Todas las opciones para encontrar la IP en tu dispositivo

Tutoriales

Seguro que alguna vez has escuchado hablar sobre la dirección IP o te la han pedido en alguna ocasión. No sabes cómo encontrarla desde tu smartphone o tu ordenador o puede que ni siquiera sepas qué es. Sigue leyendo si quieres resolver cómo encontrar la IP desde cualquier dispositivo en solo unos pasos o si simplemente quieres saber qué es la dirección IP, para qué sirve o por qué tienes una asignada.

Todas las páginas web o todos los ordenadores o routers desde los que accedes a Internet tienen asignada una dirección IP. Siempre hay una dirección IP aunque tú “directamente” no la hayas creado o no sepas que está ahí. Así que vamos a explicarte todo lo que debes saber sobre ella o cómo puedes encontrar la IP.

¿Qué es la IP?

La dirección IP es una especie de matrícula que sirve para identificarnos en Internet o identificarnos dentro de una red. Se trata de la dirección de un dispositivo tanto en una red externa como en una red interna, o de un conjunto de dispositivos.  IP significa Internet Protocol (protocolo de Internet) y básicamente su misión es gestionar las comunicaciones en las redes. A través de este protocolo podemos usar las direcciones IP asignadas para identificarnos y comunicarnos. Cada IP es única, y cada dirección IP no se repiten: no pueden estar asignadas en dos dispositivos al mismo tiempo.

Las direcciones IP están formada por códigos de 32 bits pero se simplifican utilizando cuatro conjuntos numéricos separados por puntos que hacen que sean más fácilmente reconocibles e identificables. Cada uno de estos conjuntos de números decimales puede tener valores entre 0 y 255 y, como decimos, están separados por puntos. Es decir, podrías tener una dirección IP como 192.111.22.98.

La dirección IP permite que se sepa cuál es nuestro proveedor de Internet según sus cifras. Por ejemplo, a través de la IP se sabe si somos de Orange, Movistar, Jazztel… También permite conocer la ubicación o localización aproximada (no siempre debe acertar) desde la que nos conectamos.

ofertas internet

¿Quién te asigna la dirección IP?

No puedes elegir qué dirección IP pública quieres tener a cada momento. Y para controlar todas las direcciones IP de todo el mundo, hay un encargado: la Autoridad de Números Asignados en Internet (IANA) aunque divide su labor en los Registros Regionales de Internet (RIR) que se dividen en cinco y cada uno de ellos cuenta con una zona asignada. En el caso de Europa (junto con Asia Central y Oriente Próximo), el encargado de asignar las direcciones IP es el Reseaux IP Européens Network Cordination Centre (RIPE NCC) y se encarga de los territorios mencionados. Entre ellos, claro, España.

Este RIPE NCC es el encargado de repartir las direcciones IP que se dividirán a su vez en Registros Locales de Internet (LIR) o Registros Nacionales de Internet (NIR) y de ahí irán a los proveedores, a los subproveedores y finalmente al cliente: tú. Aunque hay muchos escalones superiores, tu proveedor será el encargado de asignarte la IP que necesitas a cada momento para identificarte en Internet.

encontrar la direccion IP

Tipos de IP

Aunque todas las direcciones IP tienen como misión identificarnos, hay dos tipos de direcciones IP y su objetivo concreto es distinto. Hay direcciones IP públicas y direcciones IP privadas, unas te identifican en Internet y otra lo hacen dentro de una misma red que comparte IP pública. Por ejemplo, en tu casa.

Direcciones IP Públicas

La dirección IP pública es, básicamente, la que te ayuda a identificarte cuando te conectas a Internet. Tu matrícula para navegar o usar cualquier servicio. Se trata de la identificación que tu proveedor de Internet te asigna para ser reconocido en Internet. Para identificarte en Internet, tienes que tener una dirección IP pública que automáticamente se te ha asignado, aunque tú no supieses ni que existe.

Las direcciones públicas suelen ser direcciones IP dinámicas o estáticas. Son dinámicas si te conectas a Internet desde tu router en casa, tu proveedor te asigna una dirección IP aleatoria que esté disponible. Y es la que usas para identificarte cuando navegas por Internet siempre que lo hagas. O estática si quieres mantener siempre la misma IP y que no rote nunca. Hay diferencias en cuanto a uso pero también en cuanto a gasto. Todos tenemos una dirección IP dinámica normalmente pero si queremos tener una dirección IP estática debemos pagar por ello. Además, otra de las grandes diferencias es que estas últimas disminuyen la privacidad porque es más sencillo monitorizarlas.

  • Direcciones IP dinámicas. Son las que usan un número distinto cada vez que te conectas a Internet. Es lo más habitual por parte de los proveedores de Internet y las direcciones IP que suelen asignarte son direcciones IP dinámicas que en ese momento no están siendo utilizadas por otro.
  • Direcciones IP fijas. También hay direcciones IP fijas en las que el número siempre es el mismo, nunca varía. No se modifica de ninguna manera ni cuando reiniciamos el router ni pasado un tiempo. Para servicios de correo electrónico, para bases de datos o para servidores dedicados al alojamiento de páginas web o de hosting, por ejemplo. Lo que hacen estas direcciones IP fijas es “traducir” una dirección IP en un nombre de dominio para que sea más fácilmente reconocible.

