Call of Duty ayuda al fundador de Megaupload a confirmar que está siendo espiado

El fundador de Megaupload sigue dejándonos noticias polémicas y curiosas. La última información que protagoniza alude al espionaje de la CIA en la conexión de banda ancha del informático alemán y cómo esto afectaba a sus partidas online a uno de sus juegos favoritos: Call of Duty Modern Warfare 3.

Mientras prepara el regreso de Megaupload, Kim Dotcom ha tenido tiempo de informar sobre el supuesto espionaje de la CIA en la conexión con la que cuenta en su mansión de Nueva Zelanda. El fundador de la plataforma de descargas directas intervenida por las autoridades federales estadounidenses ha declarado al portal Torrentfreak que ha sufrido extraños cortes en su conexión por este motivo, lo que le ha impedido disfrutar de una de sus grandes aficiones como son los videojuegos.

El alto lag le habría servido para detectar el espionaje

El informático alemán es un apasionado del Modern Warfare 3 en su modo online y por ello contrató una conexión de fibra hasta el hogar de 100 Mbps. Estas conexiones ofrecen entre sus múltiples ventajas un lag muy bajo a la hora de jugar online, pero Dotcom asegura que sufre estos problemas desde que volvió de su viaje a Hong Kong hace unos días, con tiempos de respuesta muy altos. A pesar de haber comprobado que todo estaba bien en su instalación, el problema persistió.

"Después de una semana de investigación para ver cuál era el motivo del lag, pedí al técnico que se pusiese en contacto con el operador", declaró el alemán. La respuesta de la compañía fue "un poco misteriosa" ya que si bien se comprometió a buscar la fuente del problema, después permaneció en silencio. Sin embargo, la respuesta al problema no tardaría en llegar después de haberse conocido el proceso de espionaje que sufría el fundador de Megaupload.

Así pues, todo apunta a que Dotcom tiene un problema más grave que un excesivo lag en su conexión ya que sus comunicaciones estarían siendo controladas. Algunos técnicos han confirmado que existe un elevado retardo en la conexión, por lo que gana enteros la teoría negada por el Gobierno neozelandés sobre el espionaje a la red del creador de Megaupload. De confirmarse, estaríamos ante un espionaje ilegal a su actividad después de la decisión de los tribunales del país oceánico que pronto volverá a ser discutida en el nuevo juicio al informático alemán.