El dominio del nuevo Megaupload bloqueado para proteger los derechos de autor

El dominio del nuevo Megaupload bloqueado para proteger los derechos de autor

Redacción

Aún no está disponible en la Red y ya e encuentra con las primeras trabas. Kim Dotcom ha visto frustrada su intención de redirigir al nuevo Megaupload (que será denominado Mega) desde el dominio Me.ga, puesto que el Gobierno de Gabón, país del dominio, lo ha bloqueado.

El próximo 19 de enero regresará a Internet Megaupload. La fecha elegida no es casualidad, puesto que el mismo día de este año fue protagonista de una redada de las autoridades federales estadounidenses que acabaron por cerrar el cyberlocker al considerar que infringía de forma masiva los derechos de autor. Aunque su fundador, Kim Dotcom, fue detenido, no tardó en ser puesto en libertad y en estos momentos se encuentra a la espera de juicio confiado en ganar a la acusación estadounidense.

Por este motivo, ha continuado trabajando para lanzar una nueva plataforma legal en la que se verán mejorados algunos aspectos como la seguridad y privacidad de las descargas para no volver a tropezar en la misma piedra. El nuevo proyecto ha generado una gran expectación en Internet y hace unas semanas se mostraron las líneas básicas que seguiría. Entre ellas estaba el dominio elegido para la plataforma, que sería Me.ga, un dominio de Gabón.

Sin embargo, el informático alemán tendrá que rectificar su plan inicial puesto que el gobierno del país africano ha suspendido el dominio con el fin de "proteger los derechos en materia de propiedad intelectual y luchar eficazmente contra la cibercriminalidad", según leemos en El País. En estos momentos el dominio redirige a una cuenta de Twitter denominada Omega, mientras que antes de este bloqueo se podía acceder a la web en la que se detallaban las características del nuevo servicio.

¿Responde esta acción del Gobierno de Gabón a presiones por parte de la industria cultural o de las autoridades estadounidenses? No sería de extrañar que el nuevo proyecto de alojamiento y descargas fuese boicoteado por estos sectores, que se han mostrado abiertamente enemigos de este tipo de servicios. No obstante, no deja de sorprender que se haya suspendido un dominio que no violaba en ningún momento derechos de autor puesto que era meramente informativo, lo que evidencia que la persecución contra el nuevo Megaupload responde a una persecución orquestada sin apenas fundamentos jurídicos.