Los riesgos de conectarse a las redes WiFi de los hoteles

Los riesgos de conectarse a las redes WiFi de los hoteles

Redacción

Acceder a las redes WiFi en los hoteles puede ser más peligroso para la seguridad del usuario de lo que se piensa habitualmente. A los riesgos existentes por el acceso a redes abiertas hay qu sumar que estas redes son foco habitual para la distribución de malware.

El acceso a Internet desde un hotel a través de redes inalámbricas se ha convertido en una condición indispensable a la hora de alojarse en uno u otro establecimiento. Conectarse a la Red es un hábito cada vez más frecuente lejos del hogar y las redes WiFi de establecimientos privados para sus clientes son una buena forma de no consumir megas en las habituales tarifas de datos que gran parte de los usuarios disfruta en sus equipos móviles.

Sin embargo, esta alternativa tiene sus riesgos. Un informe realizado por IC3 ha alertado sobre el elevado riesgo de infección de software malicioso en nuestros equipo portátiles al acceder a redes WiFi en hoteles. En concreto, se ha detectado un tipo de malware que se distribuye a través de ventanas pop-up que se abren al acceder a estas conexiones inalámbricas. En teoría estas notificaciones promueven la actualización del software del equipo del usuario, pero realmente instalan malware al pulsar sobre el botón de instalación. Para evitar infecciones por tanto se recomienda mantener actualizado el antivirus así como la mayor precaución a la hora de aceptar este tipo de avisos.

Otros riesgos de acceder a las WiFi de los hoteles

No es la primera vez que se advierte sobre los riesgos que corren los usuarios al acceder a redes WiFi proporcionadas por hoteles. En foros clandestinos se vente un kit basado en un troyano de acceso remoto que puede infectar los equipos situados en la recepción de este tipo de establecimientos y robar datos muy comprometedores como los de las tarjetas de crédito de los usuarios.

A ello tenemos que unirle la inseguridad que puede provocar el acceso a redes WiFi abiertas desconocidas. En muchas ocasiones el usuario se conecta a Internet a través de ella sin ser consciente de los riesgos que esto puede entrañar, ya que permitiría a usuarios avanzados acceder a información de aquellos que están conectados a ellas. Navegar a través de redes sin cifrar conlleva que el tráfico generado en ellas tampoco lo está y un administrador malicioso de estas redes podría recabar información de los usuarios como contraseñas de correo electrónico, de redes sociales, de programas de mensajería como MSN Messenger e incluso bancarios.

Recomendaciones para conectar a redes WiFi abiertas de forma segura