Volkswagen Passat GTe: un enchufable de primer nivel

Volkswagen Passat GTe: un enchufable de primer nivel

Jorge Majdalani

Volkswagen reaccionó muy bien en el mercado de los híbridos enchufables con su Passat GTe, un modelo muy práctico, completo y voluminoso que se observó con suma atención para el resto de la gama de la marca VW que estaba a punto de llegar. Con él tenemos un coche que adapta la tecnología electrificada, pero del que destaca, sobre todo, por su buena eficiencia energética y consumos. Conocemos su ficha técnica.

Uno de los coches más longevos y exitosos que podemos encontrar en nuestros días es el Volkswagen Passat. Un Volkswagen Passat que, tras su nacimiento en 1973, ahora su especificación GTe híbrida enchufable lo refiere como la evolución principal (y sobre el papel, la mejor) de sus generaciones anteriores.

Y sobre la variante PHEV, la tecnología que más está gustando al público, la firma de Wolfsburgo quiso enrolarse de una manera distinta; mucho más eficaz, eficiente, más completa, y lo que es más importante: con unas características sobresalientes que pocas marcas pueden presumir tanto y tan bien como ella.

Lo vemos en profundidad con este Passat, pero también es cierto que todos los híbridos enchufables de Volkswagen, a excepción del Touareg, comparten el mismo conjunto motor gasolina-eléctrico-batería-cambio pero con diferencias en la potencia y la autonomía eléctrica entre cada uno de ellos, e incluso con dos variantes, como el caso del Golf.

Es por esto que este modelo es tan destacado y podemos decir con gran verdad que es un coche de gran nivel en todos los sentidos. Este representa la octava generación de un concepto que comenzó hace casi 50 años y que se ha mantenido en una posición privilegiada a lo largo del tiempo. Nacido en 2016 (aunque en 2019 recibió distintas mejoras), este fue el que estrenó la plataforma MQB, que repercutía positivamente en el manejo, un peso más contenido y más espacio. Con potencias de 218 CV, se beneficia de la etiqueta Cero emisiones y permite una autonomía en modo eléctrico de 40 kilómetros. Su rival más cercano es el BMW 330e.

  • Tipo: híbrido enchufable (PHEV)
  • Año de fabricación: 2016
  • Precio: 39.815 euros
  • Capacidad: 5 plazas
  • Potencia: 218 CV
  • Aceleración: 7,4 segundos/100 km/h

Diseño

Como decimos, esta berlina Volkswagen Passat GTe es la evolución natural del modelo principal de la casa que tanto tiempo estuvo en nuestras calles. De hecho, en sus mejores tiempos, cuando portaba únicamente motores de combustión a gasolina o diésel, se mostraba con una imagen que perduraría con el paso de los años.

Por eso decimos que esta nueva entrega, la más actualizada y la más reciente, tiene muchos toques y detalles que recuerdan a su predecesora. Tanto, que podemos encontrar en ella rasgos más que distintivos de la primera. El motivo no es otro que la gran estructura y su buen aspecto visual que despeja todas sus facetas: tanto en la zona delantera, en la parrilla, la zaga, los laterales…

En su caso, el de ahora se ve con un ligero cambio de cara, un tono más desenfado y nuevas líneas que la hacen destacar sobre las demás. Claro; aunque por dentro llegue su electrificación, por fuera también tiene que modificarse. Con una buena vista como un coche familiar, en él destaca su frontal, del que contamos con nueva parrilla, más abierta que la versión del 2014, y nuevos faros, con tecnología LED.

Versiones

Al igual que ocurre en los Golf o los Arteon, esta última la berlina más novedosa de la casa, este modelo de la evolución del mítico Passat se viste con una elegancia reconocible como en todos los casos de la generación. Así, y a diferencia de las generaciones anteriores en donde la evolución no era tan drástica, el Volkswagen Passat GTe deja en claro que se trata de un automóvil bien distinto.

Versiones Volkswagen Passat GTe

Ante él veremos dos versiones enchufables. Una es la que nos atañe, la más directa y la que más guarda el enfoque y la presencia con el modelo de siempre. Con otras potencias, eso sí, pero sin alejarse demasiado de las que pueden ser las motorizaciones enteramente de gasolina o diésel.

