No, eMule no ha vuelto 10 años después desde su última versión

No, eMule no ha vuelto 10 años después desde su última versión

Alberto García

En los últimos días, diferentes portales han recogido una información relacionada con eMule, el inmortal programa de descargas que siguen usando miles de personas en todo el mundo. Esa información hacía referencia a que había una nueva versión oficial de eMule disponible, pero esa información es falsa, ya que esta versión no es oficial.

Todo empezó el 14 de agosto. Ese día, la comunidad de desarrollo de Emule publicó la versión 0.60a, la primera beta pública de la versión 0.60 de eMule. Esta versión incluye multitud de cambios, como el uso de HTTPS para descargar datos como el server.met, nodes.dat o el IPFilter. Además, también es la primera vez que hay una versión de eMule disponible en 64 bits de manera nativa.

eMule 0.60a está desarrollado por la comunidad

El problema es que esa versión no es oficial, ni reemplaza a la última versión oficial disponible. En su lugar, esta versión está desarrollada por la comunidad, y es modificada por un grupo de desarrolladores aficionados. Por ello, aunque se pueda usar eMule con diversas mejoras con esta versión con respecto a la versión oficial (y además es recomendable hacerlo), no se trata de una versión que la sustituya.

emule beta

Esta versión se trata de un fork de la versión original, la cual sigue siendo la 0.50a, lanzada el 7 de abril de 2010, hace ya más de 10 años. La red arrancó en 2002, y fue en la primera década del siglo XXI cuando adquirió mayor popularidad. Sin embargo, poco a poco fue perdiendo popularidad en favor de las descargas torrent, debido sobre todo a la enorme cantidad de contenido falso y virus que había en las descargas con eMule. Con el torrent es más fácil comprobar la veracidad si se descarga el archivo de un sitio fiable, teniendo un mayor control y ayudando así a evitar introducir malware en los ordenadores.

El torrent sigue siendo una opción más fiable en 2020

Además, el proceso de configuración inicial de eMule es algo más tedioso, teniendo que introducir filtros de IP y buscar servidores seguros y fiables. En el caso del torrent, los trackers van asociados automáticamente a cada torrent, y por ello la comodidad es mucho mayor. Además, en los últimos años ha habido malware más sofisticado que se propaga por eMule, utilizando técnicas de ransomware que apenas existían en la primera década del siglo XXI.

eMule

Por ello, su desarrollo fue abandonado por el equipo oficial, y fue la comunidad la que se unió para actualizar el anticuado código de la versión 0.50a y adaptarlo más a la actualidad, incluyendo el lanzar una versión de 64 bits. Además de la versión desarrollada por la comunidad, hay otros forks circulando por la red que contienen todo tipo de malware, mientras que otros prometen versiones recientes a cambio de pago con tarjeta. No es necesario decir que todos son falsos, y que el único desarrollo «real» y más cercano a lo oficial que vamos a ver es el de este enlace en el foro de eMule.