Estas son las principales coberturas de un seguro para coche eléctrico

El seguro del coche eléctrico es algo que no cambia, sigue siendo igual de importante… pero las coberturas pueden variar bastante según la compañía. De todos modos, es importante saber qué tipo de protección podemos contar con las aseguradoras, y de qué forma nos vamos a beneficiar a lo largo del tiempo. ¿Sabías que nos garantizan la seguridad sobre un posible robo del cable de carga?

En los últimos meses se han disparado las matriculaciones de vehículos electrificados hasta el punto de que el pasado septiembre se vendieron un 63,45% más de coches electrificados respecto al mismo mes del año anterior, según el informe de matriculaciones de la asociación de fabricantes de automóviles (ANFAC).

Las coberturas varían según sus características

Su avance en el parque automovilístico está garantizado en los próximos años gracias al aumento de su autonomía, la expansión de los puntos de carga y la retirada de vehículos más contaminantes. De todos modos, el combustible no es algo que se aprecie de manera distinta a través de las compañías de seguros o las coberturas que podamos tener con nuestro coche eléctrico.

O lo que es lo mismo: tener contratado un seguro desde un vehículo electrificado (híbrido o puramente eléctrico) es igual de importante que si se hiciera con uno tradicional. Pero, ¿qué hay de las coberturas? ¿Varían tanto de un vehículo a otro? La realidad es que no, pero también hay que tener en cuenta que sus características son bastante diferentes, por lo que las principales diferencias se encuentran en las coberturas que ofrecen las aseguradoras.

De esta forma, esta clase de automóviles también tienen que estar asegurados con una póliza que cubra la responsabilidad civil para poder circular en España, como cualquier otro vehículo. De hecho, los diferentes tipos de seguros son los mismos que los de los coches de gasolina o diésel, ya que si tienes un vehículo eléctrico puedes asegurarlo a terceros, a terceros ampliado, a todo riesgo y a todo riesgo con franquicia.

Cómo son

Pero aunque es verdad que mucho o gran parte de estos vehículos de nueva generación tengan cuestiones de protección del medio ambiente, también está la eficiencia, algo que los seguros y las coberturas ponen bien el ojo hacia el que puede ser nuestro coche eléctrico. Al tener menos componentes y más económicos, estos vuelven a llevarse la lucha por el menor coste de mantenimiento.

De todos modos, lo cierto es que estos pueden tener cualquier tipo de póliza, pero que para proteger a estos vehículos hay que tener en cuenta coberturas específicas. El motivo no es otro que el electrificado dispone, a su misma vez, de elementos externos que son necesarios para su puesta en marcha. Entre ellos el cable de carga, lo que las aseguradoras hacen por cubrir su robo.

Cómo son coberturas coche eléctrico

Además, son un producto cada día más solicitado. Un caso concreto es la que tiene que ver, por ejemplo, con la de Mapfre, donde ya han alcanzado las 15.000 pólizas para coches eléctricos (y también híbridos) firmadas. Desde esta empresa confirman que, si bien no es obligatorio contratar una póliza de este tipo, es lo más aconsejable ya que cubre situaciones propias de estos tipos de mecánica.

En el caso del robo de carga de carga, la más común, esta es una de las principales atenciones que tienen las aseguradoras a modo de coberturas en las pólizas del coche eléctrico. Y es que este cable es esencial para mantener tu coche eléctrico a punto. Por eso, si te lo roban, estas tienen a bien indemnizarte para que puedas seguir disfrutando sin problemas de tu coche.

También se encuentra la asistencia en carretera. Porque, aunque todos los seguros suelen incluirla, en el caso de los seguros y sus coberturas en el coche eléctrico es muy importante que esa asistencia también cubra los fallos o agotamiento de la batería. Dependiendo de una u otra, la aseguradora hará por remolcarnos a un punto de recarga, o bien a un taller en el que puedan repararte dicha avería.

¿Son más caros?

Como hemos dicho, estos vehículos pueden tener una u otra póliza, pero los mejores seguros para ellos serán aquellos que incluyan este tipo de coberturas. Sin embargo, nos valdrá cualquiera de las pólizas que ya están en el mercado: seguros de coche a terceros, seguros a terceros ampliados y seguros a todo riesgo.

¿Y qué hay de su precio? Por lo general, no suelen ser mucho más caras que las que encontramos para un vehículo de combustión. De hecho, como explican desde Mapfre, Zúrich o Línea Directa, no hay demasiada diferencia económica entre ambos tipos de vehículos. Igualmente, como todo, el precio dependerá de varios factores. Estos pueden ser el tipo de póliza, el modelo de coche o nuestro perfil como conductor. La modalidad a terceros es la más económica y se pueden encontrar seguros para coches eléctricos por unos 140 euros.

¡Sé el primero en comentar!