En este caso, esta berlina se presenta con una combinación de un motor térmico de gasolina que desarrolla 156 CV, y otro motor eléctrico, el que le acompaña en todo el recorrido, de 86 kW (116 CV). En total entrega nada menos que 218 CV, aunque es verdad que baja de los 245 CV que se hallaban en modelos como el Golf GTe.

Por otro lado, y uniéndose a ésta, contamos con la que se denomina Variant. En el aspecto mecánico no varía, de hecho ofrece el mismo rendimiento con la misma potencia (218 CV). Lo que cambia es su formato, la cual se hace tipo ranchera, siendo bastante más alargada en la zona trasera y con algunos cambios en la parte del interior, y un maletero más elevado que llega hasta los 650 litros. Por lo demás, son dos versiones que equipan las mismas motorizaciones.

Motor y baterías

De todas formas, el mercado automovilístico requiere que estos modelos ofrezcan unas prestaciones de primer nivel al conductor. Es por ello que, metiéndonos en sus entrañas, este de tecnología híbrido enchufable de Volkswagen incorpora la combinación de esos dos motores.

Uno es el de combustión a gasolina, un 1.4 TSI de gasolina de 156 CV, que se complementa con otro eléctrico de 86 Kw (el equivalente a 115 CV), y equipa un cambio automático de doble embrague DSG de 6 velocidades, desarrollado especialmente para la propulsión híbrida. Así, el Passat GTe de Volkswagen establece referencias de eficiencia en su segmento gracias al excelente rendimiento de sus motores

Y es que, de forma conjunta desarrollan hasta 218 CV y un par motor de 400 Nm. Sobre el papel las prestaciones suenan bien al ser las apropiadas para encasillar a un vehículo en el sector de los deportivos de su segmento. Para gestionarlas, el Passat GTE recurre a una caja de cambios DSG de doble embrague y seis relaciones y a una diferencial electrónico, conocido como XDS.

Cuando ambos motores rinden a pleno pulmón, nos encontramos con un contundente empuje por cortesía del motor eléctrico. Esto provoca que las aceleraciones ocurran con inmediatez. En su caso, el mencionado diferencial XDS lo que hace es buscar equilibrar la situación, pero en contextos muy exigentes vamos a experimentar una fatiga de los frenos, los cuales, por cierto, cuentan con un tacto al que tendremos que acostumbrarnos debido a la frenada regenerativa. A este paquete motor se le incluye una batería de ion-litio con una capacidad de 13 kWh. Con una aceleración de 0 a 100 km/h en apenas 7,4 segundos, alcanza una velocidad máxima de 225 km/h.

Consumo

Si lo contamos como una seria ventaja, tenemos que este híbrido enchufable dispone de tres modos de gestión (eléctrico, híbrido y carga) para poder emplear la energía eléctrica en el momento que más convenga. Si el nivel de las baterías lo permite, esta berlina circula en modo eléctrico de inicio manteniéndolo hasta 40 km de autonomía (cero emisiones).

Volkswagen Passat GTe consumo

Esa unión entre su batería y la combinación de sus motores, la que le da la posibilidad de entregar 218 CV de potencia total, es la que hace que el Volkswagen Passat GTe también sea de los más cómodos a nivel de consumo. Obviamente, no cerca de los que lo hacen a cifras mínimas, peros sí situándose en un escalón medio bastante beneficioso.

De esta forma, en su estado ‘natural’ de modo híbrido, el consumo que se podrá emplear será de 6,6 l/100 km, esto en situaciones de carretera. Mientras que en uso urbano, esa cifra se rebaja para situarse en unos razonables 6,2 l/100 km, como dice la firma ubicada en Wolfsburgo. De todos modos, la marca también señala que en ambas condiciones podríamos bajar esos registros hasta los 6 litros bajos, siempre y cuando nuestra conducción sea más suave y el terreno no dificulte al vehículo.

Interior y acabados

Y si el exterior se ha modificado ligeramente, la zona interior también hace lo propio. Es verdad que no tanto como a algunos les gustaría, pero sí que lo hace con aspectos algo renovados (dentro de lo que cabe). De todas formas, con ese Volkswagen Passat GTe lo que nos llevamos es que todos los que se encuentren en él se verán muy cómodos y confortables.

