Cómodos y ventajosos: estos son los mejores patinetes plegables

Popularizándose a un ritmo imparable, los patinetes eléctricos se dan como la gran alternativa para nuestros desplazamientos, en lo cual se han desarrollado algunos como los plegables que están llamando poderosamente la atención. El motivo no es otro que porque estos se dan como los que tienen las máximas facilidades para ir de un lado a otro de una manera más sencilla y cómoda. Los exploramos en detalle.

Las bicicletas no son el único medio de transporte cien por cien limpio que puedes contemplar en las ciudades españolas. Los patinetes eléctricos se han hecho un hueco importante en el día a día de muchas personas, y cada vez hay más modalidades que se emplean delante de nosotros.

Los patinetes plegables, en gran atención

Y es que, desde hace varios años (y con gran firmeza, además), este tipo de vehículo ha conquistado los corazones de quienes quieren disfrutar de su autonomía y también de su ciudad sin dañar el medioambiente con emisiones contaminantes. Y por supuesto, que evitan perder tiempo en atascos y dinero buscando aparcamiento en los núcleos urbanos en su día a día.

Con diferentes y múltiples ventajas, en países como España, y según los datos aportados por la Asociación de Usuarios de Vehículos de Movilidad Personal, hay actualmente unos 800.000 patinetes eléctricos de uso particular y otros miles en alquiler. Y según el IX Estudio Españoles ante la Nueva Movilidad elaborado por Demoscopia, el patinete eléctrico escala posiciones respecto a los años anteriores.

Estos, como tal, se pueden clasificar de muchas formas, siempre atendiendo a las características que presenten. En cualquier caso, los aspectos más habituales que se tienen en cuenta para dividir los diferentes tipos de patinetes son el número de ruedas, si dispone de asiento, la carrocería o el peso, entre otros. Y ahí, los que son los patinetes eléctricos plegables se están llevando la gran atención.

Cómo son

Aunque se hable de los patinetes eléctricos como un producto vanguardista y novedoso -porque en esencia, lo es-, ya llevan mucho tiempo en el mercado y cada vez existen más propuestas y modelos disponibles. En consecuencia, siempre encontraremos uno u otro que se adapte a nuestras necesidades sin que las diferencias de costes sean tan considerables.

Y ahí, los que se refieren como patinetes eléctricos plegables son lo más reconocidos. O lo que es lo mismo: si buscamos velocidad, encontraremos modelos de alta gama; si se opta por una mayor autonomía, también. Además, por si fuera poco, este tipo de vehículos se suelen complementar con los diferentes accesorios de patinetes.

De este modo, los que tengamos la intención de hacernos con patinetes eléctricos plegables, también podremos personalizar a nuestro gusto el patinete y añadir funciones que no suelen venir de serie pero que realmente son importantes. Como verás con los modelos que hemos preparado a continuación, son vehículos unipersonales, prácticos, sostenibles y muchos de ellos tienen una autonomía sorprendente.

Qué tener en cuenta

Entre los grandes aspectos que nos vamos a encontrar tenemos que considerar algo muy importante: no es lo mismo un patinete eléctrico para comprarle a un niño que un patín de cierta potencia para un uso diario en un entorno urbano. Dependerá siempre del presupuesto que tengamos, pero por lo general, la mayoría de estos se adaptan a los requerimientos de los usuarios.

Es por esto que los patinetes eléctricos plegables se dan como la mejor forma y los más recomendados del mercado para todos. El motivo es porque, además de que son fantásticos para ahorrar espacio, bien en casa o para desplazamientos en el coche o en transporte público, se caracterizan también por ser óptimos para personas que necesitan moverse en su día a día por la ciudad de una manera sencilla y lo más cómoda posible.

Cómo son patinetes eléctricos plegables

Es verdad que los comercios electrónicos los venden en todas sus formas, tipos y utilidades, pero al tratarse de un medio tan valioso, es mejor que lo revises por tu cuenta. Así, es clave comprender aspectos como su mantenimiento. Ahí, una tienda online no puede garantizarte el servicio que sí puede darnos una tienda física.

