Realiza un buen mantenimiento de tu patinete con estos pasos

A pesar de que sigue siendo un tipo de dispositivo, el patinete eléctrico sigue necesitando de cuidados y mantenimiento como cualquier otro tipo de vehículo. Caracterizados por su simple funcionamiento, este también precisa de algunas claves para que su uso sea el adecuado, y por supuesto para que no tengamos ningún problema a la hora de circular con él. ¿Conoces todo lo que debes hacer para que sea de una manera correcta?

Viéndose como los vehículos en más crecimiento de la que se conoce como micromovilidad, el patinete eléctrico siempre ha requerido de un mantenimiento para su uso. Es verdad que, gracias a que incorpora una mecánica bastante más sencilla que otras, esto tampoco requiere de nada excesivo. Sin embargo, lo cierto es que tras algunos usos, tal y como recomiendan los mismos fabricantes, a menudo se requiere de echarles un vistazo para conocer en qué estado se encuentran.

Sus delicados componentes requieren de una revisión

De esta manera, y a poco que el usuario haya utilizado alguna vez un coche o una moto, incluso una bicicleta convencional, sabrá que todo tipo de vehículo con ruedas necesita una atención. Independientemente de que sea a motor eléctrico, de combustión o a pedales, cada uno de ellos tiene un uso que no es el mismo para todos, como es normal.

Es por esto que, para el cuidado de nuestros patinetes, esto es bastante habitual. No hay que olvidar que siguen equipando diferentes sistemas eléctricos de los cuales depende que los elementos clave del mismo tengan un buen funcionamiento, así como de una utilidad mayor, tenga el tiempo que tenga.

Como tal, son vehículos con componentes delicados que requieren un mínimo mantenimiento si queremos que luzcan siempre en perfectas condiciones. Además de que este proceso debe ser periódico durante todo el año, también es posible que el clima y las temperaturas, como el calor, afecte a algunos componentes del patinete más que a otros. Estos pueden llegar a interferir en la batería o en los neumáticos.

Elementos que lo forman

En este sentido, es importante mencionar que todos y cada uno de los patinetes están formados por las mismas piezas y elementos. O lo que es lo mismo: ya sea un scooter, un urbano, segways, hoverboards… cada uno está formado por una serie de básicos que hacen requerir nuestro tiempo.

Sobre esto, algo primordial es que la prevención es el principal consejo para la tarea. Si vas sobre seguro, podrás conocer detalles como por ejemplo cómo colocar el manillar o cómo cargar correctamente la batería. Pero hay más. Bien es cierto que por su diseño y tipo de simples y sencillos las probabilidades de que ocurra algún tipo de fallo en el sistema son reducidas.

Mantenimiento cuidados patinete eléctrico

No obstante, como todos los medios de transporte, sus elementos tienden a sufrir variaciones que, a lo largo del tiempo, también harán porque su funcionamiento no sea el mismo que cuando lo compramos. Uno de ellos tiene que ver con componentes tan medidos como la batería, probablemente lo que más deberemos cuidar.

De todas formas, hay que tener en cuenta que, aunque no tengamos conocimientos de electrónica, sí que podemos hacer que nuestro dispositivo de movilidad se mantenga como el primer día. Y para ello solo hay que realizar un buen mantenimiento de nuestro patinete eléctrico. Eso sí, es muy importante saber cómo está formado.

  • Baterías. será quien determine la autonomía de nuestro patinete. Es decir, el tiempo que dura en marcha el patinete después de una carga completa… Dependiendo de la calidad de dichas baterías la autonomía de nuestro patinete será superior o inferior.
  • Controlador de potencia. Normalmente se encuentra en el manillar, aunque en los modelos que no tengan manillar (hoverboards) la velocidad será controlada por el movimiento de nuestro cuerpo gracias a unos sensores instalados.
  • Motor eléctrico. Un patinete eléctrico sin motor eléctrico tampoco es nada. Puede tener motores brush con escobillas o brushless sin escobillas. Cuanta más potencia tenga, más velocidad alcanzará.
  • Frenos. Pueden ser de tambor o de disco. Sus diferencias radican, principalmente, en que los de disco tendrán una capacidad de frenado mayor.
  • Ruedas. Fundamental en este tipo de VPN, pueden equiparse con ruedas anchas, cuya misión sea una mejor amortiguación y manejo en los terrenos de tierra, o más estrechas para pavimentos lisos.
  • Transmisión. La energía producida por el motor es transportada a las ruedas a través de la transmisión. Puede tratarse de transmisión directa, por correa (para modelos de menos de 500w de potencia), o transmisión por cadena.

Cuidados especiales

En lo que nos atañe, y entrando directamente en lo que es el mantenimiento de nuestro patinete eléctrico, un consejo muy importante es que es mejor realizar pequeños cuidados que tener que gastar grandes cantidades de dinero después. A menudo esto puede materializarse con el seguro contratado (para evitar males mayores te aconsejamos que lo hagas).

