirse es una herramienta social, la posibilidad de realizar rankings de jugadores para facilitar la creación de partidos en diferentes niveles.

Haciendo un poco de historia conviene recordar que Sanz y Carro se conocían de la etapa de ZTE e incluso habían realizado algún que otro viaje juntos estableciendo así una buena relación personal. La fuerza del destino había querido que, de nuevo, los dos emprendedores coincidieran en proyectos similares; Pablo se había convertido en director comercial de Syltek mientras que Javier lideraba el desarrollo de Cloobing.

Buenas intenciones y una misma misión

En enero de 2016 se produce el primer contacto oficial entre ambas empresas a tenor de que la sinergia parecía clara. Si Syltek era el líder en España con más de 500 clubes utilizando su software, ¿Por qué no conectarse directamente a ellos y compartir un 50% de comisión? Pablo Carro no tardó en atender la petición y se produjeron los primeros encuentros.

Durante las primeras semanas la sintonía entre las dos partes era evidente. Por un lado, Cloobing mostró todo el potencial de la aplicación y sobre todo el plan de marketing que iba a llevar a cabo para promocionar la marca. Por otro Syltek podría aumentar su volumen de negocio simplemente desarrollando una API que permitiera a Cloobing conocer la disponibilidad en tiempo real de las pistas. La unión comercial y empresarial parecía inminente y la idea de generar un sistema de gestión y reservas cuasi mundial empezaba a tomar forma.

Todo fluía, pero a la vez nada avanzaba, el sentir de unos no era de los otros, que diría un pensador. A medida que Cloobing aceleraba el desarrollo de todo el software, Syltek siempre encontraba trabas para retrasar la unión comercial de ambas empresas. Algo que sorprendía a los directivos de Cloobing a la vista de las expectativas de negocio, pero sobre todo de lo bien que podía encajar estas dos empresas. Primero fueron las argucias legales con la Ley orgánica de Protección de Datos por el acceso de un tercero a los datos de los clubes, después eran problemas técnicos para desarrollar la API por falta de personal, luego eran otras prioridades que atender… siempre había un motivo para retrasar todo y es que, a tenor de los resultados, formaba parte de un plan perfecto tejido por Pablo Carro para ganar tiempo y relanzar MyPadel con todo lo que estaba viendo en Cloobing.

Ex trabajadores de Syltek reconocen que en el momento que Pablo ve Cloobing tiene claro que el modelo de la empresa tiene que virar y es que no es lo mismo cobrar una mensualidad a 500 clubes que comisionar de miles de reservas que se pueden llegar a gestionar. La llamada del color de dinero acaba de despertar la mente del “visionario” que fragua un plan perfecto aprovechando la relación personal que tenía con Javier, para copiar íntegramente todo lo que Cloobing iba enseñando a medida que la empresa iba desarrollando el software. Sergio Servert, fundador de Syltek era del todo consciente que había otra oportunidad de “relanzar” la fallida MyPadel precisamente aprovechándose del trabajo del que iba a ser su socio estratégico.

En junio de 2016 Pablo Carro envía el siguiente correo electrónico:

Borja, Javier,

En primer lugar, muchas gracias por la reunión de ayer. Como siempre, el “feeling personal” ha sido espectacular, y estoy absolutamente seguro que lo seguirá siendo con independencia del acuerdo empresarial que alcancemos.

En segundo lugar, volver a agradecer vuestra enorme paciencia durante estos meses. Como comentamos, nuestra organización ha sufrido enormes cambios y lamentablemente no hemos sido capaces de responder a vuestras propuestas con la “celeridad” que merecíais. Existen un conjunto de motivos que os menciono a continuación y que pueden ayudar a entenderlo, aunque nunca justificarlo.

Hemos pasado de ser 8 a más de 22 empleados. Hemos cerrado varios acuerdos de distribución internacionales (USA, Méjico, Holanda, Italia), kick-off de los primeros clientes de USA, potenciando en paralelo los verticales de fútbol y Golf y firmando importantes contratos con clubes de enorme importancia. En definitiva, nos hemos centrado en lo que “sabemos hacer” bien, nuestro CRM y nuestro modelo de negocio B2B.

