Cómo conectar la Switch a un televisor sin meterla en el dock

Cómo conectar la Switch a un televisor sin meterla en el dock

Carlos González

Nintendo Switch es un híbrido entre videoconsola portátil y videoconsola de sobremesa por lo que hay muchas formas de disfrutar de los juegos que tenemos instalados: en la televisión, en modo portátil, con amigos… Pero, ¿hay que depender siempre del dock? No, podemos conectar la Switch a un televisor sin usar el Dock que tiene incluido y te explicamos cómo hacerlo.

Este ‘truco’ está pensado para usar la Nintendo Switch conectada a un televisor, pero sin ‘encajarla’ al dock. Vamos a seguir dependiendo de él de una u otra manera, pero la intención es que la pantalla no tenga que estar ahí metida y que, por tanto, se pueda arañar. No solo nos puede causar un problema introducir ahí la pantalla sino transportar el dock puede ser molesto si vamos a casa de amigos debido a que es un aparato especialmente «grande» del que dependemos. Hay alternativas para poder jugar en el televisor sin necesidad de ir cargando con este accesorio.

El diseño de la consola en este sentido es problemático ya que requiere de la conexión con USB-C en la cara inferior, la que va apoyada y tampoco podemos dejarla en posición horizontal porque necesitamos que las rejillas de ventilación estén libres. En definitiva, necesitamos que todas las «caras» de la consola estén liberadas, por lo que es obligatorio el uso de un dock, soporte o peana si no queremos correr riesgo de sobrecalentamiento.

Además, hay que tener en cuenta que estamos hablando de la Nintendo Switch, no se la versión Lite. Esta última no se puede conectar a un televisor, ya que es un dispositivo puramente portátil. La Nintendo Switch Lite carece de algunos componentes necesarios para ejecutar la salida de pantalla a través de USB-C. La Nintendo Switch original, la Switch V2 y la versión OLED Switch son los únicos dispositivos que se pueden conectar de forma nativa a un televisor o monitor.

Tipos de conexión de la Nintendo Switch

Como hemos dicho al comienzo del artículo, la Switch de Nintendo pretende cubrir los diferentes usos que se le pueden dar a una consola, una especia de Todo en uno. Se trata de una consola portátil que ofrece la posibilidad de conectarla a una Smart TV o monitor a través del dock que incorpora, o visto de la otra manera es una consola «tradicional» que incorpora dos mandos Joy-Con que permiten jugar, incluso en modo multijugador, cuando no tenemos una TV donde conectarla a través de la pantalla central de la consola.

Para conectarla a la televisión tenemos que hacerlo a través del dock que incorpora la Nintendo Switch. Es un soporte de tamaño mayor al de la propia consola con los Joy-Con conectados donde primero tenemos que quitar la tapa de la parte posterior, conectar el cable de corriente y la salida HDMI, volver a colocar la tapa e introducir la consola dentro del dock. Este proceso es que muchos usuarios quieren evitar, porque no gusta y porque la pantalla se terminará por rayar como causa del roce con el dock, porque las primeras veces la introduciremos con cuidado, pero pasadas unas semanas no seremos tan precavidos.

Pero antes, vamos a ver qué opciones hay para usar la Nintendo Switch. Principalmente son tres:

Conectada al televisor vía Dock

Es una buena opción para juegos multijugador, que son el espíritu y esencia de la consola, y para que todos los asistentes puedan jugar en una pantalla grande. Además, Nintendo Switch está optimizada, tal y como te hemos dicho antes, para jugar en televisores que dispongan de entrada HDMI.

Sin embargo, esta es la opción que menos margen de portabilidad deja a la consola, teniendo que jugarla en un lugar estático y renunciando a su caracter movible y dinámico para la que también está pensada. Puede que sea la variante más adecuada para los que entienden que las videoconsolas se han de jugar en sobremesa.

Indistintamente de uno u otro tipo de jugador, lo esencial es que la consola más potente de Nintendo hasta la fecha se encuentra perfectamente adaptada para poder ser disfrutada en nuestro televisor.

Sin Dock y de forma portátil

No sufras en tus viajes largos, porque ahora puedes jugar a Zelda, Mario o cualquiera de los títulos estrella de Nintendo donde quieras. Este aspecto fue el principal reclamo de Nintendo a la hora de anunciar este buque insignia que es ahora. Además, su batería de más de 4000 mAh permite que juegues durante varias horas antes de poner a cargarla. Tus viajes interminables en transporte público al trabajo ahora ya no lo serán tanto.

Igualmente, si te encuentras en casa y el televisor está ocupado… siempre puedes jugarla totalmente relajado desde tu sofá o tu cama sin que nadie te moleste. Todas estas variantes te permiten exprimir al máximo las opciones de la consola, ya que disfrutarla de forma portátil es una excelente manera de jugarla. El panel integrado LCD de 6,2″ ofrece una resolución 1920 x 1080p para que no pierdas una pizca de detalle.

Sin Dock y con los JoyCon separados

Si no tienes una TV a mano y tus hijos no paran de quejarse porque quieren jugar, no te preocupes: Dales un mando a cada uno y todas las quejas se diluirán. Otro de los aspectos a resaltar de la consola es su capacidad para poder ser disfrutada por dos jugadores con cada uno de los JoyCon que trae.

