Métodos con los que sí se puede llegar a espiar una cuenta de WhatsApp

Software

Seguro que en alguna ocasión te has preguntado si es posible que estén espiando tu WhatsApp o incluso si es posible “echar un vistazo” en el de otra persona. La respuesta corta es que sí, se puede espiar WhatsApp y existen varios métodos para ello.

La aplicación de mensajería WhatsApp es una de las más populares del planeta por no decir que es la más popular. Nos sirve para comunicarnos con nuestros amigos, nuestra pareja o nuestra familia, pero también se utiliza cada vez más en ámbitos laborales o profesionales. La comodidad de enviar un mensaje junto con la posibilidad de añadir fotos, Emojis, documentos o notas de voz, hacen que sea la herramienta de comunicación definitiva.

Al utilizarlo millones de personas, el interés por espiar o hackear el WhatsApp de otros no para de crecer. Muchos creen tener razones justificadas para hacerlo, pero la realidad es que estamos cometiendo algo ilegal. Además, debemos extremar las precauciones para evitar el malware, los virus y los fraudes que pueblan Internet con este pretexto.

La larga es que, aunque es posible hacerlo, lo primero que se necesita para poder hacerlo es tener acceso al móvil, al menos durante unos minutos. Sin olvidar, por supuesto, que espiar a una persona es ilegal en la mayoría de países del mundo.

Espiar WhatsApp es posible

Hace unos años era posible espiar conversaciones de WhatsApp simplemente estando conectado a la misma red WiFi que el emisor o el receptor de los mensajes. Las conversaciones no se cifraban y por eso capturando el tráfico de la red era posible ver las conversaciones sin demasiadas complicaciones.

¿Es posible espiar WhatsApp?

En la actualidad esto ya no es posible, igual que muchos otros trucos para espiar WhatsApp que ya no funcionaba. Desde hace tiempo la app de mensajería encripta punto a punto las conversaciones. Esto significa que cuando envías un mensaje se cifra en tu dispositivo y viaja de esa forma por Internet. Al llegar al móvil de la persona a la que le escribes se desencripta y es en ese momento cuando se puede leer; cuando ya está en el otro dispositivo.

Sin embargo siguen existen opciones para poder espiar el móvil de una persona. Como decía, para poder utilizar estos métodos es necesario tener acceso físico al móvil donde está la cuenta de WhatsApp activa, pero solo durante unos minutos.

A continuación reparamos algunos de los métodos más utilizados y que sí funcionan en la actualidad.

WhatsApp Web, uno de los métodos más sencillos

WhatsApp Web

Uno de los métodos más habituales y fáciles de aplicar es WhatsApp Web. Basta con iniciar sesión en el servicio en un ordenador para poder ver todos los mensajes que se envían y reciben, además de todas las conversaciones anteriores (archivos adjuntos incluidos).

Una vez inicia la sesión en un ordenador, WhatsApp no notifica cuando está abierta la versión web, por lo que pueden estar espiándote sin que lo sepas. Lo que sí ocurre es que si abren una conversación con mensajes que todavía no has leído, estos se marcarán como leídos también en tu móvil, algo que te puede empezar a hacer sospechar.

Si crees que puedes estar siendo espiado con este método debes acceder al apartado de Configuración de la app, abrir  WhatsApp Web y ahí verás todas las sesiones abiertas. Si hay alguna que no conoces podrás cerrarla remotamente y no se podrá volver a abrir de forma remota. Para volver a iniciarla será necesario volver a leer el código QR de la versión web desde el móvil, por lo que el espía necesitaría nuevamente acceso a físico.

Software espía para teléfonos móviles

Software espía para WhatsApp

Otro método es más sofisticado y pasa por utilizar algún software espía. En el mercado existen varias aplicaciones que se pueden instalar en dispositivos iOS (iPhone) y Android que funcionan en segundo plano y son capaces de registrar prácticamente todo lo que ocurre en el dispositivo.

Si tu dispositivo tiene una de estas aplicaciones instaladas es muy difícil que sea detectada y el espía puede estar viendo absolutamente todas tus conversaciones de forma remota. Pero no solo eso, también puede estar grabando tus llamadas (incluso las que haces desde la app Teléfono), viendo tus SMS, fotos, etc, etc…

Para que un espía pueda hacer esto necesita tener acceso a tu dispositivo durante un buen rato y también que el dispositivo tengo acceso root o jailbreak aplicado. Además, en el caso de iOS también puede ser necesario que tenga acceso a tu contraseña de iCloud. Una vez instalada en el equipo, puede controlar toda la configuración de forma remota y no necesitará volver a acceder al equipo.

Este tipo de software funciona de forma transparente en el móvil. No hay forma de detectarlas a simple vista, aunque uno de los problemas que suelen causar es una caída de rendimiento del dispositivo o que se sobrecaliente demasiado debido al uso exhaustivo que hacen del procesador y de la conexión de datos o WiFi que hacen.

Si sospechas que puedes estar siendo espiado con una aplicación de este tipo, lo más rápido para librarse de ella es restaurar el móvil a estado de fábrica. Puedes hacer antes copias de tus fotos y demás contenidos, pero la restauración total es la vía más rápida para librarse de ellos.

Ojo con las copias de seguridad

Copias de seguridad

Las copias de seguridad también pueden ser un método utilizado para espiar WhatsApp. Tanto los backups de la propia app, especialmente en Android que se almacenan en el propio dispositivo, como los backups completos de iOS, se pueden desencriptar y acceder directamente a ellos.

Con el software adecuado es posible acceder a las conversaciones y ver todos los chats y también los archivos adjuntos. En este caso solo es posible acceder a los mensajes que están en el backup, todos los anteriores estarán a salvo en tu móvil.

Escrito por Manu Iglesias

Fuente > ADSLZone