La fibra óptica empieza a despegar en España pero aún estamos en segunda división en Europa

Los últimos datos sobre crecimiento de las conexiones de fibra óptica en España invitan al optimismo. Así se ha reconocido desde Europa, que ha vistó cómo las conexiones FTTH crecían muy por encima de la media continental en nuestro país. No obstante, el camino por recorrer es aún largo.

En los últimos meses hemos asistido al despegue de las conexiones ultrarrápidas de fibra óptica en nuestro país. Las notas mensuales publicadas por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) han confirmado que el número de hogares españoles que tienen contratada una de estas conexiones se ha multiplicado de forma espectacular respecto a años anteriores. En concreto, 2011 se cerró con más de 171.000 conexiones FTTH en España, lo que supuso un fuerte incremento desde las 56.000 que existían tan sólo un año antes.

De este modo, la fibra española ha sido uno de los motores de esta tecnología a nivel europeo en los últimos años. Según leemos en el comunicado de la Conferencia europea FTTH, en el segundo semestre de 2011 se experimentó un crecimiento de más de 600.000 nuevos suscriptores de estas conexiones a nivel continental. Entre las cifras destacadas se subraya que, a pesar de la situación de crisis económica actual, la expansión de las líneas de fibra ha sido del 41% con más de 5 millones de nuevos abonados que ya contabilizan un total en estos países muy cercano a los 28 millones de hogares con este tipo de conexiones.

Entre los datos a resaltar se ve cómo España ha vivido un importante crecimiento del 184% en el último año y en breve entrará en el ránking de países que superan los 200.000 hogares con FTTH. Sin embargo, las cifras de nuestro país son muy bajas si comparamos con otros países donde la fibra es una realidad a la orden del día. Lituania tiene una tasa de penetración de este tipo de banda ancha del 28,3% y lidera el ránking europeo, por delante de Noruega con un 14,7% y Suecia con un 13,6%. En este sentido los porcentajes de España dejan a nuestro país en una "segunda división" puesto que aún no alcanzan el 1% de las conexiones existentes en nuetro territorio.

Desde el FTTH Council Europe se pone énfasis en que "es preciso todo esfuerzo adicional para la implantación en Europa de la banda ancha ultrarrápida con las posibilidades de conexión de la fibra óptica, siguiendo con el plan previsto para cumplir la Agenda Digital 2020". El reto es conseguir que para dicho año la velocidad mínima de la banda ancha en Europa sea de 30 Mbps y que al menos la mitad de los ciudadanos tengan posibilidades de contratar conexiones de 100 Mbps.

Durante el presente 2012 seguiremos viviendo un auge de las conexiones de fibra en España. Movistar es el operador más comprometido con las nuevas redes (acapara el 95% de este tipo de conexiones en España) y sigue extendiendo su infraestructura. Por ahora supera el millón y medio de hogares con cobertura y espera acabar el año muy por encima de los 2 millones de puntos que puedan acceder a sus conexiones de 50 y 100 megas.