Desmontando a la industria del cine: En Hotfile se descarga más software libre que películas

La industria del cine es una de las más beligerantes con los servicios similares a Megaupload. Entre sus objetivos figura Hotfile, plataforma a la que acusan de aprovecharse de la "piratería". Sin embargo, los últimos datos demuestran que lo más descargado por sus usuarios es software libre y no películas o música.

Durante el último año hemos asistido a las batallas que han intentado librar los grandes estudios de cine contra Hotfile. El cyberlocker ha sido señalado por este sector como uno de los grandes colaboradores con la "piratería" en Internet. De nada parece servir que compañías como Warner Bros abusen incluso de su acceso a sus servidores a la hora de borrar archivos, como se demostró que hacían al eliminar contenidos sobre los que no tenía derechos de autor. Lo que realmente busca el sector es el cierre absoluto de ésta y otras plataformas de similares características.

La MPAA (asociación que engloba a las principales compañías de cine de Hollywood) ha incidido en numerosas ocasiones en que Hotfile colabora en el "robo masivo" de sus productos. Esta agrupación ha llegado a afirmar que el 90% de los archivos que aloja este servicio tienen copyright. Lejos de conformarse con esta versión, sus responsables contrataron a un experto que desmontó la teoría de las compañías.

El portal Torrentfreak se ha hecho con el informe confidencial del profesor de la Universidad de Duke James Boyle y ha revelado su contenido. Aunque en el estudio no indica de forma exacta el porcentaje de contenido con derechos de autor en Hotfile, sí ha demostrado que los dos archivos más descargados son software Open Source. Se trata de las aplicaciones iREB y Sn0wbreeze, con más de 885.000 y 629.000 descargas respectivamente. El profesor ha señalado que este hecho debería ser tomado muy en cuenta por los tribunales a la hora de estudiar las denuncias contra Hotfile.

Además, explica que esta plataforma colabora a la hora de que los autores independientes obtengan una remuneración por sus creaciones. "Al menos dos de los desarrolladores de código abierto citados en este estudio habían participado de forma activa en el programa de afiliación de Hotfile, lo que les permitía ser compensados de forma indirecta por los programas que ofrecían gratuitamente al público", señala Boyle. Asimismo, el profesor cita otros ejemplos como la distribución de películas de dominio público y obras con licencia Creative Commons. "Hotfile proporciona un tipo de servicio muy importante en la arquitectura de Internet. Transferir archivos de gran tamaño por la Red es difícil", defiende poniendo de ejemplo el máximo de los adjuntos de Gmail, de 25 MB.

¿Atenderá la Justicia a los argumentos presentados por este experto? Es innegable que en estas plataformas se pueden alojar archivos con copyright, pero no puede cerrarse todo un servicio porque sólo algunos de sus contenidos (y no los más demandados según parece) infrinjan la propiedad intelectual. El precedente abierto con Megaupload puede ser un ejemplo para la industria, pero también lo es como uno de los mayores ataques a la libertad en Internet que se recuerda.