Renault Clio E-Tech, el híbrido urbano más interesante con 140 CV

Renault se embarcó a la electrificación de la mejor manera, y prueba de ello es este Clio E-Tech. Hablamos de un vehículo que, sin ser 100% eléctrico, se trata de un híbrido convencional, un HEV, que es de lo más considerado que podemos tener en estos momentos en el mercado de la mano de la firma francesa. Con funcionalidades muy correctas, y rendimiento notablemente superior al de combustión, conocemos su ficha técnica.

El vehículo de tecnología híbrida se ha estado viendo como el paso intermedio del convencional a lo puramente eléctrico, y con este Renault Clio E-Tech ocurre exactamente lo mismo. Incluso, podemos decir que se trata de un coche con el que obtendremos respuestas muy cercanas a su rama electrificada, y eso que no es enchufable. Sin embargo, la gran investigación y desarrollo de la marca con él, han hecho que sea de los que más hay que tener en cuenta.

Por este potencial y por su bagaje en la Fórmula 1, que desde hace años ha apostado por motores híbridos, sorprendía que Renault no se hubiera lanzado a crear variantes con esta tecnología. Pero ya está aquí la gama híbrida para acabar con ese déficit y ampliar la gama del fabricante francés con modelos de bajas emisiones, pero con carácter -y precio- más popular que los eléctricos puros.

Con sus tres modelos y dos tecnologías, supone una alternativa que combina el mundo de la electrificación y el de la combustión para dar respuesta a todas las necesidades. Para ello, todo va de la mano de un híbrido que destaca ampliamente por su buen funcionamiento, rendimiento y características mecánicas que lo hacen muy propio para todo tipo de conductores.

Nacido en 2020, está asentado sobre la nueva plataforma modular CMF-B, donde el Renault Clio E-Tech cuenta con un interesante sistema híbrido que se desmarca de las soluciones vistas en marcas como Toyota en los últimos años. Lo hace equipando un motor 1.6 gasolina de cuatro cilindros atmosférico asociado a dos propulsores eléctricos (uno principal y otro que ejerce de motor de arranque de alta tensión) y a una caja de cambios multimodo sin embrague. Su rival más próximo es el Toyota Yaris.

  • Tipo: híbrido convencional (HEV).
  • Año de fabricación: 2020
  • Precio: 22.000 euros
  • Capacidad: 5 plazas
  • Potencia: 140 CV
  • Aceleración: 9,9 segundos/100km/h

Diseño

Renault siempre ha tenido a su Clio como el protagonista de la casa, y ahora el E-Tech quiere hacer lo propio. Como tal, a simple vista podría decirse que no es más que uno de combustión con sistemas eléctricos integrados. Sí, pero no. Porque lo que ha querido hacer la marca francesa es dotar con nuevas funciones mecánicas, y potencias elevadas, en conjunto con nuevas disposiciones de rendimiento.

Así, lo que vemos es que esta es una actualización, donde se ve que su diseño no ha variado demasiado, pero donde sí se puede observar una buena muestra en profundidad en todo lo que tiene que ver con su frontal, así como con unas formas más actuales y modernas.

Muy atractivo, cuenta con llantas de 17 pulgadas, unos vinilos que combinan los tonos gris, azul y dorado en distintos puntos de la carrocería y una pegatina identificativa en la puerta que identifica la versión de tecnología híbrida. Es este diseño moderno pero muy maduro lo que nos hace decir que puede ser el Clio más bonito de los últimos años, y eso que ya lleva cuatro generaciones a sus espaldas. Lo preside el gran rombo de la marca dentro de una calandra con forma de boca y que se extiende hasta unos faros con tecnología LED y luz diurna en forma de C.

Versiones

El Renault Clio E-Tech cuenta con diferentes versiones. Y es que, su precio arranca en unos 20.000 euros en el primer nivel de equipamiento para llegar hasta los más de 26.000 euros con el acabado más caro. En ese rango de precios encontramos diferentes opciones, un buen número de posibilidades para el Clio con las que la marca consigue adaptarse a prácticamente cualquier tipo de cliente.

