En Europa miles de personas salieron a la calle contra ACTA. En España, menos de 50

Las diferencias entre Europa y España volvieron a evidenciarse en las manifestaciones de protesta contra el polémico tratado comercial ACTA del pasado sábado. Apenas 50 personas se dieron cita en algunas ciudades de nuestro país, mientras que en otras ciudades europeas fueron multitudinarias.

El Acuerdo Comercial Antifalsificación (ACTA) y su firma ha despertado múltiples críticas por parte de la comunidad internauta a raíz de las medidas que destaca como forma de lucha para proteger la propiedad intelectual. Las críticas hacia los 27 países que negociaron en secreto un acuerdo del que sólo se conocieron detalles a través de filtraciones, puso en pie de guerra a un gran número de usuarios, incluidos los internautas españoles.

Sin embargo, el pasado fin de semana se volvió a demostrar lo difícil que resulta en muchas ocasiones dar el salto del "mundo virtual" que es Internet a las calles para llevar a cabo las protestas. El País se hace eco de la escasa participación en las manifestaciones que fueron convocadas para la mañana del sábado en España por parte del Partido Pirata. Aunque la convocatoria en algunos casos no estuvo vinculada a organizaciones concretas, la afluencia fue escasa como demostró el caso de Barcelona, donde el número se redujo a poco más de una docena de personas.

En el caso de Madrid, donde fueron convocadas en las inmediaciones del Ministerio de Cultura, menos de 50 personas acudieron. "Coincide con las asambleas semanas de los barrios, pero no es excusa. Somos fuertes en la Red y tenemos que demostrarlo también en la calle. No vale solo con hacer clic, hay que crear conciencia más allá de las pantallas", explicaba con resignación Ultano Peña, presidente del Partido Pirata en España, ante el reducido número de manifestantes.

Uno de los aspectos más llamativos de esta nula respuesta por parte de la ciudadanía española es el fuerte contraste que se da respecto a las protestas en otras partes de Europa. Hace una semana nos hicimos eco del fuerte rechazo en las calles de Varsovia que hizo que el Gobierno de Polonia decidiese no firmar el tratado. Este fin de semana se repitió la situación en varias ciudades de nuestro contidente, donde miles de personas acudieron para exigir a sus gobernantes que no firmasen el controvertido tratado. Friburgo, Nuremberg, Berlín, Frankfurt, Sofía, Viena o París vieron respuestas ejemplares de sus ciudadanos.

¿Significa esto que los ciudadanos españoles apoyan ACTA? La respuesta a esta cuestión es negativa, pero lo que ha evidenciado la escasa reacción de los españoles ante este acuerdo es el desconocimiento que reina entre ellos respecto a este tipo de medidas. A pesar de que el acceso a Internet ha crecido de forma espectacular en España en los últimos años, las diferencias con Europa son manifiestas y muchos países sacan a nuestro país una gran ventaja que se ha dejado ver en la nula respuesta ciudadana a un acuerdo que hace primar los intereses comerciales por encima de sus propios derechos.