Cómo usar Google Chromecast sin WiFi

Actualidad

Google Chromecast es el dispositivo favorito de quienes quieren convertir un televisor normal en un televisor inteligente; es decir, permitir que cualquier televisor –y otros tipos de pantalla- puedan recibir contenidos enviados desde el teléfono inteligente, o desde otros dispositivos como tablets. El problema es que, en realidad, Chromecast requiere de una conexión WiFi para funcionar. Para la suerte de los usuarios, hay un ‘truco’ que podemos aprovechar para usar Google Chromecast sin WiFi aprovechando todas sus funciones.

La compañía de Mountain View ha lanzado ya multitud de versiones de su sencillo ‘set-top-box’, el Google Chromecast. Y aunque ha ido introduciendo mejoras en cada una de estas nuevas versiones, siempre mantiene viva la misma limitación. En cualquiera de las generaciones y modelos de Chromecast, a priori, es un requisito imprescindible contar con una red WiFi para que funcione de forma correcta. La clave, sin embargo, está en que podemos ‘engañar’ al pequeño dispositivo de Google para que funcione sin WiFi. Porque, evidentemente, no siempre tenemos disponible una red inalámbrica a la que conectar nuestro Google Chromecast. Por ejemplo, en casas de vacaciones.

google chromecast tercera generacion

Puedes usar Google Chromecast sin WiFi, pero ¿cómo se hace?

Como avanzábamos, la clave está en ‘engañar’ al Google Chromecast para que opere como si efectivamente tuviéramos disponible una red WiFi. Es algo para lo que vamos a necesitar un teléfono inteligente, sin importar si se trata de un Android o iPhone, con el cual vamos a ‘copiar’ la red WiFi a la que estuviera conectado el Google Chromecast anteriormente. Por eso, como señalábamos, es un ‘truco’ que nos va a servir si llevamos el Chromecast en coche -o una autocaravana-, por ejemplo, o a una casa de vacaciones en la que no dispongamos de un router con conectividad inalámbrica.

Cómo utilizar un Google Chromecast sin una red WiFi, paso a paso

Vamos a necesitar apuntar tanto el nombreel SSID- como la contraseña de la red WiFi con la que estuviera configurado el Google Chromecast, que por norma general será nuestra red WiFi de casa. Ahora, en nuestro Android o iPhone tendremos que compartir WiFi, pero modificando los ajustes para que el nombre de la red inalámbrica y la contraseña de esta conexión correspondan con lo datos que decíamos antes, los de la red a la que originalmente estuviera conectado el Google Chromecast. Así, el ‘set-top-box’ de Google conectará como si estuviera en casa, y podremos enviar contenidos de forma normal.

Google Chromecast no consume datos móviles por sí mismo salvo cuando requiere de una actualización de firmware, que es en pocas ocasiones. Lo que sí va a producir consumo de datos móviles es lo que reproduzcamos en streaming desde nuestro teléfono inteligente. Pero si hacemos este tipo de conexión, y lo que enviamos al Google Chromecast son contenidos almacenados de forma local en nuestro teléfono inteligente, el consumo de datos móviles de nuestra tarifa debería ser nulo.

Escrito por Carlos González

Fuente > ADSLZone