  • ¿Con qué frecuencia vamos usarlo y para qué lo utilizaremos?
  • ¿En qué tipo de terreno nos vamos a mover?
  • ¿Cuál es la distancia máxima que necesitamos recorrer?
  • ¿Llevaremos peso adicional?

Todas ellas son algunas cuestiones básicas que influirán, en mayor o menor medida, cuando nos dispongamos a estar delante de uno de ellos. Así, además, hay que centrarse en lo que nos puede ofrecer cada marca más allá de sus prestaciones. Esto es todo lo que tiene que ver con los recambios, extras y accesorios. Es importante que la marca del patinete que nos hagamos nos ofrezca una buena gama para disfrutar durante años. Pueden ser cascos, cargadores extra, bolsas de transporte…

Ahí, hay que fijarse en aspectos tan valiosos como puede ser la calidad de la batería, qué comodidad tiene (y cuál puede adaptarse más a nosotros), qué frenos usa (de palanca aplicada, zapata, de disco…). También la seguridad es un punto básico. Y es que un patinete eléctrico común, pese a su estructura abierta, suele tener una mayor capacidad para evitar imprevistos.

Por último, y no menos importante, este tipo de patinetes eléctricos plegables destacan, sobre todo, por su peso: uno de tipo Scooter puede rondar los 10kg. Por lo que es un peso que cualquiera podrá manejar con facilidad. Existen otros modelos más potentes, con ruedas más grandes, incluso con sillín que son más pesados.

Tipos y modelos

Hablando de los que pueden ser los tipos de este tipo de vehículo sostenible, tenemos que decir que hay más de un tipo o modalidad. Es decir; no por ser plegables tienen que ser todos iguales, ni mucho menos. Esto lo vemos a través de los diferentes formatos.

Así, por un lado están los que vienen con sillín, pero siguen siendo plegables. En este caso, te serán mucho más cómodos para conducir largas distancias. Ya sea por la cera, calle o carril bici. Con ellos podremos recorrer kilómetros sin sudar una gota, y sin cansarte o cargar los músculos de las piernas por ir de pie.

Qué tener en cuenta patinetes eléctricos plegables

Lo único que no es tan beneficioso es que en el momento de plegarlos, también tendremos que desmontar el sillín y deberemos guardarlo junto al patinete. Eso hará, inevitablemente, que ocupe más lugar y sea algo más incómodo a la hora de plegar.

En el otro lado, los que son plegables pero sin sillín, los cuales no tienen este pequeño inconveniente. Normalmente, únicamente es necesario plegar el manillar a través de un mecanismo muy sencillo y podremos recoger el patinete donde queramos. Ante ambos, contamos con distintos modelos de estos patinetes eléctricos plegables que se pueden dar muy bien para nuestros intereses.

HomCom 120W

El primero, y uno de los más populares del segmento, es este de HomCom, su modelo 120 W, que hace referencia a la potencia que porta. Aunque a priori un scooter, su popularidad es porque se ve para un público general, aunque es cierto que hay bastantes aún más completos.

HomCom patinetes eléctricos pleagables 120W

Este se trata de un patín que lo pueden los mayores de 7 años, también niños, lo que se nota en el peso máximo que aguanta (50 kg) y en la poca potencia de motor (120W). Por lógica, si somos un adulto dentro del peso recomendado también podemos usarlo. Si el objetivo es evitar el uso de otros vehículos, es posible que las prestaciones se puedan quedan cortas con el tiempo.

Sobre todo porque la potencia se queda justa en las cuestas, si el conductor ronda el peso máximo. Aún así, para desplazamientos cortos que se ajusten a las características técnicas, el funcionamiento es correcto. Asimismo, tiene una autonomía que permite recorrer entre 15 y 20 kilómetros con una única carga. El plegado es cómodo y sencillo, pero hay que retirar antes el sillín.

