Un país se ve obligado a responder si las vacunas dan acceso a Internet

La mente humana no tiene límites. El pensamiento crítico y la imaginación son buenas cualidades siempre y cuando vayan aparejadas de conocimiento. Sin él, se pueden llegar a tener ideas totalmente demenciales, como que las vacunas tienen chips, o que las vacunas pueden llegar a darte acceso a Internet. Por ello, el gobierno de un país ha tenido que llegar a desmentirlo.

Hablamos del gobierno de Australia. Por muy locos que parezcan los conspiracionistas de España, los de otros países como Estados Unidos, Reino Unido o Australia son todavía peor. En Australia, por ejemplo, Facebook suspendió la cuenta del diputado del parlamento Craig Kelly durante una semana. El motivo fueron tres publicaciones, donde criticaba las mascarillas, y hablaba de tratamientos peligrosos para tratar el coronavirus. Además, este diputado había colaborado con un chef famoso del país para promocionar una lámpara de 10.000 euros que prometía curar el virus.

El FAQ de vacunas en Australia habla sobre Internet

Por ello, el Departamento de Sanidad de Australia ha creado una página llamada «Is it true?«, un FAQ lleno de preguntas absurdas y respuestas con fundamento científico para tratar de luchar contra la desinformación. Es lógico que haya algunas dudas sobre los efectos de las vacunas o de los síntomas de ponérsela, pero es que hay dos páginas dedicadas a temas como si las vacunas contienen microchips, o si las vacunas nos conectarán a Internet.

En la página de «¿Pueden las vacunas del COVID-19 conectarme a Internet?«, el gobierno deja claro que esto no es posible, a pesar de que sea lógico. Todos los componentes de las vacunas están detallados, y todos sus componentes son biológicos. En el FAQ se detalla el uso de microgeles en algunas vacunas de ARN mensajero, que ayuda a que la vacuna se vaya dispersando lentamente por el cuerpo.

Esos microgeles se usan por ejemplo para evitar que los componentes que se introducen en el cuerpo se dañen, como pueden ser las células madre. Eso ha llevado a algunas personas a pensar que esto era necesario para implantes electrónicos. Sin embargo, esto no es así. También que las vacunas de ARN mensajero de Pfizer usan un lípido para que la cadena de ARN pueda depositarse correctamente en la célula y se fabriquen los anticuerpos contra el virus.

También hablan de microchips

Por último, el FAQ también cuenta con una sección llamada «¿Contienen las vacunas para la COVID-19 un microchip o algún tipo de tecnología de rastreo?» que habla de los chips o de tecnologías de rastreo afirma que, efectivamente, las vacunas no contienen ni software ni microchips ni nada parecido, y no pueden usarse para rastrear a personas.

Fuente > Australia

¡Sé el primero en comentar!