En este contexto de “sana competencia interna” entre proyectos que ha tenido desbordado al equipo técnico, MyPadel se ha desarrollado con cierta urgencia debido a la presión de un patrocinador (bendita presión). Y, por si fuera poco, ha habido cambios en equipo de gestión que lo estaba liderando. Os podéis imaginar, en esta situación, el poco tiempo que le hemos podido dedicar a estudiar un acuerdo de tanto calado como el vuestro.

Sin embargo, todo esto nos ha servido ha servido a Sergio y a mí para reflexionar y, a consecuencia de ello, ayer os convocamos ayer para trasladaros una “declaración de intenciones” que os resumo a continuación.

La realidad es que ni Cloobing y MyPadel NO se “necesitan” para desarrollar sus respectivos negocios:

-Por parte de Syltek tenemos más de 500 instalaciones deportivas ya conectadas con nuestro CRM, un equipo con mucha experiencia, un negocio sólido y rentable con presencia internacional en crecimiento. Y desde la perspectiva B2C, una App ya lanzada que funciona para reservar pista que cuenta con un patrocinador muy comprometido. Desde la perspectiva económica, hoy disponemos de una buena capitalización y capacidad inmediata para encontrar mayores recursos a través de los propios socios actuales y varios fondos que ya nos han trasladado propuestas. De esta forma aceleraríamos el roll-out internacional del negocio B2B y desarrollaríamos con potencia el negocio de B2C. Más recursos, más talento, más know-how y, por supuesto, planificación estratégica. Para nosotros simplemente se trata de hacer las inversiones necesarias para meterle unas marchas más (o dos).…

-Por parte de Cloobing sabéis desarrollar planes para atraer y retener clientes mediante eficaces planes de medios. Habéis formado un equipo de demostrado éxito liderando diferentes organizaciones rodeado que dirige un equipo experto en UX, diseño y usabilidad que se ha traducido al desarrollo de una muy prometedora y atractiva App. Vuestra capacidad económica para invertir lo que sea necesario para hacer crecer el negocio (incluso en un CRM) está fuera de toda duda…

En definitiva, ambas compañías podemos encontrarnos y competir “amistosamente” en el mercado. O, tal y como habéis propuesto, podemos encontrar fórmulas de colaboración que mediante modelos de comisionamiento u otras fórmulas que puedan resultar atractivas para ambas partes.

Sin embargo, nuestra respuesta a vuestras proposiciones, bajo un criterio de pura lógica empresarial, se basa en plantearos un acuerdo societario. Queremos encontrar esas sinergias y evitar la competencia en el mercado que nos fuerce a duplicar las inversiones. Para nuestro crecimiento, como comentamos ayer, preferimos socios estratégicos que aporten valor al negocio, no simplemente inversión económica.

Sobre el papel existe una evidente complementariedad y una enorme posibilidad de crear lo que llamamos un “círculo virtuoso” de máxima competitividad que desarrolle ambos negocios en paralelo y se retroalimenten. De esto nos gustaría hablar el próximo 29/06.

No creo que la reunión del miércoles sea para hablar de “números finos” pero no habría inconveniente en presentaros algunas slides y cifras generales. Sergio y yo estaremos en Barcelona hasta el martes por la noche en varias reuniones, pero no dudéis en plantearnos una agenda concreta para poder ir mínimamente preparados.

Muchas gracias,

Dicho correo daba un paso más, proponían a Cloobing formar parte del accionariado de Syltek o bien fusionar ambas compañías. Se puede decir que no sonaba mal… pero era todo puro humo, en realidad era otra estrategia más para ganar tiempo y así continuar con el desarrollo de MyPadel fusilando todo lo que Cloobing iba enseñando y también Timpik, líder en aquel momento en creación de eventos deportivos sociales

Relanzamiento de MyPadel by DKV

Finalmente, Pablo Carro consuma su plan y relanza MyPadel by DKV con un objetivo claro, matar a Cloobing, ofreciendo a los clubes las reservas sin ningún tipo de coste. Dicho en román paladino: ofrecer el mismo servicio de Cloobing basado en la comisión por pista reservada y no por el uso de su software.