Tanto el JoyCon azul como el rojo pueden actuar como controles separados para ser usados por cada jugador. Una reseña importante a tener en cuenta es que quizás sean un poco pequeños y no todas las manos los encuentran cómodos, aunque la realidad es que funcionan de maravilla.

Y es que en esto del multijugador, Nintendo ha hecho su mayor apuesta. Todos los juegos de Mario para Switch están optimizados para poder jugarse entre dos desde la misma consola (aparte de sus funciones online). Y, dejando a nuestro querido Mario de lado, títulos sobresalientes como Luigi’s Mansion, Overcooked, Rayman Legends o Rocket League están disponibles para disfrutar de este modo multijugador local que ofrece la consola.

Este es el nicho de mercado que desmarca a Nintendo de sus grandes competidoras a nivel mundial, y es que su éxito reside en gran parte en su carácter multijugador.

Razones y ventajas de conectar tu Switch sin dock

Una de las principales razones por las que puede interesarte conectar tu consola a tu televisor sin el dock es porque tienes miedo a rayar la pantalla, algo que no tendría por qué suceder, pero puede que te preocupe y quieras conservar tu Nintendo Switch en el mejor estado. Otra de las razones para recurrir a esta opción es porque quieres ir a casa de un amigo, familiar, te vas a un pequeño viaje, te desplazas mucho y te gusta desconectar jugando o simplemente quieres conectarte en casa de otra persona y jugar, pero sin tener que cargar con el dock de un lugar a otro. O simplemente te has olvidado y te llevas la consola siempre contigo porque juegas tanto en el televisor como sin él.

Otra razón importante es que tu dock se ha estropeado y no quieres comprar otro, o lo has adquirido y va a tardarte. O simplemente lo has mandado al soporte oficial o estás pensando en hacerlo, pero tienes miedo a perder alguna partida o quieres acabar algún juego antes de solucionarlo. Puede que lo hayas perdido en alguna mudanza o porque no lo utilices mucho y ahora te apetezca volver a jugar. También puede ser que tengas que comprar uno nuevo y no quieras asumir este coste.

En cualquiera de los casos, debes saber que puedes hacerlo, pero tienes que seguir las indicaciones que te hemos comentado para que funcione correctamente y no te dé problemas, y evitar problemas como el sobrecalentamiento de tu consola. Te comentamos las principales formas en las que puedes disfrutar de tu Nintendo Switch en cualquier televisor sin tener que recurrir al dock oficial que te viene con la consola.

Usar la Switch en un televisor sin conectarla al dock

Antes de nada, debes tener cuidado con los agujeros de ventilación que tiene la Nintendo Switch en la parte posterior porque, si quedan tapados mientras estamos usando la videoconsola en modo sobremesa, podemos tener graves problemas. No podrá reducir la temperatura de los componentes interiores y, por lo tanto, podría acabar estropeándose fácilmente. Por eso, es recomendable contar con un soporte, y que el mismo tenga los orificios correspondientes para la ventilación de la consola.

Alargador de cable USB Tipo C

Este tipo de cable es el que vamos a necesitar. La hembra del USB Tipo C irá enchufado al conector interior del dock, y la conexión macho será la que tendremos que enchufar a la videoconsola. De este modo, la consola podrá funcionar conectada al televisor y en modo sobremesa, pero no tendremos que meterla dentro del dock y, de este modo, cuidaremos en mayor medida la superficie de la pantalla. El único requisito es utilizar un cable USB-C que admita visualización, ya que no todos los cables USB tipo C están fabricados con las mismas características.

Sin duda, es una solución para no tener que tener la consola en el dock, sin embargo, hace que dependamos todavía de contar con el dock conectado, que podamos tener problemas de sobrecalentamiento en nuestra Nintendo Switch si no refrigera bien y que tengamos que tener un cable más o incluso un soporte adicional.

Sustitutos del Dock: USB-C y HDMI

Esta segunda opción es más cara que un alargador de USB Tipo C, pero nos ahorrará el tener que comprar un soporte ventilado. En este caso tenemos un dock para Nintendo Switch alternativo al original y que, efectivamente, resuelve el problema del accesorio que vende Nintendo de forma oficial con su videoconsola. Seguiremos conectando por USB Tipo C, y por HDMI al televisor, pero no tendremos que ‘encajar’ la pantalla entre los dos paneles de plástico. Así, la pantalla estará a salvo de ese tipo de arañazos y podremos seguir utilizando exactamente las mismas funciones.

Volviendo al formato clásico, este accesorio sí tiene forma de dock, pero nuevamente prescinde de los paneles laterales que pueden provocar arañazos en la pantalla de la videoconsola. Lo que sí ofrece es un sistema de refrigeración mejorado, conexiones HDMI y USB, y diseño en forma de soporte para que la consola se quede en posición vertical. Aquí, lo que sí debemos considerar es que vamos a necesitar el cable HDMI aparte.

