Piden que el iPhone 5 se fabrique sin explotar a los trabajadores

Piden que el iPhone 5 se fabrique sin explotar a los trabajadores

Redacción

Aunque apenas se conocen datos sobre sus características, el iPhone 5 está llamado a ser uno de los terminales del año. Sin embargo, también es noticia porque se ha pedido que su fabricación se realice de una forma ética, después de conocer varios casos de explotación laboral en factorías que ensamblan productos para Apple.

Varias campañas han surgido en la Red con el fin de que el próximo iPhone sea fabricado en condiciones laborales "éticas". En las últimas semanas se ha vuelto a confirmar que las empresas que trabajan para Apple en Asia fabricando los terminales no respetan unas condiciones laborales dignas. El propio The New York Times fue el último en hablar de esta situación en las fábricas suministradoras de la compañía californiana y las reacciones no se han hecho esperar.

La web Sumofus ha habierto una de estas campañas que ya cuenta con el apoyo de 50.000 internautas. En dicha web ejemplifican la situación de una trabajadora asiática, que trabaja durante 12 horas al día, 6 días a la semana, en la creación de miles de pantallas. Para limpiarlas utiliza una potente neurotoxina cuya inhalación le provocará al cabo de unos años daños neurológicos irreversibles. El responsable de la campaña ha pedido a Apple que obligue a sus proveedores a cambiar este tipo de políticas laborales, aunque le reporte un beneficio menor o incluso "trasladar los costes al consumidor". "Bastaría añadir 65 dólares al precio del iPhone 5 para que los trabajadores chinos tuvieran un salario comparable al de un obrero en Estados Unidos", explica.

La web Change.org también ha emprendido su propia campaña, que tiene por ahora 154.000 firmas. "Quiero continuar usando y amando los productos que ustedes fabrican, porque están cambiando el mundo y previamente han cambiado mi vida. Pero también quiero saber que cuando compro uno de estos productos suyos no es a costa de horribles sufrimientos humanos", apela esta campaña en su petición a los directivos de la compañía de la manzana mordida.

Una de las peticiones más sorprendentes llega del millonario Donald Trump, que ha criticado a Apple porque "casi el 100%" de los productos de la compañía se fabriquen en el extranjero. "Sería una gran cosa que el nuevo líder de Apple empezara a construir fábricas en Estados Unidos", afirma Trump, en la línea del discurso de Obama, que ven en esta posibilidad una opción para crear empleos domésticos. Sin embargo, está por ver que Apple vaya a recoger el guante lanzado, puesto que los salarios que habría de pagar en su territorio serían mucho más altos que el los países asiáticos.

Por ahora, Apple sólo ha hablado a través de Tim Cook, quien considera que "acusaciones de este tipo (en referencia a la información publicada por NYT) son contrarias a nuestros valores". ¿Tomará algún tipo de medida la compañía para que el iPhone 5 se fabrique en condiciones laborales que respeten los derechos de los trabajadores?