¿Puede dominar el mundo Google?

¿Puede dominar el mundo Google?

Javier Sanz

Afirmar que Google es uno de los gigantes de la Red sería caer en una obviedad innecesaria. Lo que sí resulta interesante es considerar la posición actual de la empresa con respecto a dónde quiere estar en un futuro relativamente cercano. Analizamos todos los frentes abiertos por los de Mountain View en los últimos tiempos.

Hablando de obviedades, para muchos la respuesta a la pregunta de si Google puede controlar el mundo es ya demasiado evidente, porque ya lo hace. Si nos atenemos a uno de los axiomas de nuestro tiempo que afirma que información es poder, Google sin duda es la empresa más poderosa de Internet. La información acerca de los usuarios de la Red es inmensa y permanece almacenada en sus archivos durante años incluyendo gustos personales, hábitos de consumo, direcciones, números de tarjetas de crédito y hasta su localización exacta entre otros muchos datos.

Pero el poder de Google no acaba aquí, si la cantidad de información que la empresa gestiona es ya inmensa, ¿cuál es el siguiente paso en su estrategia de expansión? Echemos un vistazo a sus proyectos en curso.

Si Google ya domina el sector de los sistemas operativos para smartphones, acabamos de descubrir que el plan llegaría hasta una versión para ordenadores personales. El número de usuarios potenciales de su sistema Android sería inmenso y podría ponerse en situación de competir con “intocables” del sector como Microsoft.

Si hablamos del mundo de la informática personal podemos hablar también de hardware. La reciente inversión de 120 millones de dólares que ha realizado la empresa para crear dos nuevos centros de investigación y desarrollo permitirían a los de Mountain View disponer de la estructura necesaria para que Android se desarrollara plenamente en su propio hardware, además de la posible creación de otro tipo de dispositivos, como reproductores multimedia. Tampoco hay que olvidar la compra de de Motorola que le proporciona miles de patentes.

¿Y qué pasa con Internet? la situación de la marca como buscador favorito del planeta es privilegiada y le permite también aprovechar una posición dominante para liderar el mercado de publicidad en la Red. Se trata de un dato que no ha pasado desapercibido para las operadoras telefónicas, que han entrado en conflicto en numerosos ocasiones con la empresa para exigirle un pago por el uso de las redes que ellas mantienen. La respuesta de Google ha sido tajante, y ya ha comenzado a desplegar su propia red de fibra óptica para ser totalmente independiente. Se trata de un camino que no será fácil pero que deja totalmente claras las intenciones de la empresa de reventar el mercado del acceso a Internet.

En resumen: si repasamos todos estos frentes abiertos veremos que Google podría llegar a ser, además del buscador más popular de Internet, el sistema operativo número uno en smartphones y un serio contrincante en ordenadores personales, un proveedor de servicio de Internet líder del mercado y además fabricante de sus propios dispositivos de hardware. Todo esto unido a la cantidad de información que ya manejan sobre sus usuarios que les da una posición de liderazgo en las ventas de publicidad y expectativas cada vez más halagüeñas en redes sociales.

Después de semejante presentación de intenciones solo quedaría añadir que si los planes de Google no son los de dominar el planeta ninguna empresa habrá estado jamás tan cerca de conseguirlo. ¿Facebook lo impedirá? ¿Microsoft? El tiempo lo dirá.