Por lo tanto, este tipo de docs alternativos pueden ser una solución cuando lo que queremos es evitar el uso del dock original para evitar los posibles daños en la pantalla de la consola. Aunque siempre podemos poner un protector de pantalla que la proteja. En docks alternativos, además, podemos encontrar todo tipo de modelos y diseños, pero es importante que nos fijemos en el tipo de refrigeración que ofrecen, el número de puertos y por supuesto, que no cuenten con un diseño que incluya algún frontal con el propio de Nintendo que nos pueda arañar también la pantalla.

El mismo fabricante tiene esta otra solución, más cómoda todavía. Tenemos HDMI por un lado para conectar al televisor, y USB Tipo C por el otro para conectar directamente a la Nintendo Switch. Es decir, que no vamos a necesitar absolutamente nada más para conectar la consola al televisor. Tenemos además conexión USB por un lateral y, eso sí, una vez más deberíamos tener en cuenta la ventilación de la Nintendo Switch.

En este caso, el principal inconveniente es cómo dejamos la Switch en modo sobremesa, ya que una escasa ventilación puede provocar un sobrecalentamiento de la misma sin que nos demos cuenta y fácilmente puede dañarse algún componente. Sin embargo, la pantalla de la consola no sufrirá el desgaste producido por el roce continuo con las paredes de plástico del dock original.

HUB USB-C a HDMI

El dock de Nintendo Switch, al fin y al cabo, no es más que un ‘conversor’ de USB Tipo C a HDMI. Y hay otros fabricantes que han tomado y simplificado la idea para lanzar productos como este, mucho más compactos y cómodos si, por ejemplo, nos queremos llevar la Nintendo Switch de viaje. Resuelve el problema de los posibles arañazos en pantalla y es más compacto, sí, pero deberíamos tener en cuenta lo que comentábamos sobre la ventilación del interior de la consola.

Los docks, tanto el original como el alternativo, nos obligan a tener la consola en posición vertical y sobre una superficie dura y estable. El uso de la Nintendo Switch con este tipo de adaptadores permite dejar la consola apoyada en zonas como puede ser una cama o el sofá, que son blandas y hacen que la ventilación de la consola sea insuficiente.

Además, no evita que dependamos de un dock, ya sea el propio de Nintendo o uno alternativo, aunque eso sí, pueden ser más cómodos de llevar y pueden evitar los típicos rasguños en la pantalla de la consola.

Accesorios tipo Hub

Otra opción son los accesorios tipo Hub. En este caso podemos conectar por USB Tipo C a la videoconsola, y tenemos HDMI y también USB. Una vez más debemos tener cuidado con la ventilación de la consola, pero la ventaja de estos accesorios es que además de ser pequeños y ligeros, nos van a servir también para ordenadores portátiles modernos. Y cumplen con la función que buscamos, que es conectar la consola al televisor sin necesidad de utilizar el dock original.

Esta es la mejor opción si buscamos algo mucho más pequeño que el dock ya que es incómodo transportarlo si vamos a viajar, a casa de un amigo, etc.

Uno de estos dispositivos es Tutuo, que puedes comprar en Amazon. Para utilizarlo solo tienes que conectar el HDMI a tu televisor y al Hub del dispositivo adquirido. Después conectas el cable USB a la fuente de alimentación y una vez que se ha conectado a la corriente y HDMI de televisor y dispositivo tendrás que enchufar el cable USB C a la pantalla de tu consola Nintendo. Su función es como la del dock, pero ocupando mucho menos para que puedas llevarlo a donde quieras y sin que pierdas calidad de imagen. Con él no necesitarás el dock original. Puedes mirar otros dispositivos con la misma función, aunque esta es una de las mejores opciones.

Soportes básicos

Por último, podemos mencionar también algunos soportes y conectores que han sido especialmente diseñados para la Nintendo Switch. Por un lado, los soportes son una especie de peana que sujeta la consola de manera que tenga su propio sistema de ventilación y que pueda funcionar correctamente sin problemas, pero, además, nos facilitará la conexión. Su gran auge hace que encontremos modelos personalizados con una temática gaming y basado en Mario Bross u otros de los títulos más conocidos como Zelda, etc.

Además, estos soportes son plegables de manera que podemos llevarlos encima sin que ocupen mucho espacio. Sin duda, este tipo de soportes son la mejor solución para jugar a la Nintendo Switch cuando no queremos más complicaciones que sujetar la consola de manera adecuada y cómodos sin que se sobrecaliente.

HDMI inalámbrico

Aunque no existe un método nativo para duplicar de forma inalámbrica la Nintendo Switch a un televisor, existe una solución para esto. Como Switch no tiene un método incorporado para transferir datos de pantalla de forma inalámbrica, podemos usar un kit HDMI inalámbrico para lograr los mismos resultados. Estos kits suelen tener un transmisor que se conecta a la Switch y un receptor que se tiene que conectar al televisor.

Normalmente son transmisores de baja frecuencia (5 GHz) y pueden atravesar algunas paredes u objetos, aunque para una experiencia sin retardo, lo mejor es que ambos dispositivos estén cerca sin objetos que interfieran entre ellos.

¡Sé el primero en comentar!