Apple consigue bloquear la venta de la tableta Galaxy Tab 10.1

Apple consigue bloquear la venta de la tableta Galaxy Tab 10.1

Redacción

Apple sigue apuntándose tantos en la llamada guerra de patentes. La tableta Galaxy Tab 10.1 ha sido bloqueada en Estados Unidos gracias a una medida cautelar tomada por un tribunal norteamericano, que considera que Samsung infringe patentes empleadas en el iPad por Apple.

Aunque en los últimos meses parecía haberse estabilizado el conflicto entre los gigantes de la tecnología móvil, la juez estadounidense Lucy Koh se ha encargado de reabrirlo. El motivo no ha sido otro que la puesta a la venta de la Galaxy Tab 10.1, la nueva versión de la tableta de Samsung que se empezó a comercializar en territorio norteamericano hace unas semanas. Desde Apple se ve en estos equipos no solo un rival a la hegemonía que mantienen en este mercado gracias al iPad, sino que considera que el dispositivo es una copia de su tablet.

A diferencia de Holanda, donde no solo se rechazó la petición de Apple de bloquear la venta del equipo sino que se condenó a los de Cupertino a indemnizar a Samsung, en Estados Unidos la última sentencia sí ha atendido su solicitud. "Samsung tiene derecho a competir, pero no de forma injusta, inundando el mercado con sus productos", detalla la juez en un escrito que ha acabado por rectificar respecto a la primera decisión que adoptó. La magistrada cree que "Samsung seguramente sufrirá por la  pérdidas de ventas tras la emisión de una orden judicial, pero las dificultades de Apple por tener que competir directamente con productos infractores supera el daño realizado a Samsung".

Desde Apple se insiste en que la firma coreana copia sus productos. "No es una coincidencia que los últimos productos de Samsung se parezcan tanto a iPhone e iPad, desde la forma al hardware, pasando por la interfaz del usuario e incluso el packaging", señala el portavoz de la empresa de Cupertino. "Este tipo de copia flagrante está mal. Ya lo hemos dicho en muchas ocasiones anteriormente, por eso necesitamos proteger nuestra propiedad industrial cuando otras empresas roban nuestras ideas", sentencia.

"Apple frena la innovación", argumenta Samsung

Por su parte, Samsung se defiende argumentando que "la petición de medidas cautelares contra Galaxy Tab 10.1 se basa en un única patente de diseño que solo afecta a una parte del diseño total del producto" y alerta sobre el futuro en el sector. "Si Apple continua realizando reclamaciones legales basadas en cuestiones tan genéricas, la innovación y el progreso de la industria podría verse afectado", avisa el fabricante coreano, quien ha recurrido la última sentencia intentando evitar el impedimento para vender sus tabletas en un mercado tan amplio como el estadounidense.