Direcciones IP privadas

Las direcciones IP pueden ser privadas. Estas no tienen como finalidad identificarte dentro del conjunto de Internet sino identificar cada dispositivo dentro de una misma red. Por ejemplo, cada dispositivo en una casa con sólo un router o cada ordenador en una oficina cuya IP pública se mantiene pero varían las privadas. Podrás identificar un smartphone, un ordenador, una tablet.

La dirección IP privada se asigna a cada dispositivo para que pueda reconocerse. Por ejemplo, puedes tener una dirección IP privada en tu móvil, otra en tu impresora, otra en el smartphone y otra en tu tablet aunque todas estén conectadas a la red, al mismo WiFi o router.

En cada uno de tus dispositivos puedes elegir si quieres una dirección IP dinámica que el router asignará de manera aleatoria o si prefieres establecer una IP fija que te servirá para recordarla con más facilidad. Por ejemplo, en el caso de que quieras acceder desde tu smartphone a tu PC de forma remota.

¿Cuál es mi IP?

Una vez que sabes la diferencia entre direcciones IP públicas o privadas o que sabes que las direcciones IP no son las mismas eternamente, llega lo más importante: ¿cuál es mi IP? Repasamos todas las formas para encontrar la IP, tanto pública como pivada y de todos los dispositivos.

Cuál es mi IP pública

Para saber tu IP pública, basta con que accedas al navegador desde cualquier dispositivo que tengas en casa. El ordenador, el smartphone o la tablet te permitirán saber cuál es la dirección IP pública que tienes actualmente en tu casa o en tu oficina, por ejemplo. Para ello, visita esta web para saber tu IP y en unos segundos obtendrás la respuesta

Cuál es mi IP privada

Para saber encontrar la IP privada de un dispositivo, tendrás que seguir una serie de pasos que variará según el sistema operativo utilizado en cada uno de ellos.

En Windows

  • Ve al buscador
  • Busca “Ejecutar”
  • Aparecerá una ventana emergente y escribe cmd
  • Haz enter
  • Aparecerá la pantalla del terminal
  • Escribe ipconfig y pulsa ENTER
  • Tu dirección IP privada será la correspondiente a “Dirección IPv4”

Consultar la IP en Windows CMD

También puedes consultar el IP desde Windows desde el panel de control:

  • Ve al panel de control
  • Haz clic en Redes e Internet
  • Abre el Centro de redes y recursos compartidos
  • Pulsa sobre la conexión a Internet activa
  • Accede a las propiedades
  • Haz clic en “Detalles…”
  • Aquí encontrarás todos los detalles y tu dirección IP privada

Encontrar la IP en Windows

En Linux

  • Ve al escritorio
  • Haz clic en el icono de conexión de red
  • Haz clic en “información de conexión”
  • Ahí puedes encontrar la dirección IP

Encontrar la IP desde Linux

Otra forma de hacerlo desde Linux es a través de la consola

  • Pulsa Control + Alt + T
  • Se abrirá la terminal
  • Escribe ifconfig
  • Pulsa enter
  • Verás la dirección IP privada de ese dispositivo

Linux

En Mac

  • Ve al icono de preferencias del sistema
  • Abre y accede al apartado Red
  • Pulsa sobre “Avanzado…” en el botón inferior derecho
  • Verás el apartado TCP/IP
  • Encontrarás la dirección IPv4, la dirección IP privada de tu dispositivo

Encontrar la IP en Mac

Desde tu dispositivo Android

  • Ve al apartado de Ajustes
  • Busca la opción «Acerca del dispositivo»
  • Pulsa en «Estado»
  • Ahí verás indicada tu dirección IP privada

Esta ruta puede variar según la capa de personalización que utilices y es posible que en lugar de encontrar “Acerca del dispositivo” encuentres sinónimos como “Acerca del teléfono”, por ejemplo.

Android

Desde tu móvil iPhone o tablet iPad

  • Abre la app de Configuración
  • Pulsa en WiFi
  • Elige la red en la que estás conectado
  • Pulsa sobre el icono de información
  • Aquí podrás econtra la IP privada del iPhone/iPad y la de tu router

Cómo consultar el IP desde iPhone

Desde cualquier teléfono o tablet

Una forma práctica de encontrar la IP privada de cualquier aparato que esté conectado a tu router es apostar por la app Fing. Fing es una aplicación gratuita que puedes descargar para iOS y para Android, intuitiva y muy práctica. Bastará con abrirla para que escanee todos los dispositivos conectados a tu red y puedas encontrar la IP privada de todos y cada uno de ellos para que siempre los tengas localizados o para que evites tener que buscar dispositivo por dispositivo. Todos en una misma pantalla.

Fing

Escrito por Rocío García

Fuente > ADSLZone