Interior Volkswagen Passat GTe

Por tanto, podemos decir que esta berlina gana mucho y muy bien por su gran habitabilidad interior. Por lo demás no varía demasiado respecto al del resto de sus hermanos con motor de combustión. Con ello, damos ahora la instrumentación con el indicador de carga de la batería, la tecla GTE junto al selector del cambio para activar el modo de altas prestaciones, la tecla E-Mode para manejar los modos de conducción (híbrido, eléctrico o e-save, las siglas GTE en el volante y la tapicería exclusiva.

Tal y como ocurre con el resto de la gama Passat, las salidas de aire acondicionado están integradas en el salpicadero de una forma bastante sutil y discreta que le otorga un toque elegante bastante interesante. Además, para aumentar los elementos que mejoran el diseño, el modelo equipa una luz ambiental de color azul que rodea todo el coche, empezando por el salpicadero y terminando por las puertas traseras.

Equipamiento

Manteniendo los altos estándares de Volkswagen, el Passat GTe dispone de un generoso equipamiento de serie donde destacan los faros LED para las luces cortas y largas, el sistema de detección de fatiga o el sistema de frenado anticolisiones múltiples.

Multimedia

También el sistema de observación del entorno ‘Front Assist’ con asistente de frenada de emergencia automática en ciudad y control de crucero adaptativo ACC, el sensor de lluvia, el ParkPilot en el frontal y en la zaga, perfiles cromados y asientos confort delanteros, la última generación del sistema de suspensión adaptativa electrónica DCC y el novedoso cuadro de mandos Volkswagen Digital Cockpit.

Para las opciones alternativas (solo hay una más allá de la de serie), está la instrumentación digital en sustitución de la analógica, el sistema multimedia con navegador y pantalla de 8,0 pulgadas, la ‘Discover Pro’, y el resultante y novedoso sistema de proyección de datos (Head-up display).

Extras

Por otra parte, y más allá de los dos equipamientos y sus niveles que contamos con este Volkswagen Passat GTe, como hemos visto, la marca alemana también nos hace porque podamos optar por una serie de extras que se antojan perfectas para completar nuestro vehículo electrificado.

Esto si bien los diferentes niveles de equipamiento otorgaban un conjunto muy bien definido y cumplido. Por tanto, y siempre que el conductor lo desee, se puede complementar aspectos como el tablier digital, esta vez un head-up display con realidad aumentada para interpretar las señales del navegador y los datos clave del vehículo. Es muy parecido al que podemos ver en los modelos eléctricos más modernos, como el ID.3 o ID.4.

En su caso, todas las unidades con head-up display contarán con esas funciones mediante una actualización de software, al tiempo que habilita la realidad aumentada del head-up display y la compatibilidad del sistema multimedia con Apple CarPlay y Android Auto. Así, en su última generación, el Volkswagen Passat GTe también permite recibir actualizaciones remotas gracias a su conectividad a internet de 5G, aunque esto deberemos solicitarlo al concesionario.

Mantenimiento

De acuerdo con los defensores de esta tecnología, los híbridos enchufables aúnan las ventajas de los coches 100% eléctricos en los desplazamientos diarios y de los modelos térmicos a la hora de viajar. Es por esto que su mantenimiento es también bastante diferenciador.

Mantenimiento

Por un lado, la marca de Volkswagen hace hincapié en que con este Passat GTe el uso de la mecánica eléctrica disminuye el desgaste de las piezas del motor de combustión interna. Además, las pastillas y los discos del sistema de frenado duran más gracias a la frenada regenerativa. Por otro, el mayor peso respecto a un modelo térmico puede hacer que los amortiguadores y los neumáticos duren algo menos.

En este caso, la firma alemana estima que la batería de servicio de este se cambie cada cuatro años, mientras que en las versiones gasolina o diésel no es un componente con una vida preestablecida. Ello se ve, además, con el cambio de la correa, que se acorta de los 120.000 a los 90.000 km o 6 años.

Garantías

Ahora bien; a la hora de efectuar su compra, aparece un aspecto importante: ¿Qué garantías nos ofrece Volkswagen con este Passat Gte? Pues la realidad es que no se diferencia nada del resto de modelos. Se trata de una garantía que dura dos años (sin añadir más a lo que dicta la ley) y no tiene límite de kilometraje.

Cubre la reparación de los daños que haya sufrido el vehículo, ocasionados por un fallo de fabricación. Es decir, se descartan gastos de mantenimiento o de desgaste, a no ser que sea una avería prematura de algún elemento.

¡Sé el primero en comentar!