Xiaomi Mi Scooter Essential

El siguiente es el Mi Electric Scooter Essential, de Xiaomi, el modelo que más expectación ha despertado entre los aficionados a este tipo de dispositivos, por la calidad de sus prestaciones a un precio sorprendentemente bueno. Es muy aconsejable para hacernos con nuestros primeros vehículos de este tipo.

Xiaomi Mi Electric Essential 500W

La solidez de los acabados es una de las primeras cosas que sorprenden agradablemente, pero eso no es todo: poco a poco vamos descubriendo las muchas posibilidades de uso de este scooter eléctrico, que soporta un uso bastante intensivo pensado para trayectos medios.

Gracias a una potencia de 500 W en la rueda trasera, consigue una velocidad máxima de hasta 20 km/h para un peso de 60 kg. Dispone de un sistema de recuperación de energía cinética. Tiene una autonomía de entre 20 y 25 kilómetros. Lo tenemos disponible en Amazon.

ZWHEEL

Este modelo de Zwheel se parece mucho estéticamente al de la marca Xiaomi que hemos visto en el caso anterior. De una gran calidad, el mismo se trata de un patinete que dispone de una autonomía de 15-20km y una potencia que te permite circular a 25km/h.

Zwheel

Está fabricado en aluminio y se puede plegar fácilmente… Donde se queda atrás del Xiaomi es en el peso (15,5 kg), tres más que el modelo del gigante chino. No es un peso exagerado, pero se nota mucho cuando lo tienes que cargar y también afecta a la potencia.

Sus ruedas son sólidas y, por tanto, no tienen mantenimiento y no se pinchan nunca, por contra, no son muy aptos en terrenos irregulares. Dicho esto, se ve claramente que este modelo es muy similar al de Xiaomi. La gran ventaja es su precio, donde es mucho más económico que otros de sus mismas características.

Ninebot e-25

En su lugar, y presentándose como uno de los mejores patinetes eléctricos plegables de la actualidad por su gran potencia y autonomía, vemos este Ninebot e25e, de Segway, con el que la marca hizo apostar muy bien por este tipo de movilidad sostenible antes siquiera que su inmediata competencia.

Ninebot e-25

Es un patinete eléctrico ligero (12,5 kg) que se puede llevar con una sola mano y cuenta con un sistema de plegado en un toque, bastante superior al de la competencia. Esto lo convierte, probablemente, en una buena elección si tienes que usar el transporte público, sobre todos si son horas muy concurridas.

Para los más exigentes, sobre todo en aspectos de autonomía, equipa una batería de litio de 187 Wh capaz de brindar una autonomía que ronda los 25 kilómetros tras lo cual necesitará cargarse durante un tiempo máximo de 3,5 horas. En cuanto a las prestaciones que ofrece el Ninebot ES2, destaca su potencia de 300 W, que otorga una velocidad máxima de 15 Km /h, misma que dependerá del peso del usuario, la inclinación y la calidad del terreno.

Fundot F8

Otro de los plegables que más se están llevando la palma en el mercado es este Fundot F8, un tipo de patinete que será apto para el público más adulto que requiera de un poquito más de prestaciones. Este, en su caso, se hace ideal para recorrer pequeños trayectos con desniveles. Con una velocidad máxima de 25 km/h, su autonomía puede variar.

Fundot F8

Y es que desde la pantalla LED multifuncional que incorpora, este modelo permite controlar las tres velocidades que trae programadas. Según las condiciones de vía por la que se circule, son 10 km/h, 20 km/h y 25 km/h. También dispone de la opción velocidad de crucero: muy práctica para relajarse para ahorrar batería.

Viene equipado con ruedas de 8″, un poco más grandes de lo habitual para adaptarse a estos ciertos desniveles a los que podemos habituarlo. Para uso multiterreno, las llantas de aleación están rellenas de espuma rígida de poliuretano por lo que nos aseguraremos de no tener que cargar con el patinete hasta casa por culpa de un pinchazo. De pliegue fácil y rápido tiene un peso de 12 kilos. También dispone de freno eléctrico frontal.

¡Sé el primero en comentar!