Todo lo que debes saber sobre las autopistas eléctricas

Para facilitar el transporte de mercancías pesadas, con la nueva variante de camiones eléctricos, la movilidad está dando pasos avanzados a estructuras tan novedosas como las autopistas eléctricas. Estas, implementadas ya en algunos países como Alemania, Suecia y otros países de Europa, tienen el objetivo de cargar los vehículos mientras circulan. Su tecnología no pretende ser una revolución, sino convertirse en el mejor aliado de la red ferroviaria.

En 2016, Suecia asombró al mundo por estrenar las primeras autopistas eléctricas, únicamente para camiones. Por entonces, Siemens y el fabricante sueco de Scania se unieron para crear la que sería la primera autopista eléctrica en funcionamiento. La intención no era otra que mediar para conseguir una reducción del consumo y emisiones de los camiones, y por la que se ha comprometido a tener un sector de transporte independiente de combustibles fósiles para el año 2030.

Qué son las autopistas eléctricas

Uno de los principales temas a tratar es que los camiones de reparto de gasolina contaminan mucho, y para reducir la contaminación se ha acudido a esta solución que por fin se ha abierto y ya se está usando en Alemania. Conocida como eHighway, fue la primera autopista eléctrica del mundo, y de la que poco a poco están siendo varios los países en acordar su aplicación en las carreteras europeas.

A la pregunta de qué son las autopistas eléctricas, estas se caracterizan por ofrecer a los vehículos un suministro de energía constante que les sirva para impulsarse o para recargar las baterías. En este sentido, se ven como la respuesta de los avances tecnológicos al sector del transporte en un mundo cada vez más conectado.

Ello, para así conseguir una comunicación más segura y rápida al poner dicha tecnología al servicio de las carreteras. Las mismas representan el primer sistema de conexión en la mayor parte del mundo, un sector en el que es necesario un empuje para un mejor funcionamiento y una adaptación a las necesidades medioambientales del planeta. Han sido varias compañías de logística las que se han escogido para poner a prueba en forma de piloto, a las que se ha distribuido un total de 15 camiones híbridos de Scania.

Cómo funciona esta red de autopistas

Tras conocer cómo son este tipo de autopistas eléctricas, conoceremos cómo funcionan. Porque algo muy representativo de lo que vimos en la nación escandinava, y que fue algo que se terminó adoptando en las (de momento pocas) ideas que se han ido generando, es que usan una tecnología de las que cuentan con una configuración abierta para otros fabricantes y tecnologías.

El núcleo del sistema es un pantógrafo inteligente combinado con un sistema de propulsión híbrido. Un sistema de sensores permitirá entonces al pantógrafo conectarse y desconectarse de la línea aérea a velocidades de hasta 90 kilómetros por hora. Al igual que el mítico trolebús, el camión será alimentado por una catenaria de donde toma la energía eléctrica.

Cómo funcionan autovías eléctricas

En el caso de Suecia, fue un plan a medio plazo que tenía como objetivo redefinir el transporte por carretera. De momento son sólo dos kilómetros, pero la estrategia ya está definida: reducir la dependencia de los combustibles fósiles en el transporte por carretera. Al inicio de este proyecto, se construyeron 4,1 km entre la ciudad de Visby y el aeropuerto de la isla de Gotland en Suecia. Actualmente existen otros tramos con una longitud total de 12 km.

Alemania, la punta de lanza europea de la eHighway

En el sentido propio de las autopistas eléctricas, para el mundo del automovilismo y la movilidad, Alemania supone la punta de lanza de Europa, y por ello no te extrañará que sean de los primeros en la aplicación de la tecnología eléctrica para crear una red de autopistas. En su caso, el proyecto fue ideado año 2012, pero hasta 2019 no fue llevado a cabo. Su plano principal llegar a una mejora ecológica.

Para ello, han fijado diferentes planes con la finalidad de implantar de manera paulatina este método, siempre tomando como referencia el plan de Suecia, que realmente fue el pionero con un proyecto a largo plazo mucho más ambicioso. La clave del método alemán pasa por centrarse en el acoplador de potencia extensible.

Este hará posibilitar a los camiones alternar cuando sea necesaria la energía eléctrica con un motor diésel. La facilidad para realizar esta acción permite, por ejemplo, adelantar a otros vehículos más lentos en caso de ser necesario, volviendo a conectarse a la red eléctrica con total normalidad. Estados Unidos también está inmerso en las pruebas.

Los camiones, los primeros en disfrutar de la nueva tecnología

Debido a que todavía se encuentran en fase de pruebas, los primeros (y en estos instantes únicos) vehículos que están disfrutando de esta nueva tecnología a modo de autopistas eléctricas son los camiones. En concreto, sólo el camión eléctrico de Scania está preparado para usarlo en la actualidad, pero hay cuatro vehículos más previstos planeados para el próximo año.

La joven A5 alemana es una de esas autopistas eléctricas de cuatro carriles pensada para su función. En el de la derecha han instalado una catenaria de dos cables a cinco metros de altura. Los camiones eléctricos cuentan con un sistema articulado de barras instalado en el techo y conectado a un conductor aéreo que transmite la corriente a las baterías.

Este carril lo pueden utilizar todos los vehículos, independientemente del tipo de propulsión que utilicen para circular, pero si se trata de camiones eléctricos a medida que suman kilómetros van acumulando energía en las baterías. Así, durante el tiempo que estos vehículos están siendo impulsados con electricidad no emiten dióxido de carbono y tienen una eficiencia del 80%.

¿Existe algún proyecto en España?

En un futuro cercano, dadas las conversaciones avanzadas que existen, se espera que otros países como Francia, Noruega, Italia, Países Bajos, Dinamarca, Austria, China o Brasil, entre otros, empiecen a construir este tipo de soluciones técnicas que fomentan la eficiencia en los transportes por carretera, sobre todo, enfocando el trabajo en camiones de gran tonelaje. Ahora bien, ¿qué hay de España? ¿Existe algún proyecto?

autovias eléctricas España

Si bien la de Alemania aún está lejos de lo aportado en Suecia, hay países como España que todavía no tienen ideado ningún proyecto que pueda estar encima de la mesa, al menos, a corto plazo. Eso sí, tampoco quieren quedarse atrás puesto que esto también aportaría una cantidad significativa de dinero. Tanto, que según las pruebas de todos estos años, la eficiencia de los camiones que circulan por las vías se puede ver aumentada hasta en un 40%, dado que los consumos de combustible fósil se ven reducidos de forma exponencial al no tener que depender de ellos.

En lo que respecta a España, se buscará dar vida a un plan que tendría a las Islas Canarias donde se instalase la primera infraestructura en nuestro país. Al mismo tiempo, el actual Gobierno empezó a principios de 2020 el proceso de expropiaciones para construir las primeras líneas eléctrica de 400 kV de Baza-Caparacena, considerada la autopista de energía para un centenar de pueblos de Andalucía Oriental. Sin embargo, esta parece todavía una opción lejana dado que todavía no tenemos noticias al respecto.

¡Sé el primero en comentar!