La fibra de Movistar y los alternativos de ADSL continúan su imparable progresión

Los motores de crecimiento de la banda ancha en España siguen teniendo los mismos protagonistas que en los últimos meses. Los operadores alternativos de ADSL y la fibra óptica de Movistar han propiciado que crezca el número de conexiones a Internet en nuestro país.

La nota mensual de febrero publicada por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha confirmado la progresión de la banda ancha española. A pesar de que el aumento en el número de conexiones ha sido algo menor que el registrado en el mismo mes de 2011, este sector sigue creciendo y sus protagonistas siguen siendo los operadores alternativos de ADSL así como Movistar con sus conexiones ultrarrápidas de fibra óptica hasta el hogar (FTTH).

El balance del grupo de operadores formado por Jazztel, Orange y Vodafone volvió a ser positivo gracias a las 42.970 líneas que sumaron en el segundo mes del año. Esto les ha permitido aumentar su cuota de mercado hasta el 31,8%. Esto supone un crecimiento en la cuota de más de 3 puntos respecto al mismo mes de 2011, porcentaje que han arrebatado al operador dominante, Movistar, que se queda en un 48,9%. Por su parte, los operadores de cable mantienen su porcentaje en la misma línea que hace un año, con una cuota de mercado del 19,2%.

El impulso de la fibra en España gracias a Movistar

No obstante, el objetivo de Movistar es volcarse con las conexiones de alta velocidad. El despliegue masivo en el que está inmerso el operador histórico le lleva a ganar usuarios de sus conexiones de 50 y 100 megas mientras que no hace lo propio con sus conexiones de ADSL. En los últimos meses ya se ha podido ver cómo las conexiones más veloces de la compañía eran su motor de crecimiento y en el último informe de la CMT se confirma esta tendencia.

Durante el pasado mes de febrero Movistar sumó 13.692 nuevas líneas FTTH, lo que hace que sean casi 195.000 las conexiones de fibra óptica que existen en nuestro país. La mayoría de ellas pertenecen al operador histórico, que en las zonas donde ha desplegado su nueva red ofrece a los usuarios estas conexiones en lugar del ADSL, cuyo precio final es curiosamente más caro que el de los 50 y 100 megas después de la última rebaja anunciada por la compañía.