La Unión Europea quiere sus propias DNS para bloquear webs

El sistema de DNS, o Domain Name System, es una parte vital del funcionamiento de Internet. Fue creado a mediados de los 80, y gracias a él los navegadores web pueden convertir las direcciones que escribimos en direcciones IP para visualizar un contenido almacenado en un servidor. Gracias a ello, no tenemos que recordar una dirección IP, sino un nombre, lo cual es más sencillo. Las DNS más usadas son las de Google, Cloudflare y OpenDNS. Todas ellas tienen la particularidad de que están basadas en Estados Unidos. Y a la Unión Europea no le gusta.

La mayoría de usuarios utilizan las DNS que trae su operador por defecto. Sin embargo, usar otras de terceros aporta ventajas como una mayor privacidad o mayor velocidad a la hora de resolver las direcciones. Por ello, la Unión Europea quiere dejar de depender de los resolutores estadounidenses, y ha anunciado su propuesta alternativa llamada DNS4EU.

Las resoluciones se procesarán en Europa

Según lo describe la UE, «DNS4EU ofrecerá un alto nivel de resiliencia, protección de ciberseguridad global y específica de la UE. También apostará por la protección de datos y privacidad de acuerdo con las normas de la UE, y garantizará que los datos de resolución de DNS se procesen en Europa y que los datos personales no se moneticen. Se adherirá a los últimos estándares de seguridad y privacidad de Internet. Será ampliamente detectable y fácil de configurar por los usuarios finales en su equipo y software.»

Como vemos, no podrán monetizarse los datos de resolución, y se promete que se van a cumplir todas las regulaciones de protección de datos del RGPD. Además de utilizarse para servir a los usuarios finales de manera directa, también se utilizará como resolutor para las redes troncales que gestionan el tráfico entrante y saliente de la Unión Europea.

Quieren bloquear las webs pirata

DNS4EU también bloqueará en la medida de lo posible los ataques de malware y phishing. No obstante, también se detalla que la UE podrá filtrar «URLs que conduzcan a contenido ilegal en función de los requisitos legales aplicables en la UE o en las jurisdicciones nacionales (por ejemplo, en función de órdenes judiciales), en pleno cumplimiento de las normas de la UE».

Bajo esa definición cabe el bloqueo de las páginas web relacionadas con la piratería, siempre y cuando haya una orden judicial ordenando su bloqueo en la región. También se abre la puerta a bloquear contenido que pase por las redes troncales europeas utilizando este resolutor. Con ello, la Unión Europea tendría potestad para bloquear el acceso a cualquier tipo de contenido si hay una orden judicial al respecto.

Desde el Partido Pirata, con representación en el Parlamento Europeo, creen que el proyecto es innecesario. Las soluciones de DNS actuales funcionan bien, y son mantenidas por empresas privadas.

En el caso de DNS4EU, sería la UE la que lo manejaría, lo cual podría dar lugar a censura por parte del gobierno. Además, los bloqueos por DNS se pueden saltar con bastante facilidad, por lo que normalmente suele ser mejor cerrar webs relacionadas con la piratería antes que bloquearlas, ya que ese excesivo bloqueo puede llevar a la prohibición de acceso a dominios por error.