Exterior Renault Clio E-Tech

Dentro del segmento híbrido, este es de las versiones más potentes que nos podemos encontrar, si bien todas las que tenemos antes que esta son, o bien de combustión interna, o ya eléctricos puros. Por esto, damos con él dos versiones del Clio con 120 CV, también híbrida, y otra de 160 CV.

En lo que nos compete con este que nos atañe, hablamos de un Clio híbrido que está formado por un motor de combustión y otro de gasolina que entrega un total de 140 CV. Esta es, con seguridad, la versión que más se tiende a considerar y recomendar a la hora de la compra de un coche híbrido.

Motor y baterías

Algo a profundizar muy mucho es que la mecánica del Renault Clio E-Tech es híbrida ‘de verdad’. De hecho, la raíz de su sistema es el mismo que integró en 2020 el coche de Fórmula 1. La micro-hibridación también está presente en otros modelos de la marca, pero lo cierto es que no son considerados E-Tech, dejando que este nombre solo pueda ofrecerse en los híbridos sencillos y en los enchufables (que por ahora no están presentes en la gama Clio).

Al respecto, y profundizando más en ello, damos con que este equipa un sistema del que está compuesto por un motor de gasolina 1.6 y dos motores eléctricos. Estos son los que le hacen entregar una potencia combinada de hasta 140 CV, unas cifras bastante notables si las comparamos con otras de su mismo segmento.

Por su parte, también integra batería de 1,2 kWh de capacidad, la cual se recarga en las deceleraciones y frenadas. Por su A su vez, los motores concurren en una caja de cambios peculiar, con un funcionamiento diferente a todas las que se comercializan actualmente y que Renault presentó con el prototipo Eolab de 2014. No tiene embrague, y debido a ello, este Clio emprende la marcha siempre con el motor eléctrico principal, el de 49 CV. Porta la etiqueta Cero emisiones.

Consumo

De la mano de portar esa etiqueta de Cero emisiones, este Renault Clio e-Tech anuncia unas excelentes prestaciones gracias a sus 140 CV de potencia total y unos consumos realmente bajos. Para lograrlo, esta variante del Clio cuenta con una tecnología sofisticada que detalla de unos niveles bastante eficientes para el tipo de coche que es.

Consumo Renault Clio E-tech

Con cifras en la mano, el consumo medio se sitúa entre los 4,4 litros a los 100 km y los 4,9. De todas formas, la marca asegura que con el mecanismo de 230 voltios, podrá llegar a ahorrar unos 0,4 l/100 km. Esto, si lo situamos en comparativa con otros modelos similares, lo podemos ubicar entre el Honda Jazz Crosstar e:HEV (3,95 l/100 km) y el Yaris híbrido (3,60 l/100 km).

Lo más llamativo de toda esta complicación mecánica es que realmente el Clio e-Tech funciona mucho tiempo en modo eléctrico, en ciudad de hecho casi apenas se enciende el de combustión salvo en las fases de arranque en frío. Además de calentar los catalizadores para reducir las emisiones y, de paso, calentar la calefacción, aprovecha para cargar al máximo la batería.

Interior y acabados

Pero seguro que a nadie le sorprende que este utilitario esté fuera de lugar en la zona de las altas prestaciones. Y es que, tal y como evidencia la firma en todas sus formas, tendremos con él unos asientos delanteros de cuero que harán porque tengamos una postura natural que hará por facilitar todas las comodidades de los usuarios.

Interior Renault Clio E-Tech

Tanto para el conductor a la hora de ponerse manos al volante, sintiendo todo el confort de la conducción, como en todo lo que tiene que ver con el copiloto y su comodidad, así como también sabrán disfrutarlo los pasajeros traseros. Como tal, se puede decir que tenemos aquí una habitabilidad más que buena, en todos los sentidos.

Así, el interior, con materiales agradables al tacto y buena apariencia, cuenta con los mandos del climatizador físicos, lo que siempre se agradece porque se ahorra el retirar la vista de la carretera. Otra diferencia notoria en este Renault Clio E-Tech híbrido y los demás está en el maletero, que tiene menos fondo, 301 litros, y pierde unos 60, esto debido a que las baterías ocupan parte del espacio disponible.