La diferencia con respecto a un coche o a una moto es que nadie te va a obligar a hacer el mantenimiento salvo tú mismo, en caso de que seas lo suficientemente responsable. A la hora de dirigirnos a ello, también es importante prestar atención a que, en caso de necesitar hacer un recambio de componentes, siempre atiendas a que sea uno original de la marca.

Mantenimiento ruedas patinete eléctrico

De la misma forma, y algo que nos facilitará a muchos la práctica es que actualmente cada vez existen más talleres de los mismos multimarca, en los que no sólo podemos dar solución a problemas puntuales, sino programar una rutina de conservación para nuestro patinete. Algunos pueden ser más habituales, como la limpieza de los componentes o la revisión de la batería, pero también los hay que se hacen por tiempos más longevos (neumáticos, frenos…). Para una mayor seguridad, antes de cada viaje podemos verificar rápidamente que todas las piezas esenciales, tales como la dirección, el acelerador, la palanca o interruptor del freno, las ruedas y los frenos, están correctamente.

Limpieza de factores

Empezando por la limpieza, es prácticamente obligado que sepas que no hay que utilizar alcohol o blanqueadores durante el proceso. Porque, más allá de cualquier cuidado, evitar que los componentes eléctricos del patinete sufran o entren en contacto con otros es clave. Y en el caso de esta serie de productos, más todavía.

Por su parte, para limpiarlo es suficiente con utilizar un paño húmedo con agua y jabón. Tenemos que prevenir que le entre agua de una manera directa o indirecta. No se debe usar agua a presión bajo ningún concepto. En casos más extremos (y en los dispositivos que permitan hacerlo, claro) podemos extraer algunos componentes como la batería para una mayor prevención.

Límpialo de forma periódica para así evitar que el polvo entre en elementos delicados como el motor, la cadena o la correa, componentes que pueden provocar fallos en el funcionamiento.

Presta atención a la batería

En materia de la batería, debes saber que descargar la batería y después cargarla es un error. Y de los grandes, además. Para cuidar tu scooter, no dejes su batería bajo mínimos. Intenta que siempre sea superior al 10% y revisa su estado antes de realizar tus salidas para no quedarte tirado.

Conservar batería

Al mismo tiempo, tienes que estar atento a la carga de la batería de tu patinete eléctrico. Las baterías pueden sobrecargarse y sobrecalentarse. Eso sí; una de las mejores recomendaciones es que procures estar pendiente del proceso de carga. Si cuidas esta unidad de tu scooter te aseguramos que experimentarás una vida más larga de tu compañero de viaje.

Atiende a la presión de los neumáticos

Al igual que el motor, la batería o los frenos, los neumáticos son uno de los elementos más importantes en todo lo que es el propio mantenimiento del patinete eléctrico. A menudo podrás encontrarte con algún pinchazo, más si lo usas por terrenos desconocidos o de tierra, como es lógico.

Es importante que vayas revisando que los neumáticos siempre tengan la presión adecuada. En el manual del fabricante puedes consultar el nivel de presión. Asimismo, es recomendable que compres cámaras y cubiertas de repuesto, parches y que te informes sobre cómo cambiar los neumáticos. Si vas mal de tiempo, no está de más contar con líquidos que te ayudan a sellar las cámaras y que reparan pinchazos.

Tensión de transmisión

Llegando al sistema de transmisión, existen dos tipos en este tipo de vehículos: de cadena o por correa. En ambos casos, se deben mantener tensadas para transmitir el máximo de potencia y que estén en un estado óptimo durante su vida útil.

Transmisión

El tensado recomendado es dejar más o menos un centímetro de juego cuando movemos la cadena y/o correa con el dedo, nunca se deberá dejar enteramente tensa debido a que puede romperse. En el caso de que se trata de transmisión por correa también debemos engrasarla cada cierto tiempo de uso, valorando cada día si es necesario.

Ajustes de frenos

Ni que decir tiene que los frenos del patinete eléctrico son, también, uno de los elementos básicos de nuestra seguridad. Salvo que hagamos frenadas muy agresivas, en la mayoría de los casos éstos vienen preparados para durar bastante tiempo en buen estado. Pero a la hora de hacer el mantenimiento periódico de nuestro patinete debemos asegurarnos de que éstos están bien ajustados y que el estado de las pastillas es óptimo. Aquí se señalan dos puntos:

  • Las pastillas de freno hay que sustituirlas cuando éstas, al frenar, hayan perdido eficiencia. Con un simple vistazo sabremos si es necesario cambiar las pastillas del freno de nuestro patinete eléctrico, ya que el uso produce un desgaste evidente en los mismos.
  • Es sumamente importante no manchar nunca las pastillas de freno con grasa o aceite, ya que perderían su capacidad parcial o totalmente.
¡Sé el primero en comentar!