¿Cuántos operadores Móviles Virtuales pueden sobrevivir con menos de 1.000 altas al mes?

Los Operadores Móviles Virtuales (OMV) gozan de buena salud. El pasado mes de marzo superaron las 40.000 portabilidades pero sólo 7 compañías están por encima de 1.000 portabilidades netas. Los OMVs grandes crecen pero los más pequeños están estancados o pierden clientes. ¿Cuántos sobrevivirán?

Al igual que la burbuja de las punto com, el sector de la telefonía móvil ha vivido su particular burbuja de operadores. El modelo de negocio era sencillo, revender servicios de telefonía móvil a precios económicos utilizando la red de los operadores más grandes. Hasta 35 operadores móviles se lanzaron al mercado con el objetivo de crecer a costa de los tradicionales pero solo unos pocos han conseguido generar un negocio rentable.

Primeros cierres

En 2010 comenzaron cerrar los primeros OMVs. Hablafácil, Hong Da Mobile, Celular Line Móvil, Talkout, Mundimóvil, Vuelingmóvil, XL Móvil, Zero Móvil, Vectone Móvil, Blau, 40 Móvil, etc son algunas de las compañías que se vieron obligadas a cesar su actividad. En pleno apogeo, El Corte Inglés decidió también cancelar su operador móvil. Se llamaba Sweno e iba a aprovechar toda la fuerza comercial de los centros y la red de distribución de Telecor.

Con la crisis económica y el recorte drástico de precios por parte de los operadores tradicionales, la cuerda se está tensando para todos los OMVs. A pesar de que cada vez ganan más clientes, las portabilidades se quedan en sólo 7 compañías. Pepephone, Ono, Jazztel, R, Simyo, Euskaltel y la recién llegada Tuenti son las que están por encima de 1.000 portabilidades netas al mes. El resto sobrevive con cifras más modestas esperando tiempos mejores.

La portabilidad en 24 horas como posible salvación

En el momento que un usuario pueda cambiar de compañía en apenas un día es posible que los OMV ganen más altas al evitar los famosos "amagos de portabilidad", sin embargo, ¿hay pastel para todos? En nuestra opinión no, es posible que en este 2012 haya más virtuales que tengan que cerrar sus puertas. Se admiten apuestas.