Así mejorará la NASA la velocidad de Internet en el espacio con láser

La NASA desde la década de 1950 utilizando radiofrecuencia para enviar datos entre la Tierra y el espacio. Este ha sido el sistema que han usado durante casi 70 años, pero ahora por fin llega su sucesor en forma de láser. Será este mismo verano cuando podremos ver en acción el Laser Communications Relay Demonstration (LCRD), que demostrará hasta dónde pueden mejorar las comunicaciones.

Las ondas de radiofrecuencia y la luz infrarroja son radiación electromagnética. Lo único que cambia es su longitud de onda, donde ambas son invisibles para el ojo humano. En sus misiones, la NASA modula los datos y los convierte en ondas electromagnéticas, que viajan desde las naves hasta las estaciones que hay en la Tierra, una de las cuales está en Madrid.

El láser permite enviar más información a la vez

El problema de las señales de radiofrecuencia es que se van dispersando. Con la luz infrarroja y el láser, que son señales ópticas, es posible empaquetar los datos en frecuencias más estrechas, por lo que las estaciones en la Tierra pueden recibir más datos a la vez. De esta forma, ya que tanto las señales de radiofrecuencia como las de luz infrarroja viajan a la velocidad de la luz, lo único que puede mejorarse es la cantidad de datos que pueden comprimirse envío de datos.

nasa laser

Así, la señal de láser es más potente y permite almacenar más información, además de reducir interferencias y mejorar la seguridad al concentrar la señal a una zona concreta y evitar que otra zona geográfica cercana pueda capturarla. El inconveniente de esto es que hay que ser extremadamente preciso al apuntar, ya que, con desviarse apenas una fracción de grado, la señal no llegará al destino.

Para evitar problemas con la señal, el satélite LCRD, situado a unos 35.400 km de altitud en órbita geoestacionaria, estará dos años probando este sistema con láser a través de numerosos experimentos. Las comunicaciones se harán con las estaciones de California y Hawái como clientes simuladores para ver si hay interferencias de cualquier tipo. Posteriormente, se harán pruebas con misiones espaciales.

1,2 Gbps: hasta 100 veces más rápido que ahora

La primera terminal, llamada Integrated LCRD Low-Earth Orbit User Modem and Amplifier Terminal (ILLUMA-T), llegará a bordo de la Estación Espacial Internacional en 2022, y permitirá alcanzar velocidades de 1,2 Gbps entre el satélite y la estación. Esa velocidad se alcanzará también entre el satélite y las estaciones base en la Tierra.

El LCRD y el ILLUMA-T son una evolución del sistema de comunicación que la NASA probó con láser en la Luna, y que alcanzó velocidades de hasta 622 Mbps. Con el láser, será posible recibir imágenes en alta resolución y vídeo en 4K mucho más rápido que hasta ahora, con una mejora de entre 10 y 100 veces con respecto a los sistemas actuales basados en radiofrecuencia. En comparación, un mapa de Marte tarda 9 semanas en enviarse con los sistemas actuales, y con el láser se tardaría sólo 9 días.

Además de las mejoras de velocidad, el uso de láser permite utilizar equipamiento que ocupe menos espacio, pese menos, y que consuma menos energía. Con ello, se pueden equipar más instrumentos científicos, y el consumo de batería se reduce significativamente. Por ello, esperan que en los próximos años el láser se convierta en la forma por defecto para enviar y recibir datos en el espacio, como si de una serie del espacio se tratase.

Fuente > NASA

¡Sé el primero en comentar!