Ten siempre visible un programa en Windows con estos trucos

Ten siempre visible un programa en Windows con estos trucos

Rocío GR

Una opción cómoda para trabajar es, por ejemplo, usar una doble pantalla o dividir la tuya en varias zonas. Esto es especialmente interesante en pantallas grandes en las que podemos tener el navegador a un lado o un procesador de texto en otro, por ejemplo. O si estás haciendo algo mientras ves una serie, por ejemplo. Pero no siempre tenemos a mano las ventanas que nos gustarían y es por eso que puedes seguir algunos trucos o consejos para anclar una ventana o tener una aplicación siempre visible en Windows 10 o en Windows 11.

Hay varias opciones que nos pueden ayudar a mejorar la productividad. Algunas de ellas directamente desde el ordenador o la configuración del mismo y otras que podremos conseguir si descargamos programas específicos.

Anclar ventanas o programas

Podemos anclar programas en la barra de inicio de Windows si queremos tener programas siempre a mano sin necesidad de buscarlos entre todos los que tenemos en el ordenador. No permite anclar una ventana para que esté siempre visible sino que lo que creamos es un acceso directo que vemos siempre incluso si tenemos algo abierto y no tenemos a mano el escritorio, por ejemplo. Podemos anclar y desanclar tantas veces como queramos según las necesidades que tengamos en cada momento. Esto nos permitirá tenerlos a mano siempre que queramos.

El proceso es muy sencillo: vamos al icono del programa que nos interese, esté en la ubicación que esté, y hacemos clic derecho sobre el mismo. Aparecerá un desplegable con opciones y buscaremos “anclar en la barra de inicio”. Toca sobre esta opción y automáticamente aparecerá en la parte inferior de la pantalla.

anclar

Si quieres cambiarlo o quitarlo, ve al icono de la parte inferior y haz clic con el botón derecho. Verás una lista de opciones y elige “desanclar”.

desanclar

Acoplar ventanas

Si tienes Windows 11 puedes usar la herramienta Snap Layouts o Acoplar ventanas que nos permite  organizar las ventanas que utilicemos para tener siempre visible lo que queramos ver. Hay varias plantillas diferentes que podemos usar:

  • Dos ventanas exactamente iguales
  • Dos ventanas con diferente tamaño: 80 y 20
  • Tres ventanas iguales
  • Una mitad completa y otra mitad dividida en dos partes
  • Cuatro partes iguales en formato 2 y 2
  • Tres partes en la que la central es ligeramente más grande que las laterales

Ajustar

No tenemos que hacer nada complicado y simplemente debes tocar en el botón clásico de minimizar o maximizar que será el encargado de darnos las opciones. Eliges la que quieras y ajustará las ventanas para una multitarea cómoda. Como explican desde Microsoft, podemos hacerlo así: “Mantenga el puntero sobre el botón maximizar de una ventana o presione Win+Zy, a continuación, elija un diseño de ajuste para optimizar el espacio de pantalla y la productividad.”

Además, también nos permite ajustar grupos. Esto significa que podemos ajustar todas las ventanas que nos interesen o que tengan una misma temática para que aparezcan en un único grupo. Como puedes ver en la imagen, acopla dos o más aplicaciones o ventanas para crear “un grupo de complementos”. Si quieres usarlas, solo debes usar el puntero y ponerlo sobre la barra de tareas.

Acoplar grupo

Herramientas de terceros

Otra opción es utilizar una herramienta especializada que nos permita la reproducción de ventanas en formato PiP sin necesidad de depender de las funciones propias que tiene Windows. Hay varias herramientas que nos permiten fijar ventanas o disfrutar de este formato de forma gratuita y muy útil.

OnTopper

Como su propio nombre indica, OnTopper permite fijar ventajas para tenerlas siempre a mano y es muy fácil de utilizar. Solo tenemos que descargarlo desde la web SourceForge y nos permitirá ejecutarlo y elegir qué proceso o programa queremos mantener “on the top”. Cuando lo instales y lo hagas funcionar, veremos la ventana principal con todos los procesos que se están ejecutando en el ordenador. Elegimos el que queramos y pulsamos en “Set top”. En caso de que no esté disponible o no aparezca en la lista debemos ejecutarlo y tocar en “Update”

Una vez que lo tengamos, nos aparecerá siempre en primer plano. Si queremos quitarla, podemos elegir el botón “Unset top” y volverá a su estado habitual.

Ontopper

PiP Tool

Otra opción, por ejemplo, es la herramienta de PiP Tool. De esta manera, podremos ejecutar cualquier aplicación que tengamos abierta en nuestro escritorio en modo PiP para tenerla siempre visible por encima del resto de ventanas. Para ello, vamos a tener que echar mano de esta sencilla herramienta que podemos descargar de forma totalmente gratis en Github

Como su propio nombre indica, ha sido desarrollada para permitir ejecutar cualquier aplicación en modo PiP en tu escritorio. Una vez hemos descargado la herramienta y procedido con su instalación, al lanzar PiP Tool veremos que cuenta con una interfaz muy sencilla y minimalista. Tan solo veremos una pequeña ventana negra en la que aparece un desplegable con las ventanas que tenemos abiertas en el escritorio y dos botones, un check para confirmar y un aspa para cerrar, así de sencillo.

piptool.jpg

Por lo tanto, lo único que tenemos que hacer para que una de las aplicaciones que tenemos abiertas en el escritorio se ejecute en modo PiP es seleccionarla del desplegable. Una vez hecho esto, automáticamente PiP Tool nos llevará el foco a dicha ventana y nos aparecerá una herramienta de marcado para que podamos seleccionar la parte de la ventana que queremos que siempre esté visible. Podemos elegir la ventana completa o bien la parte de la aplicación que queremos que se muestre siempre visible.

piptool1-715x449.jpg

Después de seleccionar la zona que queremos visualizar en modo PiP, solo queda pulsar sobre el icono del check para confirmar y automáticamente veremos cómo nos aparece la ventana o sección de la ventana que hemos seleccionado en una ventana flotante a parte en modo PiP. Por lo tanto, siempre se mostrará por encima de cualquier ventana que estemos utilizando. Además, podemos cambiar su tamaño o arrastrarla para colocarla donde más nos convenga en cada momento.

piptool2-715x389.jpg

Si queremos cambiar de aplicación, es decir, cambiar la que tenemos en modo PiP o Picture in Picture en ese momento en nuestro escritorio por otra, lo único que tenemos que hacer es hacer clic sobre el icono que aparece a la izquierda del aspa de la ventana flotante y automáticamente podremos seleccionar una nueva del desplegable de PiP Tool.

¡Sé el primero en comentar!