Cómo conectar la Switch a un televisor sin meterla en el dock

Cómo conectar la Switch a un televisor sin meterla en el dock

Carlos González

Nintendo Switch es un híbrido entre videoconsola portátil y videoconsola de sobremesa. Así, podemos utilizarla como portátil gracias a la pantalla integrada, o como consola de sobremesa gracias al dock incluido que tiene salida HDMI para la conexión con un televisor o un monitor. Pero ¿y si queremos conectarla al televisor sin usar el dock? Hay muchos usuarios interesados en ello porque, aunque es original, el dock que viene con la videoconsola puede arañar la pantalla. Y efectivamente, hay una forma de conseguirlo.

Este ‘truco’ está pensado para usar la Nintendo Switch conectada a un televisor, pero sin ‘encajarla’ al dock. Vamos a seguir dependiendo de él de una u otra manera, pero la intención es que la pantalla no tenga que estar ahí metida y que, por tanto, se pueda arañar.

Usar la Switch en un televisor sin conectarla al dock

Antes de nada debes tener cuidado con los agujeros de ventilación que tiene la Nintendo Switch en la parte posterior porque, si quedan tapados mientras estamos usando la videoconsola en modo sobremesa, podemos tener graves problemas. No podrá reducir la temperatura de los componentes interiores y, por lo tanto, podría acabar estropeándose fácilmente. Por eso, es recomendable contar con un soporte, y que el mismo tenga los orificios correspondientes para la ventilación de la consola.

Alargador de cable USB Tipo C

Este tipo de cable es el que vamos a necesitar. La hembra del USB Tipo C irá enchufado al conector interior del dock, y la conexión macho será la que tendremos que enchufar a la videoconsola. De este modo, la consola podrá funcionar conectada al televisor y en modo sobremesa, pero no tendremos que meterla dentro del dock y, de este modo, cuidaremos en mayor medida la superficie de la pantalla.

Sin duda, es una solución para no tener que tener la consola en el dock, sin embargo, hace que dependamos todavía de contar con el dock conectado, que podamos tener problemas de sobrecalentamiento en nuestra Nintendo Switch si no refrigera bien y que tengamos que tener un cable más o incluso un soporte adicional.

Dock alternativo para Nintendo Switch

Esta segunda opción es más cara que un alargador de USB Tipo C, pero nos ahorrará el tener que comprar un soporte ventilado. En este caso tenemos un dock para Nintendo Switch alternativo al original y que, efectivamente, resuelve el problema del accesorio que vende Nintendo de forma oficial con su videoconsola. Seguiremos conectando por USB Tipo C, y por HDMI al televisor, pero no tendremos que ‘encajar’ la pantalla entre los dos paneles de plástico. Así, la pantalla estará a salvo de ese tipo de arañazos y podremos seguir utilizando exactamente las mismas funciones.

El dock de Nintendo Switch, al fin y al cabo, no es más que un ‘conversor’ de USB Tipo C a HDMI. Y hay otros fabricantes que han tomado y simplificado la idea para lanzar productos como este, mucho más compactos y cómodos si, por ejemplo, nos queremos llevar la Nintendo Switch de viaje. Resuelve el problema de los posibles arañazos en pantalla y es más compacto, sí, pero deberíamos tener en cuenta lo que comentábamos sobre la ventilación del interior de la consola. Además, no evita que dependamos de un dock, ya sea el propio de Nintendo o uno alternativo, aunque eso sí, pueden ser más cómodos de llevar y pueden evitar los típicos rasguños en la pantalla de la consola.

El mismo fabricante tiene esta otra solución, más cómoda todavía. Tenemos HDMI por un lado para conectar al televisor, y USB Tipo C por el otro para conectar directamente a la Nintendo Switch. Es decir, que no vamos a necesitar absolutamente nada más para conectar la consola al televisor. Tenemos además conexión USB por un lateral y, eso sí, una vez más deberíamos tener en cuenta la ventilación de la Nintendo Switch.

En este caso, el principal inconveniente es cómo dejamos la Switch en modo sobremesa, ya que una escasa ventilación puede provocar un sobrecalentamiento de la misma sin que nos demos cuenta y fácilmente puede dañarse algún componente.

Volviendo al formato clásico, este accesorio sí tiene forma de dock, pero nuevamente prescinde de los paneles laterales que pueden provocar arañazos en la pantalla de la videoconsola. Lo que sí ofrece es un sistema de refrigeración mejorado, conexiones HDMI y USB, y diseño en forma de soporte para que la consola se quede en posición vertical. Aquí, lo que sí debemos considerar es que vamos a necesitar el cable HDMI aparte.

Por lo tanto, este tipo de docs alternativos pueden ser una solución cuando lo que queremos es evitar el uso del dock original para evitar los posibles daños en la pantalla de la consola. Aunque siempre podemos poner un protector de pantalla que la proteja. En docks alternativos además, podemos encontrar todo tipo de modelos y diseños, pero es importante que nos fijemos en el tipo de refrigeración que ofrecen, el número de puertos y por supuesto, que no cuenten con un diseño que incluya algún frontal con el propio de Nintendo que nos pueda arañar también la pantalla.

Otra opción son los accesorios tipo Hub. En este caso podemos conectar por USB Tipo C a la videoconsola, y tenemos HDMI y también USB. Una vez más debemos tener cuidado con la ventilación de la consola, pero la ventaja de estos accesorios es que además de ser pequeños y ligeros, nos van a servir también para ordenadores portátiles modernos. Y cumplen con la función que buscamos, que es conectar la consola al televisor sin necesidad de utilizar el dock original.

Otros soportes o peanas

Por último, podemos mencionar también algunos soportes y conectores que han sido especialmente diseñados para la Nintendo Switch. Por un lado los soportes son una especie de peana que sujeta la consola de manera que tenga su propio sistema de ventilación y que pueda funcionar correctamente sin problemas, pero además, nos facilitará la conexión. Su gran auge hace que encontremos modelos personalizados con una temática gaming y basado en Mario Bross u otros de los títulos más conocidos como Zelda, etc.