Hay un punto importante en la historia y es que igual que en la Liga Marca, vuelve a aparecer DKV en escena como patrocinador aportando el capital necesario para el desarrollo. Ex trabajadores de Syltek confirman a este medio que Pablo Carro y la directora de marketing de la aseguradora tenían una relación sentimental y por ello contaban con el respaldo económico. Todo comenzó años atrás cuando DKV aterrizó en la Liga Marca… gracias al amor.

Miguel Matía – MyPadel

Meses más tarde el equipo de Cloobing decide a la desesperada salir al mercado con su propio CRM web y en solitario. Decenas de medios de comunicación se hacen eco de la noticia pero el daño estaba hecho. Después de perder cerca de un año dando por hecho que habría integración entre Syltek y Cloobing, el número de clubes adheridos a la plataforma era limitado y era simplemente el principio del fin. MyPadel tenía los clubes que usaban el software de Padelclick como CRM y además ofrecía la posibilidad de reservar pista sin comisión, jaque mate.

Cloobing App iOS

Entrada de Félix Ruiz, ex Tuenti

El empresario malagueño conocido por invertir con cierto éxito en multitud de empresas también aterriza en Syltek de la mano su amigo Pablo Carro. El emprendedor lideró en 2018 una ronda de 2,5 millones de euros que servirían por un lado para ir diluyendo a todo el equipo original de Syltek y por el otro para ir potenciando el desarrollo de MyPadel que posteriormente cambia de nombre a Playtomic para no limitarse exclusivamente a un único deporte. A partir de ahí se produce un verdadero punto de inflexión ya que también entra en la empresa Pedro Claveria, cofundador de Cuponation en España, Italia y México y emprendedor del Grupo Rocket Internet. En ese punto Pablo Carro ya tenía pista libre para ir diluyendo a los fundadores con numerosas rondas de inversión que tenían como objetivo escalar la empresa, pero a la vez quedarse con todo el control echando a los que habían creado ese software mágico que servía como puerta de entrada a los clubes. También vira el modelo de negocio para hacer exactamente lo que Cloobing les había mostrado, cobrar a los clubes un porcentaje por cada reserva. En la siguiente foto aparece el equipo de Playtomic con su fundador Sergio Servert al lado de Pablo por última vez antes de ser liquidado.

Sergio Servert y Pablo Carro

Dilución sin piedad

Dicho y hecho, tres años después de la entrada de Félix Ruíz, los fundadores originales de Syltek ya no están en la compañía y de hecho según nos han confirmado están desarrollando otro software CRM deportivo que posiblemente acabe compitiendo con la empresa que en su día crearon pero que perdieron el control entre ronda y ronda en base a mentiras y supuestas promesas. Se fueron con algunos millones en el bolsillo, pero nada comparable a la valoración de mercado que tiene su empresa. Mal negocio.

Los tres fundadores (Pablo, Felix y Pedro) que en realidad no lo son

Pedro Clavería como fundador de Playtomic dando una conferencia

A día de hoy Playtomic es líder indiscutible en reserva de pistas de pádel, pero ninguno de los que presumen en los medios de comunicación de reinventar la reserva de deportes estuvo ni ideó el modelo de negocio. Pablo, Félix o Pedro aparecen como cofundadores pero nada más lejos de la realidad. Simplemente fueron los más listos de la clase aprovechándose de Cloobing, Timpik, PadelManager y otras empresas que confiaron en establecer una relación sólida. Si se los encuentran dando conferencias de emprendimiento y contando que tuvieron una visión… desconfíen, puro humo y malas artes. Únicamente Félix puede presumir de tener una trayectoria empresarial envidiable y ejemplo en España. Primero fue Tuenti, después Jobandtalent y luego PlayTomic. En el caso de Pablo Carro, únicamente su agresividad comercial y su capacidad de embaucar a las personas le han llevado a ser multimillonario dejando eso sí muchos cadáveres por el camino.

4 Comentarios