¿Por qué Samsung sube como la espuma y HTC se hunde en el mercado móvil?

Ambas compañías fabrican móviles y las dos están centradas en Android pero solo una de ellas ha sido capaz de despuntar en 2011 y 2012 plantando cara a Apple. A continuación analizamos algunas de las reflexiones de Manuel Angel Méndez, periodista especializado en tecnología que cuenta con un blog en El País y explica las razones del crecimiento de Samsung y el desplome de HTC.

Del éxito al fracaso

HTC ha pasado de ser el primer fabricante de telefonía móvil en Estados Unidos a ocupar una posición de pelotón en apenas un año. Las razones hay que buscarlas en la estrategia de la firma y sobre todo en el fracaso de sus últimos productos. En el lado opuesto se sitúa Samsung, la firma coreana ha pasado de ser un fabricante de gama baja cuando Nokia reinaba en el mercado a móvil a liderar el ranking de fabricantes y a obtener beneficios récord. ¿Por qué estas diferencias?

Sin producto de referencia

Samsung ha sabido posicionar su marca Galaxy y sobre todo innovar en sus productos. Por el contrario, HTC ha lanzado diferentes móviles (Sensation, Evo, Desire, Wildfire, ChaChaCha) pero ninguno ha conseguido despuntar ni si quiera ha habido cambios importantes a nivel de diseño o innovación. En 2012 la apuesta se llama "One" pero las previsiones tampoco son favorables. Varios problemas de funcionamiento y sobre todo la fortaleza de sus competidores están pasando factura a la firma taiwanesa que sigue perdiendo compradores.

Diferencia de ventas

Como decíamos, Samsung y HTC estuvieron muy parejas en 2010 sin embargo en 2011 se consumó la debacle de la taiwanesa y el crecimiento de la coreana. Las ventas móviles también están íntimamente relacionadas con los resultados económicos. Mientras Samsung bate récords, los beneficios de HTC disminuyeron un 25% el último trimestre de 2011 y se hundieron un 70% en los primeros tres meses de 2012. La siguiente imagen resumen la realidad de ambas empresas.

Samsung vs HTC

Investigación y Desarrollo

Samsung gastó 8.000 millones de dólares en 2010 mientras que la firma taiwanesa invirtió 20 veces menos. Lógicamente hay una diferencia clara de tamaño pero HTC prefirió guardar su caja antes que invertir en desarrollo. Por ejemplo destacan los 300 millones que pagó HTC por Beats para incluir auriculares de calidad en sus teléfonos y sin embargo este año los ha retirado "porque los clientes no los valoran".

Marca sin gancho

Méndez concluye que HTC es una marca sin gancho que ha pasado de ser una empresa innovadora a ser una más. De hecho, Google está repleto de imágenes modificadas del logotipo de HTC con la palabra brilliant (genial) tachada y sustituida por otros adjetivos menos favorables.

HTC QUIETLY