Equipamiento

Pasando a sus niveles de equipamiento, y al igual que el resto de la gama E-Tech, como pasa con el Captur o el Mégane E, este llega con tres formatos distintos, lo que ha logrado interferir para ofrecer números cada vez más capaces dentro del mercado. Con detalles muy completos, el de acceso (también conocido como ‘de serie’), está disponible con una dotación que incluye llantas más amplias, de hasta 18 pulgadas.

Multimedia

Con él viene un sistema de info entretenimiento con pantalla de 7”, luces diurnas LED, aire acondicionado y asistente de mantenimiento de carril, entre otros elementos. Es el más básico, por lo que su precio apenas interfiere. En cambio, con los más avanzados, al igual que los extras, sí aumenta considerablemente.

Por encima se encuentra el Zen, aquí con las mismas integraciones que se mantienen en el modelo del Clio. A todo lo anterior se le suman los faros antiniebla, llantas de 16 pulgadas -con otro diseño-, luces automáticas, sensor de lluvia y elevalunas eléctricos. Por último, el E-Tech Edition, dispone de todo lo anterior y añade asistente de aparcamiento, cámara trasera, navegador y el sistema multimedia Easy Link con pantalla de 9,3 pulgadas.

Extras

Por su parte, a nivel de extras sí es verdad que no contamos con muchos apartados distintivos, sino más bien una actualización más completa del mismo. Lo vemos, por ejemplo, con el cuadro de instrumentos digital, que ahora es específico para estas versiones híbridas, sustituyendo el tradicional cuentarrevoluciones por un potenciómetro de entrega de energía y recarga durante las frenadas.

También tenemos un indicador de carga de la batería al lado izquierdo. Se pueden personalizar algunas informaciones, pero lo más importante es que los principales datos se ven bien. Además, podemos ver una representación del flujo de energía y el trabajo de la parte eléctrica y el motor térmico, así como todos los datos del tiempo y kilómetros que hemos conducido con cada parte del conjunto propulsor. Con mucho detalle, tendremos todo el sistema multimedia muy bien detallado, y que es más de lo que se espera de este tipo de coches.

Mantenimiento

Algo a prestar consideración es que la parte eléctrica de un híbrido no encarece el mantenimiento, de hecho no requiere un mantenimiento específico. Al mismo tiempo, en un coche híbrido el motor eléctrico sirve de apoyo al motor de combustión, liberándolo de varias funciones.

Frontal

De esta manera, puesto que se exige menos al motor de combustión, el desgaste será menor que en un vehículo convencional en ciertas piezas. Además, la tecnología es mucho más sencilla, y con sistemas cada vez más novedosos como el E-Tech de este Clio, y que practican en otro tipo de vehículos con tecnología híbrida, hacen mejorar las prestaciones de otros sistemas sin necesidad de utilizar piezas más complejas, haciendo más sencillo su mantenimiento y revisiones.

Por ejemplo, entre varios otros, este es de los HEV que no cuentan con relaciones de cambio, tal y como sucede en los vehículos con cambio manual, o bien en otros vehículos con cambio automático de convertidor de par o de doble embrague. También se elimina el alternador, las correas de servicio… Aquí, y según nos dice Renault, lo más habitual es que las revisiones de mantenimiento se produzcan entre los 15.000 y los 30.000 km.

Garantías

Aunque la fiabilidad de los vehículos ha mejorado mucho en las últimas décadas, la proliferación de elementos electrónicos y sistemas de reducción de emisiones contaminantes en los motores hace que no estemos exentos de tener que acudir al taller en alguna ocasión para realizar alguna reparación, por lo que el tipo de garantía que cada marca ofrece se convierte en uno más de los aspectos a valorar a la hora de tomar una decisión.

Así, en lo que respecta a la firma gala, esta llega con todos sus modelos nuevos, como puede ser este Clio E-Tech de Renault, con una garantía para todos los componentes del sistema híbrido de tres años o 100.000 km, lo que antes suceda. Los componentes híbridos cubiertos son: la batería híbrida, módulo de control de la batería híbrida, inversor con conversor y la transmisión híbrida.

Por su parte, el fabricante tiene a bien ofrecer una cubierta anti-perforación de 12 años. También repararán o sustituirán cualquier pieza perforada por óxido durante 8 años desde la fecha de entrega del vehículo.

¡Sé el primero en comentar!