El papel de los ayuntamientos, clave en el despliegue de fibra óptica

El papel de los ayuntamientos, clave en el despliegue de fibra óptica

Redacción

La fibra óptica continúa su avance en las distintas regiones de España. El apoyo dado por algunos ayuntamientos como el de Ermua (Guipúzcoa) está siendo fundamental para el rápido avance de las redes de nueva generación que permiten acceder a Internet a alta velocidad.

Hasta 3.100 hogares del citado municipio vasco tendrán acceso a fibra óptica a finales de 2013. Este es el ambicioso plan del Ayuntamiento de Ermua, que ha detallado a sus vecinos el plan para conectar los edificios de viviendas con la red troncal para acceder a las conexiones de los operadores que ofrecen banda ancha ultrarrápida en la zona.

Aquellos edificios que den su consentimiento al proyecto tendrán instalación totalmente gratuita hasta sus hogares. El ayuntamiento será quien costee este despliegue sin que los vecinos paguen por ello, aunque aquellos que se sumen a posteriori sí tendrán que abonar el coste de la instalación. Una vez desplegada hasta el hogar serán los usuarios quienes tendrán que acordar con los operadores que se incluyen en la red de fibra las condiciones del servicio, de modo que el consistorio pone la infraestructura y las compañías los servicios de telecomunicaciones.

El caso del municipio vasco nos indica el papel fundamental que juegan algunos ayuntamientos en el despliegue de las nuevas redes. Gracias a casos como éste, el ritmo de desarrollo de las nuevas infraestructuras en nuestro país ha dada un importante acelerón y se espera que en los próximos años se eleve con el fin de que España cumpla con los objetivos marcados en la Agenda Digital Europea, que busca que en 2020 todos los hogares de los países de la UE naveguen al menos a 30 Mbps y la mitad de ellos acceda a Internet a 100 Mbps.

Las instituciones públicas también están empezando a contribuir eliminando los obstáculos para que los operadores desplieguen sus redes como podían ser las trabas administrativas y burocráticas. De este modo, hemos visto cómo compañías como Movistar aceleraban el desarrollo de su nueva red hasta el punto de llegar a ofrecer sus 100 megas de fibra hasta 3 millones de hogares en este 2012.

El operador histórico también anunció su llegada a regiones como País Vasco de forma inminente, por lo que podría ser una de las primeras compañías que aprovecharía la colaboración dada por el citado ayuntamiento de Ermua. El objetivo de Movistar pasa por conectar a su red hasta 7 millones de puntos en 2015, a los que tenemos que sumar los 3 millones a los que llegarán Orange y Jazztel en los próximos años de modo que la fibra óptica por fin sea una realidad en nuestro país.